¿Sabías que para ciertas empresas será obligatorio implantar un Plan de Igualdad? ¿Qué sociedades lo deben realizar? ¿Cuáles son los pasos para elaborarlo? Descubre los principales rasgos de esta medida para evitar la discriminación en el trabajo.

¿Qué es el Plan de Igualdad en la empresa?

De acuerdo al artículo 46 de Ley Orgánica 3/2007, un Plan de Igualdad es el conjunto de medidas que se adoptan tras una fase de diagnóstico de situación, con el objetivo de alcanzar en la empresa la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres y a eliminar la discriminación por razón de sexo.

En otras palabras, un Plan de Igualdad en la empresa busca conseguir de forma efectiva la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres implantando una serie de actuaciones, sobre las que se realizará un seguimiento a lo largo del tiempo, para poder evaluar su consecución.

Entre dichas actuaciones tenemos aquellas relacionadas con el acceso al empleo, la promoción y formación, retribuciones, la conciliación laboral, personal y familiar y la prevención del acoso sexual. En definitiva, medidas destinadas a erradicar la discriminación laboral por razón de sexo.

Desde el paso 1 de marzo de 2019, está en vigor la normativa que establece las medidas para lograr la igualdad laboral, recogidas en el Real Decreto 6/2019, con el que se aprobaba el Plan de Igualdad para empresas y que convierte en obligatorio su cumplimiento.

Además, el Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades está en proceso de elaboración de un nuevo Plan Estratégico De Igualdad de Oportunidades 2018-2021 que sustituirá al de 2014-2016, que todavía puede consultarse en la página web de la entidad.

Con estas medidas encaminadas a lograr la igualdad real en 2020, han surgido además dos nuevas figuras que pueden estar presentes en las empresas:

Delegado de Igualdad

Hay en marcha una nueva propuesta para incluir una nueva figura en el ámbito laboral que se encargará del buen ambiente laboral, su nombre es el Delegado de Igualdad.

Director de diversidad

Las empresas, cada vez más comprometidas con la sociedad, están incluyendo en sus departamentos de recursos humanos la figura director de diversidad, que se encargará de haya diversidad e inclusión entre los empleados.

Empresas a obligadas a realizar el Plan de Igualdad

Desde el 1 de marzo de 2019 todas las empresas con más de 50 trabajadores estarán obligadas a realizar un Plan de Igualdad.

Contenido de un Plan de Igualdad

Aparte de las materias que determinen las partes que componen la comisión de igualdad en la elaboración del Plan de Igualdad, estos deben contemplar en su contenido las siguientes materias con carácter obligatorio, de acuerdo al artículo 46.2 de la Ley de Orgánica de Igualdad:

  • Proceso de selección y contratación: comprobar que la igualdad de oportunidades se cumple de manera efectiva en la fase de selección y contratación de personal.
  • Condiciones de trabajo: comprobar que la actividad laboral se desarrolla sin diferencias por razón de sexo, incluida la auditoria salarial entre hombres y mujeres.
  • Igualdad retributiva entre mujeres y hombres (política salarial): comprobar que se cumple el principio de mismo trabajo misma retribución.
  • Formación y clasificación profesional: comprobar que la igualdad de oportunidades se cumple en la fase de formación y clasificación profesional.
  • Ejercicio corresponsable de los derechos de la vida personal, familiar y laboral: comprobar si la plantilla tiene posibilidad de conciliar su vida familiar y personal e implementar medidas para la corresponsabilidad en el uso de las mismas. Comprobar también el acceso a reducciones de jornada, excedencia, contratos a tiempo parcial, etc., con perspectiva de género.
  • Infrarrepresentacion femenina: analizar la segregación ocupacional por género y establecer medidas contra la existencia de ocupaciones o puestos en los que el porcentaje de mujeres u hombres esté desproporcionado. Participación equilibrada de mujeres y hombres en puestos de toma de decisiones, de gestión o técnicos.
  • Acoso sexual y acoso por razón de sexo: comprobar la no existencia de actitudes sexistas, de trato discriminatorio o de acoso sexual o por razón de género.

Además de estas materias, también se recomienda tener en cuenta para la confección del contenido del Plan de Igualdad las siguientes materias:

  • Salud laboral con perspectiva de género.
  • Lenguaje y comunicación no sexista.

¡No esperes más!

Encuentra ya un buen asesor cerca de ti.

Fases de un Plan de Igualdad (+ infografía)

El Plan de Igualdad es un documento estratégico a largo plazo y en línea con el plan nacional de igualdad entre hombres y mujeres, que se compone de 6 fases diferentes y que comienza y acaba con el compromiso de la empresa de implementarlo, establecer un seguimiento de las medidas y mantener los resultados positivos obtenidos.

Compromiso de la organización

Será la alta dirección de la empresa la que deba crear un compromiso por escrito que plasme la intención de integrar un Plan de Igualdad en la empresa, comunicarlo a la plantilla. Este documento debe estar aprobado por la propia dirección y los representantes de los trabajadores.

Creación de la comisión de igualdad

En esta fase se creará y definirá un equipo de trabajo que dará lugar a un comisión de igualdad permanente, formada de manera igualitaria por la empresa y los representantes de los trabajadores. También se crear su reglamento, donde se determinarán el procedimiento de negociación y los mecanismos de participación.

Diagnóstico en materia de igualdad

En esta fase se pasará, previa planificación, a realizar un análisis detallado de la situación en materia de igualdad dentro de la empresa, para lo que se emplearán instrumentos de recogida de información (cuestionarios de elaboración propia o externa, como los que utiliza IDESCA). Este análisis debe realizarse desde una perspectiva de género y las conclusiones extraídas del mismo se plasmarán en un informe de diagnóstico de la situación sobre la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres en la empresa.

Programación

En esta fase se elabora el plan de igualdad propiamente dicho. Para ello se definen los objetivos concretos a largo y corto plazo, en función de las conclusiones recogidas en la fase de diagnóstico. Será aquí cuando se dote de contenido al plan, creando acciones concretas a llevar a cabo, siempre teniendo en cuenta la coherencia entre objetivos y acciones. Se creará un calendario, se establecerán indicadores de logro de los objetivos y se nombrarán personas responsables de la implantación y seguimiento de las medidas, así como se asignarán los recursos necesarios para su consecución.

Ejecución o implementación

En esta fase se pondrán en práctica las acciones concretas diseñadas en la fase anterior. Se comunicarán a la plantilla y se realizará un seguimiento y control de las mismas.

Evaluación

Transcurrido el tiempo establecido para cada medida, se deberán analizar los resultados de las acciones del plan de igualdad, su proceso de implementación y el impacto del mismo en la empresa. Para ello, se utilizarán los indicadores de logro diseñados en la fase de programación.

Hay que tener en cuenta que un plan de igualdad se desarrolla de forma progresiva y que puede sufrir cambios constantes, según las necesidades que se vayan detectando en la empresa durante el seguimiento de sus medidas.

Fases Plan Igualdad

Duración que debe tener un Plan de Igualdad

La Ley Orgánica de Igualdad no establece expresamente la duración que debe de tener el Plan de Igualdad, pero sí especifica la necesidad de evaluar su impacto, es decir, analizar si están logrando los objetivos deseados con las medidas implementadas en los períodos concretos de tiempo determinados para cada actuación.

Plazos para elaborarlo

Los plazos para el Plan de Igualdad dependen del volumen de la empresa:

  • Empresas entre 50 y 100 trabajadores: tienen 3 años para adaptarse, en concreto hasta marzo de 2022.
  • Sociedades entre 101 y 150 trabajadores: plazo de 2 años, hasta marzo de 2021
  • Compañías entre 151 y 250 trabajadores: un año de plazo, hasta marzo de 2020.

¿Cuánto tarda en realizarse el Plan de Igualdad?

Ojo, porque no se hace en un día. El proceso completo (desde la comunicación a la plantilla de la intención de realizar el plan hasta su aplicación efectiva) pueden pasar un mínimo de 6 meses.

Teniendo en cuenta que las empresas con más de 150 empleados solo tienen hasta marzo de 2020 para adaptarse al plan, es imprescindible empezar a tomar medidas desde ya.

Si no sabes cómo elaborar tu Plan de Igualdad, lo más recomendable es acudir a una asesoría. En ellas puedes encontrar profesionales que te ayuden con todo lo relacionado con normativa laboral. En nuestro buscador puedes encontrar algunas de las mejores asesorías laborales de España. ¿A qué esperas para contactarlas?

Sanciones por incumplimiento

El incumplimiento del Plan de Igualdad está tipificado como infracción grave y podría acarrear multas de 6.250 euros. Incluso en otros casos se pueden considerar infracciones muy graves y llegar a sanciones de 190.000 euros.

Ventajas de tener un plan de Igualdad

¿Para qué se elabora el Plan de Igualdad? La principal razón es garantizar la igualdad laboral entre hombres y mujeres. Además de este objetivo general, hay otras metas más específicas:

  • Modificar patrones de conducta que supongan la superioridad de uno de los sexos sobre el otro.
  • Garantizar la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres.
  • Evitar las situaciones de acoso sexual.
  • Facilitar la conciliación de la vida laboral y familiar.
  • Cumplir la normativa y evitar sanciones.
  • Mejorar la imagen de la empresa y su reputación de cara al exterior y con los trabajadores.
  • Contar con una base que permita adaptarse más fácilmente a modificaciones posteriores de la normativa en materia de igualdad.
  • Aumentar la competitividad y mejorar la productividad.

¿Cuánto cuesta un Plan de Igualdad?

No se puede decir una cifra exacta de lo que cuesta implantar un Plan de Igualdad. Lo que sí te podemos decir es que debes tener en cuenta los siguientes factores:

  • Costes de formación de personal: son costes derivados del tiempo que tardan los trabajadores de la empresa en adaptarse a los cambios.
  • Costes derivados de las medidas aplicadas: todos aquellos referidos a la implantación de medidas para la igualdad en formación, retribución u horarios. Por ejemplo, costes por la necesidad de instalar sistemas para el fichaje de empleados.
  • Costes por contratación de profesionales: un Plan de Igualdad puede realizarse íntegramente con recursos propios de la empresa. Sin embargo, es habitual contratar expertos para analizar la empresa, diseñar y dinamizar el plan.

El presupuesto del Plan de Igualdad puede variar en función de la gravedad de informe realizado por la IDESCA y de la profundidad de las medidas correctivas a tomar.

EN RESUMEN:

“La implementación de un Plan de Igualdad es obligatoria por ley desde el pasado 1 de marzo de 2019 para empresas con más de 50 trabajadores”

Registro o Depósito del Plan de Igualdad

El Plan de Igualdad deberá inscribirse en el Registro de Planes de Igualdad de las Empresas, creado a tal efecto y que forma parte de los Registros de convenios y acuerdos colectivos de trabajo dependientes de la Dirección General de Trabajo del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social y de las Autoridades Laborales de las Comunidades Autónomas. La inscripción de los planes de igualdad es obligatoria tras la publicación del Real Decreto-ley 6/2019, de 1 de marzo.

Para poder inscribir el Plan de Igualdad en su Registro, debe cumplir los siguientes requisitos:

  • Deben estar vigentes
  • Tienen que haber sido negociados o, en su caso, acordados, entre los representantes legales de los trabajadores y la empresa
  • Se debe haber informado a los trabajadores del contenido y objetivos del plan de igualdad.
  • Deben incluir:
    • A todas las personas de la organización en su ámbito funcional
    • Diagnóstico previo de la situación de igualdad en la empresa
    • Objetivos a alcanzar
    • Acciones a desarrollar
    • Calendario de las actuaciones
    • Sistema de seguimiento y evaluación
    • Utilización de un lenguaje neutro y no sexista
    • La entidad jurídica titular deberá estar legalmente constituida y la persona que actúe en su representación deberá disponer de los poderes suficientes para actuar como tal

¿Con quién hay que negociar el Plan de Igualdad?

De acuerdo al artículo 45 de la Ley Orgánica de Igualdad serán los representantes legales de los trabajadores quienes estén legitimados para negociar con la empresa el Plan de Igualdad dentro de la Comisión de Negociación.

En el caso de que no hubiese representantes legales de los trabajadores, la Guía del Ministerio de Trabajo relativa a los Planes de Igualdad recomienda la elección de una comisión para dicho fin, el de negociar el Plan de Igualdad, siguiendo lo que establece el artículo 41 del Estatuto de los Trabajadores. También es posible que la empresa pida voluntarios para conformar la Comisión de Negociación del Plan de Igualdad, voluntarios que deben ser representativos de los diferentes colectivos existentes en la empresa.

5 empresas que han implantado un plan de igualdad

Para ilustrar cómo debe ser un plan de igualdad os mostramos los planes de igualdad implementados por 5 empresas muy conocidas en España.

Mercadona

Ikea

Grupo VIPS

Inditex

Carrefour

Preguntas frecuentes

Aunque mi empresa no esté obligada a elaborar un Plan de Igualdad, ¿tengo que poner en marcha alguna medida en materia de Igualdad?

En el caso de que el convenio colectivo al que se acoge la empresa así lo determine, sí habrá que poner en marcha un Plan de Igualdad, con independencia del número de trabajadores de la empresa. Además, de cara a evitar posibles sanciones por infracciones graves al no cumplir las obligaciones en materia de igualdad que establece el Estatuto de los Trabajadores o el convenio colectivo que sea de aplicación, es muy recomendable aplicar medidas que aseguren la igualdad efectiva entre hombres y mujeres dentro de la empresa.

Una empresa con varios centros de trabajo y CIFs ¿debería tener un Plan para toda la empresa uno por centro?

El artículo 45.2 de Ley Orgánica de Igualdad hace referencia a “empresas” y por tanto la Inspección de Trabajo considera que debe elaborarse un Plan de Igualdad para cada CIF o empresa, con independencia del número de centros de trabajo de los que se disponga.

¿Cómo sé si mi empresa deber contar con un Plan de Igualdad?

Las empresas con plantillas de más de 50 trabajadores están obligadas por Ley a tener un Plan de Igualdad. Así que si en tu empresa hay 50 trabajadores o más, debes elaborar dicho plan conforme a los requisitos y obligaciones que planeta la Ley.