Cómo crear un negocio de productos de belleza

El negocio de los productos de belleza es un sector bastante amplio que ofrece diferentes oportunidades de negocio, desde la venta online, pasando por tiendas más tradicionales, la venta al por mayor o combinación de venta y servicios de maquillaje, por ejemplo. En definitiva, una amplio abanico de posibilidades entre las que elegir para emprender con este tipo de productos.

En esta guía vamos a ver las claves para saber cómo crear un negocio de productos de belleza.

Pasos previos para crear un negocio de productos de belleza

Antes de crear nuestra empresa, lo primero que deberemos hacer es pensar qué queremos emprender realmente. Como dijimos en la introducción, hay varias opciones para embarcarse en crear un negocio de los productos de belleza, que pueden depender de nuestro presupuesto, nuestros conocimientos o nuestra capacidad para crear cosméticos caseros.

Una buena forma para determinar qué tipo de negocio nos conviene más emprender, es realizar un análisis de mercado para saber qué necesidades reales existen a nuestro alrededor, lo que nos ayudará a decidirnos por un tipo de negocio u otro. Quizás podamos iniciar un negocio de cosméticos naturales, o montar una tienda online de cosmética, entre otras posibilidades.

El análisis de mercado nos servirá también para estudiar qué productos y marcas son más demandados, así como el nivel adquisitivo de nuestros clientes potenciales. Esto nos ayudará en el futuro a determinar cuánto dinero se necesita para abrir una tienda de cosméticos y qué proveedores buscar, o hasta apostar por crear nuestros propios productos y venderlos como naturales.

Deberemos estudiar a la competencia, que en este sector es numerosa, desde autónomos, pasando por pequeñas tiendas, hasta grandes superficies. Conocer sus puntos fuertes y sus debilidades, además de ver cómo operan y con qué rango de precios, nos ayudará más adelante a definir nuestras propias estrategias comerciales.

Por supuesto, contar con conocimientos sobre estos productos y su uso será determinante para llevar a buen puerto cualquier tipo de negocio de productos de belleza, ya que deberemos ser capaces de asesorar a nuestros clientes cuando nos pidan consejo o ayuda, o responder sus dudas sobre la composición de determinados cosméticos y cómo pueden afectar a su piel.

Tampoco debemos perder de vista la legislación española y europea vigente, que va a marcar los límites de lo que podemos vender y cómo venderlo, sobre todo si estamos pensando en abrir un negocio de cosmética natural o elaborar nuestros propios productos de belleza.

Franquicias de productos de belleza

El franquiciado es otra opción que podemos considerar a la hora de abrir un negocio de productos de belleza. De esta forma podremos adquirir los productos de una marca determinada (o varias) ya establecida, lo que nos ahorrará costes en promoción y publicidad, además de contar con algunas ventajas como asesoramiento, suministro de productos y la existencia de una imagen de marca que ya está construida.

Económicamente puede ser más asequible y rentable a corto plazo, sobre todo para franquicias cuya inversión inicial no sea muy alta. Os dejamos aquí algunas franquicias como ejemplos:

  • La Botica de los Perfumes: venta de perfumes de creación propia, cosmética natural y aromas. Precio de la franquicia: 14.900 euros.
  • Yves Rocher: venta de productos de cosmética natural y centro de estética. Precio de la franquicia: 60.000 euros.
  • Flormar: venta de productos cosméticos, de belleza y perfumería. Precio de la franquicia: 60.000 euros.
  • Beautik: venta de productos cosméticos. Precio de la franquicia: 49.000 euros.
  • Be Beauty: estética y belleza. Precio de la franquicia: 18.000 euros.

Elaborar un plan de negocio

Con las conclusiones que se saquemos del estudio de mercado ya podremos pasar a elaborar nuestro plan de negocio, donde plantearemos el presupuesto para abrir una tienda de cosméticos, por ejemplo, o definiremos el tipo de clientes al que tenemos pensado vender nuestros productos. O cómo vamos a financiarnos para poder adquirir una franquicia.

En el plan de negocios deberíamos marcar los objetivos que queremos alcanzar, cómo alcanzarnos, así como marcar los límites que no queremos sobrepasar. También debería servirnos, en base al estudio de mercado, para ir decidiendo qué tipo de productos de belleza vamos a adquirir para vender, ¿vamos a apostar por las marcas más conocidas?, ¿o preferimos productos más asequibles orientados a un cliente de un nivel adquisitivo medio?, ¿o quizás apostamos por la cosmética natural?

Una forma alternativa para elaborar este plan de negocio puede ser usar un modelo canvas, en el que en una sola hoja podamos plasmar todas las necesidades e ideas de un negocio de maquillaje u otros productos de belleza.

Tanto para elaborar el modelo canvas o como paso posterior, es recomendable que realizamos un análisis DAFO con el que determinemos debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades de nuestro negocio de productos de belleza.

Ejemplo de análisis DAFO para un negocio de productos de belleza

Veamos como quedaría un análisis DAFO de una tienda online de productos de belleza de reciente creación. Se trataría de productos de marcas de calidad, pero no de las más caras y tampoco muy conocidas, sin embargo cuenta con un precio competitivo.

cómo crear un negocio de productos de belleza

Si queremos sacar mayor partido al análisis DAFO, deberíamos elaborar un análisis CAME para completarlo. Este análisis permite elaborar estrategias para aprovechar o corregir los puntos positivos y los puntos negativos extraídos del análisis DAFO, de manera que corrijamos debilidades, afrontemos amenazas, mantegamos fortalezas y explotemos oportunidades.

Todos estos estudios y análisis previos nos conducirán a completar el plan de negocio con un plan de viabilidad, con el que podremos determinar la rentabilidad a corto, medio y largo plazo de nuestro negocio de cosméticos, ya que incluye un detallado análisis de costes, que, entre otros aspectos, nos dirá cuánto dinero necesitamos para abrir una tienda de cosméticos en función del tipo de negocio por el que estemos apostando.

Elegir forma jurídica

Una vez hayamos pasado toda esa fase de estudio y planificación, y tengamos claro qué negocio de productos de belleza vamos a montar, es el momento de pensar qué forma jurídica vamos a adoptar. Si vamos a vender desde casa a través de una tienda online, nos bastará con darnos de alta como autónomo. Si queremos abrir una tienda física o adquirir una franquicia, nos interesará más constituir una sociedad limitada.

En cualquier caso, la forma jurídica que escojamos determinará los trámites que tendremos que afrontar en el futuro.

Diseño de branding para nuestro negocio de productos de belleza

Si hemos optado por la franquicia, este es un punto que podemos pasar por alto, porque la imagen de marca ya vendrá con el negocio que hemos adquirido. Pero si vamos a empezar desde cero, tanto si trata de una tienda online como si es una tienda física, tendremos que construir nuestra imagen de marca. Para ello deberemos ir pensando un nombre, un logotipo, unos colores y también unos valores que se asocien con nosotros.

Nombre

Escoger un nombre es una tarea que puede complicarse, y es que nombrar cosas importantes nunca resulta fácil y menos cuando ya existen muchos negocios con nombre sugerentes e interesantes. Así que ahí van unos consejos:

  • Busca la originalidad, alejate de nombres ya existentes o parecidos a ellos.
  • Juega con las palabras, con los conceptos que reflejan tu negocio.
  • Piensa en cómo lo podrías combinar con tu logotipo.
  • Si vas a tener tienda online, busca algo que puedas usar como dominio.
  • Siempre puedes consultar con familiares, amigos o socios.

Si aún así se os resiste el tema del nombre, siempre podéis recurrir a agencias de naming como Vibranding o Baud.

Logotipo

De la mano del nombre, debería venir la creación del logotipo, que deberá transmitir e informar lo que somos y quiénes somos, es nuestra imagen y como tal tiene que ser fácilmente asociable con nosotros y los productos que vendemos. Para obtener un buen producto, lo mejor es recurrir a los servicios de un profesional y que, bajo nuestra guía e indicaciones, nos cree varios logos entre los que poder elegir el que más se adecue a lo que tenemos en mente.

Aunque si sois de aquellos que preferís hacerlo vosotros mismos, en Internet podéis encontrar plataformas online para ello, como Hachful, GraphicSprings o LogoMaake.

Identidad corporativa

El nombre y el logotipo serán los primeros pilares de nuestra identidad corporativa, que continuará creciendo, o debería hacerlo, a través de otros elementos menos tangibles, como la calidad de nuestros productos, nuestros precios, nuestro trato con el cliente, nuestra profesionalidad… Y para que nuestros clientes y futuros clientes sigan asociando el nombre y el logo con nuestra tienda, nos preocuparemos de que estos aparezcan en facturas, presupuestos, embalajes, envases, tíckets, página web, e-mails, posibles uniformes de empleados, etc.

CONSEJO DE ASESORIAS.COM

“Un negocio de productos de belleza se presta a varias posibilidades, desde abrir nuestra propia tienda, adquirir una franquicia o crear y vender nuestros propios productos cosméticos online”

Requisitos para abrir un negocio de productos de belleza

El principal requisito que un negocio de productos de belleza o los requisitos necesarios para abrir una tienda de maquillaje, va a ser que los productos en sí estén acordes a la normativa vigente para su elaboración, su composición, su importación y su venta, además de contar con los permisos y licencias necesarios para, por ejemplo, poder iniciar un negocio de cosmética natural.

En cuanto a legislación, deberías consultar estos documentos:

  • Real Decreto 1599/1997, de 17 de octubre, que regula todo lo concerniente a la elaboración, importación y venta de productos cosméticos.
  • Real Decreto 85/2018, de 27 de febrero.
  • Reglamento (CE) Nº 1223/2009, que armoniza la obligación del cumplimiento de las “Buenas prácticas de Fabricación de Cosméticos” para todos los Estados miembros de la UE.

Trámites legales

Tal y como dijimos en el apartado de la forma jurídica, esta va determinar los trámites legales que estaremos obligados a contemplar y cumplimentar tanto para constituir la empresa o darnos de alta como autónomo, como para llevar al día la fiscalidad y contabilidad de nuestro negocio de productos de belleza.

En esta guía vamos a tomar como ejemplo una sociedad limitada, que de forma general, deberá realizar los siguientes trámites para constituirse:

  • Elegir la denominación social y comprobar que no existe, para darnos de alta provisional en el Registro Mercantil
  • Abrir una cuenta bancaria para la empresa y donde depositaremos el capital social
  • Redactar los estatutos de la sociedad
  • Firma ante notario de la constitución de la empresario
  • Obtener el NIF provisional en el Registro Mercantil
  • Tramitar el alta en el IAE en Hacienda y el alta censal
  • Alta definitiva en el Registro Mercantil y obtención del NIF permanente
  • Inscripción de la empresa en la Seguridad Social
  • Alta de trabajadores (si los hay)
  • Licencia de apertura en ayuntamiento
  • Comunicación de apertura del centro de trabajo
  • Obtención y legalización de libros

Si vamos a abrir una tienda física o una franquicia, debemos tener en cuenta la solicitud de licencias de actividad y obra (si se da el caso) a la administración local.

Equipamiento e instalaciones necesarios para un negocio de productos de belleza

Las instalaciones y el equipamiento que podemos necesitar para nuestro negocio de productos de belleza va a depender del tipo que estemos desarrollando.

Así, para una tienda online vamos necesitar:

  • Un ordenador
  • Conexión a Internet
  • Material para embalar y realizar envíos de pedidos
  • Un lugar adecuado para almacenar los productos

Si por el contrario hemos abierto una tienda física o una franquicia, deberemos al menos tener en cuenta:

  • Mostrador
  • Expositores
  • Estanterías
  • Espejos
  • Zona habilitada para pruebas y demostraciones
  • Equipo informático
  • Caja registradora
  • Zona habilitada para oficina
  • Zona habilitada para almacén
  • Stock suficiente
  • Material de oficina
  • Envases, cajas, cestas

¡No esperes más!

Encuentra ya un buen asesor cerca de ti.

Cómo administrar y gestionar el negocio de productos de belleza

Con el negocio de productos de belleza ya en marcha y nuestros primeros clientes entrando por la puerta física o virtual del mismo, tendremos que ocuparnos de atender a las obligaciones legales que toda empresa o autónomo debe cumplir.

Obligaciones fiscales y contables

Tanto autónomos como empresas tienen que cumplir con una serie de obligaciones fiscales y contables ineludibles; ya sea la autoliquidación trimestral del IVA, la retenciones del IRPF o la presentación del Impuesto de Sociedades, o la presentación de las cuentas anuales, son trámites que no podremos dejar de contemplar. Aunque dada la complejidad de este tema, que da para toda una entrada propia, os invitamos a leer nuestra guía sobre tipos de empresas según su forma jurídica, en la que tenéis toda la información al respecto.

Formación necesaria para ejercer

Es muy recomendable contar con una formación mínima ya no solo para atender las necesidades de nuestros clientes, sino también para saber llevar adelante el negocio. Lo primero lo podemos encontrar en forma de cursos y grados formativos relacionados con la cosmética, los productos de belleza y cuidado del cuerpo y la piel, así como el maquillaje y la estética. Lo segundo también se puede adquirir mediante cursos de administración, grados formativos o incluso carreras universitarias.

En cualquier caso, si vamos a tener trabajadores, también será necesario que estos estén cualificados para el desempeño de las tareas que les vamos a encomendar.

Seguridad y Prevención de Riesgos Laborales

Si nos hemos constituido como empresa para abrir una tienda física o una franquicia, tendremos que cumplir con la Ley de Seguridad y Prevención de Riesgos Laborales y ello significa crear e implementar el consiguiente Plan de Prevención de Riesgos Laborales.

Este Plan podremos elaborarlo nosotros mismos si nuestra empresa no supera los 6 trabajadores, o encargárselo a un servicio de prevención ajeno si superamos ese número de trabajadores. En cualquier caso, dicho plan deberá contemplar estos riegos:

  • Caídas al mismo nivel
  • Caídas a distinto nivel
  • Golpes y choques contra objetos
  • Sobreesfuerzos
  • Estrés
  • Riesgo de atraco
  • Exposición a químicos

Protección de Datos

Un negocio de productos de belleza seguramente va a tener acceso a muchos datos privados de clientes y proveedores, así como cualquier otra empresa, deberá atenerse al cumplimiento de la RGPD y aplicar la protección de datos, teniendo en cuenta una serie de obligaciones:

  • Nombrar a un responsable para el tratamiento de datos
  • Llevar un registro de las actividades de tratamiento según la procedencia de los datos
  • Informar de la recogida de datos y los fines a los que se destina
  • Advertir si los datos se cederán a terceros
  • Obtener consentimiento expreso
  • Firmar acuerdos de confidencialidad con clientes y proveedores
  • Si tenéis página web, incluir apartados diferenciados y visibles para la política de privacidad, cookies y aviso legal
  • Comunicar a los interesados los canales a través de los que pueden ejercer sus derechos sobre sus datos

Cómo impulsar y promocionar tu un negocio de productos de belleza

Llegamos al punto en que vuestro negocio de productos de belleza ya está en marcha y vendiendo, pero queréis llegar un poco más lejos, atraer a más clientes. Es el momento de plantearse el uso de algunas formas de promoción tanto en la Red como offline.

Transformación digital

Evidentemente, si ya estáis vendiendo vuestros productos de belleza por Internet, ya contaréis con presencia digital. Pero si lo que tenéis es una tienda física propia, quizás os resulte interesante crearos una página web en la que promocionaros o incluso contar con una sección de venta. También podéis crear un blog donde deis consejos de maquillaje, por ejemplo, o apostar por la presencia en redes sociales.

Página web

Una página web es una buena forma de darse a conocer y no muy cara. Podéis contratar a un diseñador web para que os haga una página sencilla pero profesional, en la que podéis no solo contar quiénes sois, sino también dar consejos, contar historias y noticias del sector, o hasta tener una tienda de venta de vuestros productos estrella.

Así, vuestra página web debería al menos contener:

  • Quién somos
  • Dónde estamos
  • Catálogo de productos
  • Materias primas que utilizamos (si hacéis vuestros propios cosméticos)
  • Tienda
  • Contacto
  • Precios
  • Ofertas y descuentos
  • Opiniones de los clientes
  • Sección de consejos

Redes Sociales

Las redes sociales deberían completar vuestra presencia en la Red si ya contáis con una página web o tenéis una tienda online. A través de ellas podéis subir fotos de vuestros productos, mostrando el acabado final tras su aplicación, podéis subir vídeo-tutoriales de maquillaje, dar recomendaciones, solucionar dudas de usuarios y clientes y, en definitiva, tener un trato más directo con vuestros clientes potenciales, además de poder recibir feedback para mejorar vuestro negocio.

SEO/SEM

Por supuesto, para que nada de todo lo que hacemos en la Red se pierda entre la competencia y otros contenidos similares, lo mejor que podemos hacer es contratar una agencia especializada en la aplicación de técnicas y herramientas de SEO y SEM, que serán las que nos hagan aparecer en lo alto de los buscadores de Internet cuando la gente busque términos relacionados con nuestro negocio de productos de belleza.

Algunas de estas agencias que podéis mirar son Innova Publicidad, Optimizaclick o Greatcontent.com.

Promoción offline

La publicidad tradicional también puede resultarnos útil al empezar la andadura de nuestro negocio de productos de belleza, ya que necesitamos que se nos vaya conociendo. Para ello podemos contratar espacios publicitarios en revistas relacionadas con el sector. También podemos realizar descuentos y promociones en tiendas mediante el reparto de folletos y cupones de descuento a través del buzoneo. O realizar demostraciones de maquillaje en directo o dar pequeños cursos sobre ello en nuestra tienda si disponemos del espacio para realizarlos. Esta es una forma de dotar de un valor añadido a nuestro negocio.

Ideas brillantes para que te inspires

Ya conocéis los principales pasos que debéis dar para crear un negocio de productos de belleza, pero para que podáis seguir creciendo, aquí os dejamos algunos consejos:

  • Contrata personal cualificado para que tus clientes siempre estén bien atendidos.
  • Si vas a vender productos de elaboración propia, dótalos de un valor extra, como “naturales”, por ejemplo.
  • Si elaboras tus propios productos, y siempre de acuerdo con la normativa vigente, asóciate con tiendas, peluquerías o centros de belleza para poder promocionar y vender allí tus productos.
  • Habilita una zona de tu tienda para maquillar a tus clientes cuando lo necesiten o, incluso, enseñarles a través de clases pagadas.
  • De vez en cuando realiza descuentos y promociones.
  • Aprovecha los días señalados para preparar paquetes de productos como regalos (Navidades, San Valentín, cumpleaños…).
  • Acude a eventos y ferias del sector para darte a conocer, ampliar tu red de contactos y proveedores y descubrir nuevos productos.

Aplicaciones útiles para tu un negocio de productos de belleza

A continuación os dejamos una serie de aplicaciones que os pueden resultar interesantes y de utilidad para el desarrollo de vuestro negocio de productos de belleza:

  • Adiante Apps: Se trata de un servicio que nos permitirá crear una app para nuestro negocio. Está enfocado para peluquerías y salones de belleza, pero podemos adaptarlo a nuestras necesidades.
  • Apps Marketstore: Como la anterior, es un servicio para crear una app para nuestro negocio, también pensada para salones de belleza o spa, la podremos adaptar a nuestro negocio de productos de belleza.
  • G-Suite: es la aplicación de Google con la que podrán integrar y sincronizar en tu smartphone todas las aplicaciones necesarias para el día a día de tu negocio.
  • IFTTT: esta aplicación sincroniza otras aplicaciones para poder automatizar respuestas en redes sociales, enviar copias a nuestros contactos, publicar contenido simultaneo, etc.
  • Invoice2go: esta aplicación nos ayudará a llevar la facturación de nuestro negocio, controlando pagos e impagos.

Esperamos que esta guía sobre cómo crear un negocio de productos de belleza os haya resultado útil. Recordar que la ayuda de un gestor o un buen asesor podrá llevaros aún más lejos en esta aventura de emprendimiento.