Análisis CAME

Puede que si estáis en el proceso de emprender un negocio, hayáis escuchado el término “análisis CAME”. Si esto os suena a chino, no os preocupéis, porque en esta guía vamos a explicaros en qué consiste el análisis CAME, cómo elaborarlo y qué utilidad tiene para vuestra futura empresa.

¿Qué es un análisis CAME?

Empecemos por definir qué es exactamente un análisis CAME y el significado de las siglas que lo componen.

Aunque el significado de las siglas proviene de las palabras que lo componen en inglés, la traducción de las mismas al castellano nos sirve igualmente, de manera que CAME equivale a Corregir, Afrontar, Mantener y Explotar. Así, sueltas, no dicen mucho, ¿verdad? Eso es porque el análisis CAME es una continuación del análisis DAFO; aquella herramienta estratégica surgida del estudio de mercado que nos permitía, mediante una matriz, determinar las Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades de nuestro proyecto.

Así que se puede decir que los análisis DAFO y CAME van de la mano y el segundo debiera ser el siguiente paso a dar tras el primero. Es importante no perder de vista los conceptos que se estudian en el análisis DAFO, porque los que entran en juego con el análisis CAME están íntimamente relacionados con ellos, asentándolos y configurando líneas de acción, de manera que:

  • Corregiremos las debilidades propias de nuestro negocio, como factores internos.
  • Afrontaremos las amenazas externas que presenta el mercado para nuestro negocio
  • Mantendremos las fortalezas propias de nuestro negocio.
  • Explotaremos las oportunidades que nos ofrezca el mercado.

En definitiva, el análisis CAME nos servirá para llevar a cabo una organización y planificación estratégica adecuada para asegurar la continuidad y crecimiento de nuestro negocio.

¿Cómo elaborar una estrategia de negocio con el análisis CAME?

El análisis CAME nos ayudará a elaborar una estrategia de negocio con la que podamos hacer frente a las amenazas y debilidades y aprovechar las fortalezas y oportunidades salidas del análisis DAFO. Es importante tener en mente que no podremos afrontar todas las circunstancias en una sola acción (ya sabéis el dicho, “quien mucho abarca, poco aprieta”), por lo que deberemos escoger una de las estrategias que nos ofrece el análisis CAME y usar la acción adecuada a la misma. Todo esto lo veremos más desarrollado en los puntos siguientes.

▷ Pasos para realizar un análisis CAME

Vamos a explicaros cómo realizar un análisis CAME paso a paso para que, a partir, de él podáis escoger una de las cuatro estrategias que se derivan del mismo y apliquéis las acciones más adecuadas.

Primer paso:

Lo primero de que debemos hacer es determinar los objetivos que queremos alcanzar con nuestro proyecto o nuestro negocio. Esto nos ayudará priorizar las acciones que deberemos tomar en los siguientes pasos.

Segundo paso:

Elaborar un análisis DAFO que nos permita ver los aspectos a considerar más adelante.

Tercer paso:

De las debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades que hayamos establecido en la matriz DAFO, escogeremos las que más importantes resulten por su impacto y probabilidad. Es importante priorizar y seleccionar, ya que, como dijimos antes, no vamos a poder afrontar todo en una sola acción. Para ello, podríamos realizar las siguientes preguntas:

  • ¿Permiten nuestras fortalezas aprovechar las oportunidades que ofrece el entorno?
  • ¿Impiden nuestras debilidades afrontar las amenazas presentes o futuras del mercado?
  • ¿Pueden nuestras fortalezas hacer frente a esas amenazas?
  • ¿Nos impiden nuestras debilidades aprovechar las oportunidades que nos ofrece el mercado?

Cuarto paso:

Con los aspectos ya seleccionados, realizaremos el análisis CAME. Para ello utilizaremos una matriz CAME, que es una distribución en dos columnas donde asociaremos cada una de las debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades seleccionadas con acciones CAME, es decir, acciones para corregirlas, afrontarlas, mantenerlas o explotarlas. Quedaría algo así:

ANÁLISIS DAFO ANÁLISIS CAME
Debilidad Corregir
Amenaza Afrontar
Fortaleza Mantener
Oportunidad Explotar

Quinto paso:

Finalmente, implementaríamos las acciones más adecuadas de acuerdo a una estrategia y realizaríamos un seguimiento de ellas para comprobar si están ayudando a cumplir los objetivos que nos marcamos inicialmente.

El análisis CAME podéis hacerlo en una plantilla de Excel, a mano o usar cualquier editor de textos que os permita elaborar un documento claro y muy visual, que de un primer vistazo os permita ver el estado de vuestro negocio y os ayude a plantear acciones. De hecho, el análisis CAME se puede usar, por ejemplo, para analizar a una persona igual que podríamos realizar un análisis CAME de un restaurante que estemos pensando abrir. Es una herramienta muy útil para cualquier tipo de negocio.

¡No esperes más!

Encuentra ya un buen asesor cerca de ti.

Las 4 estrategias del análisis CAME

Ya hemos mencionado varias veces la palabra “estrategia” y es que el análisis CAME comprende cuatro estrategias diferentes, entre las que podremos escoger dependiendo de los objetivos definidos al principio del análisis DAFO y de las conclusiones que sacamos de la matriz CAME. A continuación veremos cada una de estas estrategias por separado.

Estrategia Ofensivas

Las estrategias ofensivas son aquellas orientadas a explotar las fortalezas propias de nuestro negocio y aprovechar las oportunidades que ofrezca el mercado.

FORTALEZAS + OPORTUNIDADES

Estrategia de Supervivencia

Las estrategias de supervivencia están enfocadas en afrontar las amenazas que encontramos en el mercado (como la competencia de otras empresas), al mismo tiempo que nos ayudan a evitar que las debilidades propias de nuestro negocio crezcan o nos sigan afectando negativamente.

AMENAZAS + DEBILIDADES

Estrategia Defensivas

Los negocios consolidados son los “especialistas” en este tipo de estrategias defensivas, ya que consisten en mantener las fortalezas o ventajas competitivas del negocio, al tiempo que se usan para afrontar cuantas amenazas vayan surgiendo en el mercado.

FORTALEZAS + AMENAZAS

Estrategia de Reorientación

A veces, la mejor estrategia para un negocio con problemas es cambiar de estrategia o incluso cambiar su modelo de negocio para lograr la continuidad. Es aquí donde entra en juego la estrategia de reorientación, mediante la que se aprovechan las nuevas oportunidades que ofrece el mercado y se corrigen las debilidades que llevaron al negocio a la situación actual.

OPORTUNIDADES + DEBILIDADES

Qué estrategia CAME debemos seguir y por qué

Una vez que hemos establecido las estrategias, debemos decidir cuál implementar, porque puede no ser viable aplicar todas a la vez. Entonces, ¿qué estrategia escogemos seguir? A esta pregunta solo podréis responder vosotros tras el análisis de vuestro negocio. De manera que será cada organización la que defina los criterios de elección de estrategias. Aun así, existen unos criterios comunes que todas contemplan:

  • Limitación de presupuesto
  • Limitación de tiempo
  • Falta de personal
  • Conocimiento insuficiente

A estos elementos sumamos el impacto de la estrategia en el tiempo, que a veces puede decantar la balanza en favor de una u otra estrategia. Por ejemplo, implementar una estrategia 1 puede ser más costoso y llevará más tiempo que optar por otra estrategia 2, pero puede que el impacto positivo en el tiempo de 1 sea más importante que el de 2, por lo que podría ser más interesante decantarse por 1. De manera que este factor siempre debe ser tenido en cuenta en relación a las limitaciones que hemos citado.

En cualquier caso, en la mayoría de las ocasiones, las acciones que tomemos determinarán las estrategias a seguir, como podemos ver a continuación:

Estrategia de Reorientación Corregir Debilidades Estrategia de Supervivencia
Estrategia Defensiva Afrontar Amenazas
Mantener Fortalezas Estrategia Ofensiva
Estrategia de Reorientación Explotar Oportunidades

▷ Análisis CAME en Excel

Os dejamos una plantilla modelo de análisis CAME en Excel para que podáis descargarla y aplicarla a vuestras necesidades.

Análisis CAME cruzado DAFO

Tipos de acciones: Corregir, Afrontar, Mantener y Explotar

Ya las hemos mencionado varias veces y, además, son las palabras de las que se derivan las siglas “CAME”, así que ahora vamos a ver un poco más en profundidad qué significan estas acciones CAME en relación, una vez más, con sus contrapartidas en el análisis DAFO.

  • Corregir las debilidades que hayamos detectado en el DAFO, a través de ellas diseñaremos estrategias de reorientación.
  • Afrontar las posibles amenazas que detectadas en el DADO, con lo que podremos desarrollar las estrategias de supervivencia.
  • Mantener la fortalezas, de manera que crearemos las estrategias defensivas para asentar aquello que estamos haciendo bien y mantenerlo en el tiempo.
  • Explotar las oportunidades que hemos visto gracias al DAFO, esto se desarrollará en estrategias ofensivas con las que diseñar un plan de acción para el negocio.

EN RESUMEN:

“El análisis CAME es el siguiente paso a dar después de la elaboración del análisis DAFO, ya que con él Corregiremos Debilidades, Afrontaremos Amenazas, Mantendremos Fortalezas y Explotaremos Oportunidades”

¿Cómo elegir las mejores acciones para nuestra estrategia?

La elección de las acciones determinará, como ya comentamos, en gran medida la estrategia que vamos a seguir y decantarse por unas u otras dependerá de los objetivos que nos hayamos propuesto alcanzar al comienzo del análisis DAFO y de la situación que hayamos concluido de este. Por ello tendremos en cuenta lo siguiente:

  • Si necesitamos cambiar el modelo de negocio o corregir aquello que nos está afectando negativamente, es decir utilizar una estrategia de reorientación, implantaremos medidas de corrección.
  • Si lo que necesitamos es valorar las amenazas y encontrar la forma de superarlas a través de una estrategia de supervivencia, entonces nuestras acciones irán encaminadas a afrontar esas posibles amenazas del mercado.
  • Si por el contrario queremos seguir haciendo lo que está funcionando y manteniendo el crecimiento de nuestro negocio, entonces hablamos de mantener nuestras fortalezas a través de estrategias defensivas.
  • Ante las oportunidades que nos plantee el mercado, tendremos que aplicar acciones encaminadas a explotarlas de cara a mejorar nuestro negocio a través de una estrategia ofensiva.

Ejemplo de Análisis CAME

Vamos a ver algunos ejemplos de diferentes acciones y estrategias que se pueden llevar a cabo a partir del análisis CAME sobre las debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades surgidas en el análisis DAFO.

Ejemplo 1:

  • Debilidad: Nuestro negocio se dedica a la venta de ciertos productos, pero no tenemos página web de venta online en un mercado en el que los consumidores cada vez más usan este método para hacer sus compras.
  • Acción: Corregiremos bien utilizando las plataformas disponibles de venta online que podemos contratar para nuestro negocio para más adelante, tener la posibilidad de implementar nuestra propia plataforma de venta.

Ejemplo 2:

  • Amenaza: La apertura de una gran superficie comercial en una zona de pequeños comercios.
  • Acción: Afrontaremos esta situación identificando las debilidades de esta superficie y cuál de ellas puede corresponderse con una de nuestras fortalezas, para enfocar nuestra estrategia de negocio sobre ella.

Ejemplo 3:

  • Fortaleza: Un negocio con clientes muy fieles.
  • Acción: Mantener la fidelidad de esos clientes realizando estudios de por qué siguen volviendo, como encuestas, por ejemplo, para saber qué estamos haciendo bien y mantenerlo.

Ejemplo 4:

Volviendo sobre el negocio del primer ejemplo.

  • Oportunidad: Las nuevas tecnologías y la extensión del acceso a Internet han desarrollado el uso de la compra online, por lo que cada vez más gente compra de manera virtual.
  • Acción: Como ya abrimos una web de venta online, ahora podemos aprovechar nuestro conocimiento y los beneficios que nos haya reportado para crear nuestra propia plataforma de venta online y no dependen de terceros.

Esperamos que esta guía sobre el análisis CAME y los modelos que os hemos facilitado os sean de utilidad de cara a utilizarlos en el estudio de vuestros negocios.