Cómo abrir o montar una guardería

¿Te gustan los niños? ¿Tienes una titulación en educación infantil o similar? Entonces esta guía te va a interesar. Te enseñamos cómo abrir una guardería, con todos los requisitos y pasos necesarios. Descubre también todos los secretos para gestionar un centro infantil con éxito y algunas ideas que te pueden venir bien en un futuro.

Pasos previos para abrir una guardería

Las guarderías son centros destinados al cuidado y formación inicial de niños entre 0 y 6 años. Existen diferentes tipos de escuelas infantiles, las cuales se diferencias según la edad de los alumnos. Normalmente albergan niños entre 0 y 3 años o entre 3 y 6 años.

Una guardería debe estar preparada con todo lo necesario para cuidar y educar a los niños en edades tempranas. Por tanto, hay que diferenciarlas de otros centros que solo tienen un carácter lúdico, caso de ludotecas o centros de ocio.

Si tienes en mente abrir una guardería, debes valorar y sopesar diversos factores. Por ello, te recomendamos seguir unos pasos previos.

Estudio de mercado y Plan de Viabilidad

El primer paso es elaborar un estudio de mercado en el que se analicen todas las variables que pueden influir en la puesta en marcha y funcionamiento de la guardería.

  • Contexto socioeconómico y legal: ¿es un buen momento para emprender? ¿Cuál es la normativa que hay que cumplir en tu Comunidad Autónoma?
  • Clientes: ¿hay una alta población infantil en la zona? ¿Cuál es el nivel adquisitivo de los padres?
  • Competencia: ¿hay otras guarderías cerca? ¿Qué servicios ofrecen? ¿Cuáles son sus tarifas?

Este estudio de mercado debe cristalizar en un análisis DAFO de las fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas del negocio.

Con la idea de negocio en mente, debes elaborar un Plan de Viabilidad, o o que es lo mismo, responderte a ti mismo a la siguiente pregunta: ¿cuánto cuesta abrir una guardería?

Inversión necesaria

Resulta imposible calcular la inversión necesaria para abrir una guardería. Hay demasiados factores que influyen en el coste de poner en marcha el negocio, por ejemplo, el número de empleados o si el local es en propiedad o se va a alquilar o comprar un inmueble.

En cualquier caso, vamos a intentar elaborar un presupuesto para una guardería con los requisitos mínimos para funcionar:

Teniendo en cuenta las exigencias de la normativa, se debe contar con un local de unos 330-350 metros cuadrados (contando aulas,espacios comunes y patio). El coste del local depende de si es comprado o alquilado, o del precio del metro cuadrado en cada provincia.

El gasto en acondicionamiento del local depende de si vas a hacer obras para crear una guardería desde cero, o de si el local ya estaba adaptado. En todo caso, ten en cuenta que el alquiler/compra del local y las obras de acondicionamiento suponen uno de los principales gastos para montar una guardería.

Hay otras inversiones que se pueden calcular de forma más aproximada, por ejemplo el gasto en mobiliario y equipamiento podría rondar los 10.000-15.000 euros.

También hay que tener en cuenta el gasto en personal. Puede variar en función de cada Comunidad Autónoma y del convenio colectivo vigente. Un centro infantil debe contar, como mínimo, con tres educadores, un trabajador en cocina y otro en limpieza. En este caso el gasto en personal podría rondar los 80.000-100.000 euros al año.

A ello debes añadir gastos notariales para constituir una Sociedad, pagos de impuestos y tarifas municipales, gasto en material fungible, seguros, etc. Añade en este punto otros 10.000 o 15.000 euros en “otros gastos“.

Como ves, la inversión para montar una guardería desde cero es elevada. Otra cosa es que compres o alquiles la gestión de una escuela de niños que ya esté funcionando, en cuyo caso ahorrarías bastante dinero.

Forma jurídica

La forma jurídica más indicada para una guardería es la Sociedad Limitada. Las principales razones son que no se necesita demasiado capital inicial (solo 3.000 euros), que pueden formar parte de ella distintos socios, y que éstos solo tienen una responsabilidad limitada frente a las deudas. Es decir, las deudas recaen sobre el capital social aportado a la empresa, nunca sobre el patrimonio personal de los socios.

Para más información, te recomendamos leer la siguiente guías:

Branding

Antes de montar tu guardería debes tener una imagen clara de lo que buscas en ella, esto es, saber qué valores quieres transmitir y cómo transmitirlos. Para ello, los primeros pasos son la elección del nombre y la creación de un logo.

Nombre

El nombre de la guardería debe ser fácil de recordar e inspirar confianza o ternura entre los padres. Lo ideal es utilizar nombres cortos, llamativos y que apelen de alguna forma a la infancia. Algunos consejos que te podemos dar son:

  • Usa palabras que evoquen felicidad, ternura o referencias a la niñez: ángeles, feliz, pequeños, estrella, fantasía, arco iris, potitos, etc.
  • Emplea diminutivos, son perfectos para darle un toque más “cuqui” al nombre: chiqui, peques, nubecitas, soletes, etc.
  • Un truco que funciona muy bien para las guarderías es elegir uno de estos diminutivos y escribir la palabra mal aposta: Chikitines, Soletezz.
  • Utiliza palabras como las que te hemos recomendado, pero en inglés: angels, happy, little, stars, dreams. Hay infinidad de combinaciones de palabras en inglés que son ideales como nombre para tu guardería. Solo con los ejemplos que te hemos dado ya tienes ‘Happy dreams’ o ‘Little stars’.
  • Busca inspiración en cuentos, series o personajes infantiles. Cuidado que no tengan derechos de autor. Lógicamente no vas a llamar a tu guardería ‘Caillou’, pero si puedes llamarla ‘Princesitas’ o ‘La casa esponja’.
  • Usa tu nombre o un diminutivo del mismo. Utilízalo para denominaciones del estilo ‘El jardín de Vicky’, ‘El rincón de Eva’, etc.
  • Sé original, no tengas miedo a innovar.
  • Busca consejo en tus familiares y amigos.

Recuerda que escoger el nombre es un primer paso crucial. Si quieres que la elección sea tomada por profesionales, te recomendamos acudir a una empresa de naming:

  • *Agencias de naming en España: BAUZ, Emote, Nameworks.

Logotipo

Si el nombre es importante, igual lo es el logotipo. Es la imagen identificativa de tu guardería, el baluarte fundamental de tu identidad visual.

El logotipo de la guardería debe ser alegre y divertido, evocar de alguna manera la infancia Hay que huir de los tonos oscuros y de los diseños demasiado sobrios. De una guardería se espera la máxima seriedad y responsabilidad, sí, pero también que los niños lo pasen muy bien.

Es interesante incluir imágenes relacionadas con los niños. En cualquier logo para guardería serían bienvenidas imágenes de piezas de puzzles, bebés, chupetes, ositos de peluche, biberones, etc.

Lo ideal es crear un logo que combine imagen y texto. Respecto a la tipografía, no hay que ser demasiado estricto. Se puede dar mayor rienda suelta a la imaginación y usar tipografías menos comunes. Lo importante es que el nombre se lea bien.

  • *Web para descargar plantillas con logotipos para guarderías: Designevo.
  • *Agencias especializadas en diseño de logos: Prisma, Alunarte, 99desgins.

Identidad corporativa

La identidad corporativa debe estar presente en cualquier ámbito de la guardería. Y lo que es más importante, debe ser una imagen que ofrezca seguridad a los padres y que les permita a los niños disfrutar en la guardería como en su casa.

La identidad corporativa se puede potenciar de numerosas maneras:

  • Fachada del edificio.(colores de puertas y ventanas, presencia del logotipo).
  • Rotulación en la entrada a la escuela.
  • Mobiliario e interiores (diseño y color de los muebles).
  • Decoración en pasillos o aulas (pinturas o rótulos en las paredes).
  • Patio (vallas, toboganes, columpios, etc).
  • Página web y redes sociales.
  • Comunicaciones con padres u otras instituciones.
  • Uniforme de los trabajadores.

Requisitos para montar una guardería

Existen diversos requisitos para abrir una guardería privada. Algunos de ellos ya te los hemos dicho (plan de viabilidad) y en otros profundizaremos a lo largo de la guía.

  • Hacer estudio de mercado y elaborar plan de viabilidad. No es obligatorio, pero sí imprescindible si quieres empezar con buen pie.
  • Centro: debe cumplir con la normativa vigente en materia de seguridad, habitabilidad e higiene.
  • Titular del negocio: puede ser cualquier persona, siempre y cuando no trabaje como educador en la administración pública, tengan antecedentes penales o exista una sentencia firme que les impida desarrollar el ejercicio de dicha actividad.
  • Personal: los requisitos en cuanto a personal varían dependiendo de cada Comunidad Autónoma. Normalmente se exige un director, tres educadores (uno por cada aula), un cocinero/a y una persona encargada de la limpieza.
  • Inversión: como ya hemos visto, varía en función de numerosos factores.

Aparte, otro de los requisitos indispensables es cumplir con todos los trámites: en la Consejería de Educación, ayuntamiento. Registro Mercantil, Agencia Tributaria o la Seguridad Social. Pero, ¿qué es exactamente lo que hay que hacer? ¿Cómo empezar a poner en marcha tu guardería?

Trámites para abrir una escuela infantil

Los trámites para abrir una guardería pueden llevarte bastante tiempo. No desesperes. Ten paciencia y verás como, con un poco de ayuda, puedes sacar tu proyecto adelante. Eso sí, tendrás que encargarte de bastante documentación y papeleo:

  • Solicitar la licencia de actividad y el permiso de obras en el ayuntamiento.
  • Darse de alta en el censo de empresas y solicitar el NIF.
  • Alta en el IVA e IRPF y legalizar los libros oficiales.
  • Inscribirse en el Impuesto de Actividades Económicas. En concreto, en el epígrafe 931.1 referente a Guarderías y Escuelas Infantiles.
  • Legalizar el LIbro de Visitas.
  • Inscribirse si es necesario en la Oficina de marcas y patentes
  • Inscripción en la Seguridad Social.
  • Suscribir seguro de responsabilidad civil.
  • Obtener la autorización de la Consejería de Turismo de la región.
  • Darse de alta en el censo de Centros Docentes no universitarios.

Cabe decir que los requisitos y los trámites a realizar pueden variar en según qué Comunidad Autónoma, ya que cada una se rige por su propia normativa. Aunque estos suelen ser los trámites principales en la mayoría de regiones, te recomendamos mirar, por si acaso, la normativa de tu comunidad.

¿Qué instalaciones debe tener una guardería segura?

Una guardería es un centro al que acudirán niños de muy tiernas edades. Todas las instalaciones deben estar adaptadas y orientadas a garantizar la máxima seguridad y bienestar de los pequeños.

Local

El local debe estar situado en un edificio con accesos independientes. Puedes ser chalets, naves, o edificios en plantas bajas, siempre y cuando tengan acceso directo e independiente desde la calle.

Para que un local se considere una guardería debe estar destinado a un uso educativo, al menos durante el horario escolar.

La normativa exige que los centros infantiles cuenten con espacios diferenciados.

Aulas

No hay un número mínimo de unidades de aula. Incluso en casos especiales (guarderías en zonas con pocos niños) la normativa autoriza a juntar niños de diferentes edades en la misma aula. Normalmente se exige que estas aulas tengan unas dimensiones mínimas de 30 metros cuadrados.

La cantidad de niños que puede haber en cada aula depende de la edad de los mismos:

  • 8 plazas como máximo en aulas para menores de un año.
  • 14 plazas como máximo en aulas para niños entre 1 y 2 años.
  • 20 plazas como máximo en aulas para niños entre 2 y 3 años.
  • 25 plazas como máximo en aulas para niños entre 3 y 6 años.

Algunas normativas autorizan a los centros con menos de 3 unidades de aula a agrupar en un mismo aula a niños de diferentes edades, sin superar los 15 niños por unidad.

Sala de usos múltiples

Debe tener 30 metros cuadrados como mínimo, aunque en centros con menos de tres aulas se autorizan salas con menores dimensiones. Es obligatoria en el caso de que el centro tenga 3 o más aulas.

Patio

El patio exterior es obligatorio para todas las guarderías que tengan un mínimo de 9 aulas. Este patio debe tener una superficie mínima de 70 metros cuadrados.

Para las guarderías con menos de 9 aulas el patio también es obligatorio pero podrá tener una dimensiones más reducidas, pero siempre superiores a 30 metros cuadrados. Para guarderías con más de 9 aulas, la superficie del patio aumentará de forma proporcional por cada aula.

Es importante el patio esté bien delimitado y aislado del exterior. Asimismo, ha de contar con zonas bajo techo, para que los niños también puedan salir al exterior los días de lluvia.

Aseos

Debe haber un aseo en cada aula, accesible desde la misma. Es imprescindible que cuente con dos lavabos y dos inodoros. Estos aseos son de uso exclusivo para los niños.

También es obligatorio que haya, como mínimo, un aseo para personal del centro.

Otros departamentos

Las guarderías que albergan niños menores de dos años deben contar con áreas de descanso separadas de las aulas.

Asimismo, las guarderías con niños menores de un año han de tener un espacio destinado a la preparación de alimentos. Es muy recomendable que este espacio tenga equipo para esterilizar biberones.

Por último, no hay que olvidar otros dos espacios fundamentales en una guardería como son la recepción o el despacho de dirección. En ellos se recibirá a los padres y se realizarán las tutorías.

Mobiliario y decoración

¿Qué muebles o accesorios de decoración debes tener en tu guardería? Veamos cual es el equipo imprescindible dependiendo del área.

Recepción

  • Mostrador
  • Sillas
  • Estanterías
  • Perchas
  • Paragüero
  • Panel informativo
  • Buzón de sugerencias.
  • Plantas
  • Ordenador, escáner
  • Fotocopiadora
  • Impresora

Pasillo

  • Taquillas
  • Cuadros, pinturas decorativas
  • Juegos de percepción

Sala de profesores

  • Mesa de escritorio
  • Silla de oficina
  • Sillas o sillones de visita
  • Armario
  • Perchero
  • Ordenador
  • Teléfono
  • Papelera
  • Material de oficina (grapadora, bolígrafos, etc)

Aulas

  • Mesa de profesor
  • Mesas para alumnos
  • Sillas
  • Armarios
  • Estanterías
  • Pizarras
  • Espejos
  • Percheros
  • Barras andadoras
  • Colchonetas
  • Televisión
  • Equipo de reproducción de vídeo
  • Equipo de música
  • *Es importante que el mobiliario de estas aulas sea seguro. Por ejemplo, que los espejos sean irrompibles o que los muebles de madera tengan los cantos redondeados.

Aseos

  • Lavabos (2)
  • Inodoros (2)
  • Mueble cambiador integral:
  • Armario-bañera.
  • Contenedores para pañales
  • Colchonetas para cambiar pañales
  • Espejo de pared
  • Secador de manos
  • Papelera
  • Dispensador de jabón
  • Dispensador de toallitas

Dormitorios

  • Cunas
  • Hamacas para siesta
  • Edredones
  • Estantería
  • Armario
  • Atrapasueños

Comedor

  • Mesas
  • Sillas
  • Carros con ruedas
  • Platos, vasos, cubiertos.
  • Armario para vajilla
  • Baberos
  • Panel informativo con el menú del día

Material didáctico y juegos

Por supuesto, en una guardería no puede faltar juegos, juguetes y todo tipo de accesorios que permitan a los niños aprender mientras se divierten: Entre el material didáctico que no puede faltar en tu centro infantil se podría citar:

  • Libros
  • Cuentos
  • Juegos de mesa
  • Pinturas
  • Cartulinas
  • Disfraces
  • Instrumentos musicales
  • Puzzles y juegos de formas
  • Alfombras de juego
  • Coches, excavadoras, aviones o trenes de juguete
  • Muñecas y figuras.
  • Peluches
  • Pelotas
  • Etc.

Gestión de una guardería

Un proyecto tan bonito como abrir una guardería requiere mucha dedicación. No solo se trata de poner en marcha en negocio, sino de mantenerlo en el tiempo y lograr el mayor éxito posible. Para ello es imprescindible gestionar la guardería de forma efectiva, lo que incluye cumplir con la normativa laboral, contable, fiscal o legal.

Obligaciones fiscales y contables

¿Qué impuestos debe pagar una guardería privada? En función de la forma jurídica adoptada, le tocará pagar el IRPF o el Impuesto de Sociedades.

Respecto el IVA, las guarderías es uno de los sectores de actividad que están exentas del pago de este tributo.

Por otro lado, las escuelas infantiles tienen la obligación de presentar, de forma informativa, el modelo 233, que refleja los gastos realizados en el centro.

Por otra parte, al montar una guardería debes tener en cuenta que has de hacer frente a una serie de obligaciones contables. Esta es la documentación que has de presentar y mantener siempre actualizada.

  • Libro diario
  • Libro de Inventario: incluye el balance inicial, el de sumas y saldos y el de cierre de ejercicio.

También debes acordarte de presentar las Cuentas anuales, las cuales están formadas por los siguientes documentos:

  • Balance general
  • Cuenta de pérdidas y ganancias
  • Informe sobre cambios relativos al patrimonio neto.
  • Memoria del año en curso

Otros documentos que debes mantener actualizados son los Libros de Actas, en los que figuran las decisiones tomadas por los socios en las Juntas, o el Libro de Registro de Socios, donde se registran los nombres de los socios y la participación que cada uno posee en la sociedad.

Formación necesaria para ejercer

Si hablamos de dirección o gerencia, no existe ningún requisito para abrir una guardería. Es decir, cualquier persona puede montar una escuela infantil, sin importar su formación o experiencia con los niños. Otra cosa son los trabajadores de la guardería.

Los educadores que trabajen con los niños en las aulas deben contar con formación especializada en Educación Infantil o alguna otra titulación equivalente.

Por su parte, el personal de cocina debe contar con formación especializada, así como el carnet de manipulación de alimentos. Cabe destacar que algunas guarderías no tienen cocina y subcontratan este servicio a empresas de catering externas.

Tampoco se requiere una formación específica al personal de limpieza.

Hay guarderías que tienen otros trabajadores especializados y que también requieren de una titulación universitaria concreta, por ejemplo los pediatras o psicólogos.

Prevención de Riesgos

La prevención de riesgos en una guardería es fundamental debido a la propia naturaleza de los niños. Los más pequeños suelen ser curiosos, a la par que torpes, ingenuos y despreocupados. Desconocen los factores de peligro que pueden existir en un lugar, por lo que es labor del propio centro minimizar la posibilidad de que se produzcan escenarios de riesgo para el niño.

Las medidas para la prevención de riesgos laborales en guarderías pueden ser llevadas a cabo por el propio titular o gerente de la institución, siempre y cuándo en centro tenga menos de 10 trabajadores.

Del mismo modo, los trabajadores de la guardería deben realizar una formación de 30 horas para familiarizarse con el plan de prevención y las medidas a adoptar en cada caso.

Veamos algunos de los requisitos imprescindibles para poder afirmar que una guardería es segura para los niños.

  • Respetar la zona de seguridad, es decir, el espacio situado entre el suelo y 1.20 metros de altura. Hay que vigilar que no exista en esta zona ningún elemento que pudiera poner en peligro la salud o integridad física de los niños (por ejemplo, enchufes).
  • Delimitar las instalaciones de forma que los niños no puedan salir al exterior o tener contacto con extraños de fuera del centro.
  • Usar superficies lisas para suelo y paredes, a poder ser ligeramente blandas y fácilmente lavables.
  • Colocar las manillas de determinadas puertas lejos del alcance de los niños (mínimo 1,40 metros). Por ejemplo las que dan acceso al exterior, a la cocina o a la sala de contadores.
  • Utilizar muebles con cantos redondeados para evitar que los niños puedan dañarse o hacerse cortes con las esquinas.
  • Impedir que los niños puedan acceder a las ventanas. Tampoco se deben colocar cerca sillas u otros elementos que podrían facilitar el acceso a los más curiosos y ágiles de la clase.
  • En caso de puertas o paneles de vidrio, se recomienda usar siempre vidrio templado e indicar que se trata de una puerta y no de espacio abierto.
  • Favorecer el tránsito de los niños en las zonas infantiles, evitando las escaleras o desniveles insalvables para ellos.
  • Contar con sistemas de iluminación, climatización y ventilación adecuados.
  • Todos los elementos de la guardería deben estar adaptados a las capacidades y habilidades de los infantes. No se debe permitir la entrada en el centro de elementos externos no autorizados o sin la homologación CE pertinente.
  • Realizar auditorías periódicas para perfeccionar el plan de prevención.
  • Formar al personal del centro.
  • Contar con un plan de actuación ante emergencias.
  • Cumplir con la normativa en materia de prevención y actuación ante incendios (extintores, salidas de emergencia):

Protección de Datos

En España, los menores de 13 años no pueden prestar consentimiento o autorización para el tratamiento de sus datos personales. Este derecho corresponde a sus padres o tutores legales.

El consentimiento para tratar los datos de los niños en una guardería debe ser otorgado por los progenitores o tutores, y ha de hacerse de forma inequívoca, explícita y voluntaria. El consentimiento siempre ha de ser previo a la recogida de información personal o sensible.

Como responsable del tratamiento, es el propio centro el que ha de verificar que la información de los niños o sus familias se ha recabado de forma correcta. Para ello, se recomienda que los padres presten su consentimiento en el mismo momento de hacer la matrícula del niño.

Por otro lado, la guardería debe mostrar sus datos identificativos en cualquier información enviada a los padres o cualquier otro organismo.

En la recogida de información, la guardería debe indicar para qué se recogen los datos, cuánto tiempo permanecerán almacenados, o si esos datos serán cedidos a terceros.

Otro punto importante es el registro de los tratamientos de datos con terceros, por ejemplo empresas de transporte o informáticos que puedan tener acceso a los datos de los niños o sus padres.

Ya en el ámbito online, la Ley Orgánica de Protección de Datos y Garantía de Derechos Digitales (LOPDGDD) establece una serie de requisitos que se resumen en informar sobre la Política de privacidad de la guardería y la Política de cookies, además de incluir un Aviso legal.

Cómo promocionar tu guardería a todos los niveles

El éxito de una guardería depende, en gran medida, de la capacidad de los profesionales y del propio centro de brindar a los niños la mejor educación y los cuidados adecuados.

Sin embargo, hay otras claves que pueden ayudar a mejorar tu escuela infantil y hacer que el nombre de tu centro llegue a oídos de más padres.

Transformación digital

Uno de los pilares fundamentales en cualquier negocio de reciente creación debe ser adaptarse a las nuevas tecnologías. La era digital es un hecho y, hoy en día, se pueden captar más clientes a través de internet que por métodos tradicionales.

Pero, ¿cómo se puede adaptar una escuela para niños de 0 a 6 años a la era digital?

Página web

Imprescindible para tu guardería. La web es el escaparate de tu escuela en internet. En ella debes ofrecer información sobre:

  • Empresa
  • Ubicación y cómo llegar
  • Profesorado
  • Instalaciones
  • Servicios
  • Horarios
  • Tarifas
  • Solicitudes de plazas
  • Contacto

Además, puedes aprovechar la página web para ofrecer más información interesante. Una de las mejores opciones es crear un blog para postear artículos. Puedes hablar sobre actividades realizadas en la guardería, consejos para los padres, etc.

  • *Servicios de hosting y dominio web: Arsys, Ionos Hostalia.
  • *Plataforma para gestión de contenidos web: WordPress.

Redes Sociales

Otro método de promoción son las redes sociales. Las más recomendables son:

  • Facebook y Twitter porque tienen un gran número de usuarios. Son ideales para informar sobre novedades, actividades, ofertas y promociones, etc.
  • Instagram o PInterest son redes sociales cuyo pilar básico son las fotografías. Ideales para mostrar el día a día del trabajo en la guardería.
  • *Ten en cuenta que para postear imágenes o vídeos de los niños en la web o en las redes sociales debes contar con el consentimiento de sus padres.

Mensajería instantánea

Los servicios de mensajería instantánea son una herramienta perfecta para mantener una comunicación fluida con los padres de los niños.

Puedes comunicarte vía WhatsApp o Telegram con cada padre de forma individualizada, o crear grupos para informar, por ejemplo, de futuras reuniones escolares. Incluso puedes crear varios grupos, organizando a los padres según el aula de sus hijos.

Programas de gestión

Las herramientas informatizadas permiten automatizar la gestión de la guardería. Incluso existe software capaz de controlar la operativa de múltiples centros infantiles a la vez.

  • *Programa especializado en la gestión de guarderías: Kids&Clouds.

Dispositivos electrónicos en las aulas

Para que los más pequeños se empiecen a familiarizar con el uso responsable de las nuevas tecnologías, se pueden equipar las aulas con ordenadores o tablets. El acceso de los niños a estos dispositivos debe estar controlado por los educadores del centro y autorizado por los padres de los niños.

Promoción offline

La promoción offline no se debe dejar de lado. Puede ser tan efectiva como el marketing en internet. Algunas de las acciones de puedes llevar a cabo son las siguientes:

  • Promoción de iniciativas en medios locales.
  • Anuncios en periódicos, radio o televisión local.
  • Reportajes en revistas de educación.
  • Folleto publicitarios en negocios afines, por ejemplo consultas de psicólogos o pediatras de la zona.
  • Realizar jornadas de puertas abiertas.
  • Participar en actividades culturales, deportivas o infantiles que aporten beneficios a la comunidad.
  • Acuerdos con colegios. Muchos padres que tienen hijos en el colegio podrían tener más niños en el futuro. Por ello, las escuelas también son un buen lugar en el que promocionarse.
  • Poner en marcha programas de afiliación. Se pueden ofrecer ventajas a aquellos padres que traigan nuevos clientes a la guardería, por ejemplo con un % de descuento en la matrícula.

Ideas brillantes para que te inspires

  • Asistencia en periodo de vacaciones. Son muchos los padres a los que les gustaría pasar un tiempo a solas en sus vacaciones, pero no tienen con quién dejar a sus hijos.
  • Servicios a medianas y grandes empresas. Muchas de ellas están poniendo especial énfasis en la conciliación laboral y familiar y cada vez más compañías incorporan guarderías dentro de sus instalaciones.
  • Actividades extraescolares. inglés, informática, deportes, taller de manualidades, etc.
  • Aulas temáticas. Por ejemplo, puedes cambiar la decoración en función de la época del año (Halloween, Navidad) o por otro motivo. ¿Qué tal un aula con tiendas de indios? ¿O una decorada como en la época de los dinosaurios?
  • Fomentar el respeto al medio ambiente. Hay muchos padres que valoran este tipo de formación a sus hijos. Desde los materiales utilizados por el centro, hasta las educación de los niños.
  • Inculcar el respeto a los demás. Es fundamental que en tu guardería se aprenda a trabajar en equipo y a respetar y escuchar al prójimo. Por ejemplo, algunas escuelas infantiles realizan asambleas o reuniones en las que cada niño le cuenta a sus compañeros cómo le ha ido el día, cuáles son sus preocupaciones o cualquier cosa que quiera compartir con el resto.

Esto ha sido todo en nuestra guía sobre cómo abrir una guardería. Solo nos queda darte ánimos y desearte toda la suerte del mundo. Si los niños son tu debilidad y lo haces por vocación, seguro que te irá a las mil maravillas.