Cómo abrir una heladería en España

¿Te gustaría fabricar y vender tus propios helados? Estás de suerte: en esta guía te contamos cómo abrir una heladería en España. Descubre todos los trámites y requisitos que debes cumplir para poner en marcha tu proyecto, y los mejores consejos para gestionarlo con éxito.

Pasos previos para abrir una heladería

Las heladerías se están convirtiendo en un negocio apetecible en España. El consumo de helados ha aumentado en los últimos años, pasando de ser un producto pensado para disfrutar durante el verano, a ser consumidos durante todo el año.

Sin embargo, aunque su consumo se haya ampliado a casi todos los meses del año, los helados siguen siendo un producto con alta estacionalidad. No nos engañemos, cuando mejor sienta una tarrina o un helado de cono es cuando más aprieta el calor, o cuando se puede disfrutar tranquilamente en la playa o en un chiringuito de verano.

Debido a las particularidades de estos negocios, para abrir una heladería en España es necesario tener en cuenta una serie de factores.

Estudio de mercado y Plan de Viabilidad

El primer paso antes de montar una heladería es realizar un estudio de mercado. Debes tener en cuenta que se trata de establecimientos a los que acuden personas de todo tipo y edad (¿a quién no le gusta un helado?), pero sobre todo niños, jóvenes y turistas.

En un estudio de mercado no puede faltar un análisis de las siguientes variables:

  • Situación geográfica y socio-cultural: ¿dónde está ubicado el negocio? No es lo mismo una heladería en una calle céntrica o en el casco histórico de la ciudad, que otra en el paseo marítimo de una zona turística.
  • Clientes: debes conocer el tipo de clientes que frecuentan la zona, su edad, perfil adquisitivo, etc.
  • Competencia: ¿hay otras heladerías en la zona? ¿ofrecen helados artesanales o industriales? ¿Cómo puedo mejorar su oferta o diferenciarme de ella?

Una vez realizado el estudio, hay que llevar a cabo un proyecto y una evaluación del mismo. Lo mejor es hacer un análisis DAFO en el que se pongan encima de la mesa las principales Fortalezas, Debilidades, Oportunidades y Amenazas del negocio.

  • *Una de los principales debilidades es que la mayor parte de las ventas se realizarán en verano (alrededor del 70%). Para subsanar esto, muchas heladerías ofrecen productos alternativos durante el resto del año. Es en la actualidad es frecuente ver establecimientos de este tipo que ofrecen gofres, pasteles, muffins y otros productos de bollería.

Otro paso que no debes saltarte es realizar el Plan de Viabilidad. En base a los estudios y análisis previos podrás hacerte una idea del modelo de negocio que te interesa y la inversión necesaria.

Decidir el tipo de heladería

Existen tres modelos básicos de negocio para una heladería:

  • Heladerías artesanales: fabrican sus propios helados. La inversión requerida es mayor, pero el margen de beneficio también.
  • Heladerías industriales: no se preocupan de la fabricación de los helados, sino que se limitan a distribuir en su establecimiento productos de otros fabricantes.
  • Franquicias: a cambio de un canon permiten gestionar la heladería, siempre bajo la fórmula e indicaciones de la empresa matriz.

¿Cuánto cuesta abrir una heladería?

El coste de abrir una heladería puede variar en función de varios factores:

  • Precio del suelo/alquiler del local
  • Inversión necesaria en obras y reformas
  • Compra de mobiliario y equipo (nuevo, de segunda mano, primeras marcas, etc)
  • Materia prima y existencias
  • Sueldo de trabajadores
  • Tasas e impuestos

A pesar de la dificultad de elaborar un presupuesto totalmente cerrado, vamos a intentar ayudarte con un coste aproximado:

  • Equipo específico: cámaras y armarios de congelación, pasteurizadoras, vitrinas, abatidores, etc. Unos 30.000 euros. Puede variar dependiendo del tipo de heladería. Ten en cuenta que una heladería artesanal necesitará cámaras de congelación cuyo precio puede rondar los 20.000 euros. Sin embargo, a una heladería industrial le puede servir con armarios de congelación que permiten mantener el producto frío unos días, y cuyo precio es mucho mejor, unos 2.500 euros.
  • Decoración y mobiliario. Necesitarás mostrador, armarios, mesas, sillas, elementos de decoración, etc. Unos 2.000-3.000 euros.
  • Utensilios como cucharas, recipientes, cubetas, productos y herramientas de limpieza, etc. Unos 1.500 euros.
    Alquiler del local. Depende del tamaño y ubicación. Pongamos como media 800 euros/mes, por tanto el gasto inicial si te piden una fianza de 2 meses sería de 1.600 euros.
  • Ordenadores, equipos y programas informáticos. Unos 2.000 euros, en función del equipo necesario.
  • Obtención de licencias y otros trámites. Unos 1.500 euros
  • Publicidad. Pongamos 1.000 euros.
  • Existencias iniciales. Alrededor de 6.000 euros.
  • Tesorería. 3.000-10.000 euros.
  • Sueldo de empleados (si los hubiera). Según sueldo mínimo (900 euros/mes) o convenio de la Comunidad Autónoma.

Ten en cuenta que estas cifras son una estimación y que debes tener en cuenta tus propias circunstancias. Por ejemplo, si el local es tuyo, te ahorrarás los gastos de alquiler.

Elegir la forma jurídica

La forma jurídica recomendada para una heladería (a nuestro juicio) es la Sociedad Limitada. Sus principales ventajas es que solo necesitas un capital social inicial de 3.000 euros. Además, los socios solo responden ante las pérdidas con el capital aportado, es decir, su patrimonio personal está a salvo.

Otra fórmula es la de constituirse como franquicia. Consisten en la cesión de un negocio ya con todo montado. El franquiciado tiene cierta libertad sobre la gestión de la heladería, pero es la empresa matriz quien decide del tipo y modelo de negocio. A cambio de la gestión se pide una inversión inicial y un canon mensual. La inversión inicial puede variar entre los 20.000 y los 180.000 euros (aprox.) en función de la categoría o reputación de la franquicia.

Branding e imagen de marca

Tu heladería debe tener una identidad propia, que se resume en una imagen, unos valores y una forma de mostrarse ante los clientes. Para ello son fundamentales aspectos como la elección del nombre o el diseño del logo.

Nombre

Elegir el nombre para tu heladería es uno de los primeros pasos más importantes para tu negocio. Ojo, no tiene que ver el nombre de la heladería con la denominación social con la que vas a inscribir tu empresa. Los mejores consejos que te podemos dar para el nombre de tu heladería son:

  • Elige nombres cortos, frescos y con gancho.
  • Haz alusión a cosas típicas de la zona: mariña, playa, mar, brisa, tropical, etc.
  • Usa palabras relacionadas con el frío o que evoquen sensaciones refrescantes: polar, fresh, nieve
  • Promociona en el mismo nombre tu producto estrella o en el que estás especializado: tarrinas, conos, etc.
  • Combina palabras y diminutivos de términos como frutas, conos, copos, helado, sorbete, chocolate, etc, etc. Por ejemplo Choco-Helado o Frutti hielo.
  • Modifica palabras para que suenen más llamativas: helados Tropicalia, Mis Heladittos.
  • Usa tu imaginación. Prueba nombres y pregúntale a tus familiares y amigos. Consulta las veces que haga falta y pide ideas a los demás. Seguro que terminas dando con el nombre apropiado.
  • *Si no encuentras un nombre adecuado, te recomendamos contratar los servicios de una agencia de naming como Neimik, Nombra o Mamba.

Logotipo

Estarás pensando que lo más lógico a la hora de diseñar el logotipo de una heladería es que aparezca un nombre y el dibujo de un helado. Es una opción tan buena como cualquier otra, siempre que el diseño sea atractivo.

Crear el logotipo para tu heladería no es fácil. Hay que elegir el diseño, los colores, la tipografía y la disposición de los elementos. Además, debe ser atractivo en cualquier tamaño y medio de representación, incluso en blanco y negro.

En internet tienes numerosas herramientas con las que podrás diseñar tu propio logotipo. Algunas de ellas son Wix, Logomaster o Logaster.

  • *También puedes descargar logos para heladerías ya predefinidos en DesignEvo.

Pero si lo que quieras es que el logo de tu heladería quede realmente profesional, lo más aconsejable es contratar una agencia de diseño. Algunas que están especializadas en el diseño de logotipos son ADNLogo, Tentulogo o Ahdis.

Identidad visual

Con la creación del nombre y el logo solo estás empezando a diseñar la identidad visual de la heladería. Ese nombre y esa imagen icónica se deben extender por el negocio y por el imaginario colectivo de los usuarios.

La imagen visual de tu heladería se construye desde la entrada del edificio, con la decoración de su fachada. Sigue por la decoración interior y la disposición de los elementos. Continúa en la atención al cliente y los servicios prestados. Incluso está presente en la indumentaria de los trabajadores o en el packaging de los productos.

Por otro lado, la comunicación de tu identidad visual no termina cuando el cliente sale del negocio. Es un proceso constante que también se lleva a cabo en todo tipo de ámbitos, por ejemplo comunicaciones con proveedores o en la propia web o redes sociales de la heladería.

  • *Por ejemplo, si quieres crear una heladería de lo más “cuqui” en tu ciudad, debe destilar ese estilo en todos y cada uno de sus ámbitos: personal súper amable, uso de colores alegres en cada rincón, detallitos a cada cliente como piruletas para disfrutar con el helado, etc.

Trámites para abrir una heladería en España

Los trámites para abrir una heladería son similares a los de otros negocios de hostelería. Si la forma jurídica elegida es una S.L o S.R.L deberás empezar por los siguiente trámites:

  • Inscribir la denominación social de la empresa.
  • Abrir una cuenta bancaria en la que figure el capital aportado a la sociedad.
  • Redactar los estatutos de la sociedad y formar ante notario la escritura pública
  • Formalizar el alta censal en Hacienda cubriendo el modelo 036.
  • Dar de alta la sociedad en el Registro Mercantil
  • Hacer un proyecto técnico por un experto cualificado, incluyendo para instalaciones de luz o gas.
  • Obtener las licencias municipales pertinentes, como la licencia de actividad o el permiso de obras.
  • Comunicar a la Seguridad Social al alta del local o centro de trabajo.
  • Dar de alta en la S. Social a los empleados.

Estos son trámites comunes a la mayoría de Sociedades Limitadas, pero como negocio del sector hostelería, las heladerías tienen que cumplir otra serie de requisitos especiales:

  • Obtener la autorización de el área de Turismo de la Comunidad Autónoma.
  • Comunicar a la Consejería de Trabajo correspondiente la apertura del local.
  • Cumplir con todas las obligaciones higiénicas y obtener los permisos de Sanidad pertinentes.
  • Si se van a fabricar helados artesanales, las personas que participen en su elaboración deben contar con carnet de manipulador de alimentos.
  • Disponer de hojas de reclamaciones, carta y lista de precios

Instalaciones y equipo

¿Qué recursos materiales se necesitan para montar una heladería? Lo cierto es que hay una serie de equipamiento imprescindible para poner en marcha tu negocio.

Local

La elección del local es un factor fundamental. Es primordial elegir una buena ubicación, preferentemente con mucho tránsito de turistas, niños y gente joven, por ejemplo en el casco histórico o cerca de la playa

Las características que debe tener el local dependen del tipo de heladería que quieras montar.

  • *Por ejemplo, si tu idea es un establecimiento “de paso” donde los clientes solo compran su helado para ir comiéndoselo por la calle, no necesitarás un local demasiado grande y equipado. Incluso podría ser buena idea no tener mesas o sillas, o colocar solo algunas mesas altas y taburetes.

En cualquier caso, en el local debe quedar bien delimitada la zona de empleados de la de los clientes, mediante un mostrador separador o elemento similar.

Además, es necesario que el local posea un almacén donde poder guardar las materias primas y otros utensilios.

El local también debe garantizar el acceso a personas minusválidas. Los requisitos dependen de la normativa autonómica de aplicación en cada caso. Por ejemplo en Madrid es obligatorio que los locales de hostelería tengan rampas de acceso con una anchura mínima de 1,80 metros (1,00 si es una edificio con viviendas) y una pendiente máxima del 8%.

También hay que cumplir con la normativa municipal en lo referente a ruidos, eliminación de residuos, sistemas de ventilación o colocación de terrazas en vías públicas.

Mobiliario y accesorios

En general, el mobiliario y equipamiento básico que debe tener una heladería consta de:

  • Mostrador
  • Armarios
  • Estantería
  • Mesas
  • Sillas
  • Taburetes
  • Elementos de decoración
  • Equipos y programas informáticos
  • TPV o caja registradora
  • Utensilios y otros accesorios: recipientes para helados, cubiertos, paletas, tarrinas, servilleteros, pinzas de bola, etc.

Equipo para fabricación y conservación de helados

En la zona del obrador (en caso de que sea una heladería artesana) es imprescindible tener pasteurizadora y mantecadora, dos máquinas imprescindibles para la elaboración de los helados.

Otros elementos que no pueden faltar en una heladería son:

  • Cámaras de congelación
  • Armarios de congelación
  • Abatidores
  • Prensas
  • Máquinas de granizados
  • Vitrinas
  • Tubos de glicol

Administración, gestión y normativa

A la hora de poner en marcha un proyecto como abrir una heladería, es necesario cumplir ciertos requisitos y trámites. Sin embargo, estas exigencias no terminan con la puesta en marcha del negocio. Al contrario, la gestión de una heladería está sujeta a numerosas obligaciones económicas, financieras y laborales.

Obligaciones fiscales y contables

Las obligaciones fiscales que tendrás que cumplir en tu heladería son:

  • Pago del IVA, Impuesto de Sociedades e IRPF, teniendo en cuenta los trabajadores que tengas contratados.
  • Aplicación de las retenciones pertinentes por el arrendamiento del local.
  • Tributo anual por la posesión de bienes inmuebles.
  • Otros impuestos y tasas por apertura de terrazas o recogida de basuras.
  • *Los requisitos pueden variar en función del tipo de sociedad. Tienes más INFO en nuestra guía sobre tipos de empresas según su forma jurídica.

Por otro lado, para cumplir con las obligaciones contables se han de mantener actualizados y presentar cuando sea oportuno los siguiente documentos:

  • Balance
  • Cuentas de pérdidas y ganancias
  • Memoria del ejercicio
  • Informe sobre flujos de efectivo
  • Informes sobre modificaciones en el patrimonio de la sociedad

Si tienes dudas en este aspecto, lo mejor es contratar un asesor contable especializado.

Formación necesaria para ejercer

Para abrir una heladería no es necesario contar con ninguna formación específica, si hablamos del titular o gestor del negocio.

Sin embargo, para participar en la elaboración de helados (ya sea el propio titular u otros trabajadores contratados) es necesario cumplir ciertos requisitos.

En primer lugar, toda persona que trabaje en el sector hostelería y que esté en contacto con los alimentos o productos que consumirá el cliente, debe estar en posesión del carnet de manipulador de alimentos.

Por otro lado, sobre todo en las heladerías artesanales, es recomendable tener formación específica relacionada con la elaboración de helados. Algunas instituciones en las que puedes realizar cursos de heladero profesional son:

  • Asociación Nacional de Heladeros Artesanos (ANHCEA)
  • ICIF (Escuela Internacional de comida italiana)
  • MyCreamLab
  • SEPE (Servicio Estatal Público de Empleo)

Contratación de trabajadores

Si quieres contratar trabajadores para una heladería el primer paso es publicar una oferta de empleo. Hay muchas y variadas opciones: en la propiedad heladería, en prensa local, en portales públicos de empleo o en páginas web como Infojobs.

Una vez que hayas recibido los currículums debes seleccionar los candidatos que tengan mejor formación o experiencia para una entrevista personal. Es aconsejable que le hagas una prueba a la persona elegida para comprobar in situ cómo trabaja.

Cuando hayas elegido a tu candidato ideal es el momento de formalizar el contrato, lo cual incluye el alta del trabajador en la Seguridad Social.

Ten en cuenta que el período de prueba que marca la ley para establecimientos con menos de 25 empleados es de 3 meses.

Además, será necesario respetar lo que marque el convenio de hostelería en la Comunidad Autónoma en relación a jornada laboral vacaciones y permisos. Como norma general, la jornada laboral no puede superar las 40 horas semanales, mientras que la jornada máxima diaria será de 9 horas. Entre el fin de una jornada laboral y el inicio de la siguiente deben haber pasado, como mínimo, 12 horas.

Por otro lado, los empleados tendrán derecho a 2,5 días de vacaciones por mes trabajado, esto es, 30 días de vacaciones naturales al año.

Protección de Datos

La entrada en vigor del Reglamento Europeo de Protección de Datos (RGPD) y de la Ley Orgánica de Protección de Datos y Garantías de Derechos Digitales (LOPDGDD) han establecido nuevas obligaciones en relación al tratamiento de información personal.

  • Almacenar datos de clientes, proveedores o servicios de terceros.
  • Comunicar a dichos agentes la existencia de ficheros con sus datos
  • Informar al cliente el uso que se va a hacer de sus datos. Esto incluye los datos que aparecen en facturas y TPV’s,
  • Identificar al responsable del tratamiento de datos (la heladería) o de la persona a cargo de tal efecto:
  • Obtener consentimiento explícito del cliente para almacenar sus datos y enviarle información u ofertas comerciales.
  • Informar sobre la Política de Privacidad, la Política de Cookies y el Aviso Legal.
  • Firmar acuerdos de confidencialidad con los empleados que puedan tener acceso a los datos de clientes o proveedores.
  • Comunicar cualquier brecha de seguridad y poner en marcha soluciones para evitar la pérdida o fuga de datos.

Seguridad e higiene

Una de las condiciones para poder abrir una heladería es cumplir con los requisitos que imponga el área de Sanidad de cada Comunidad Autónoma. En cada normativa se detallan las medidas a tomar para garantizar la salud y seguridad de los consumidores.

En una heladería te enfrentas a tres problemas principales: los peligros biológicos, los peligros químicos y los alérgenos. En concreto, estos son los riesgos más frecuentes en una heladería (y que deberías tratar de evitar):

  • Restos de antibióticos o medicamentos en los productos o materias primas empleadas para la fabricación de lo helados.
  • Trazas de sustancias empleadas para el crecimiento de los animales. Podrían estar presentes en la leche, ya que en las ganaderías a veces los emplean para acelerar el crecimiento de las vacas
  • Presencia de aditivos tóxicos incorporados durante el proceso de elaboración del helado.
  • Contaminación por bacterias de las materias primas.
  • Intoxicación por el contacto con productos químicos empleados para la limpieza o desinfección del local y sus instalaciones.
  • Alta concentración de metales pesados. Puedes estar presentes en recipientes y envases.
  • Empleo de productos con altos niveles de grasas trans.
  • Contaminación por ingredientes naturales presentes en los productos, a los cuales ciertas personas pueden ser intolerantes, por ejemplo los frutos secos.

Para garantizar que tu heladería cumple con las normas de higiene y seguridad te recomendamos seguir los siguientes consejos:

  • Mantener el local limpio.
  • Clasificar y ordenar productos y materias primas por tipos.
  • Almacenar los productos químicos aparte.
  • Comprar a proveedores de materias primas que suministren productos de calidad y garanticen el cumplimiento de las normativas de sanidad y alimentación.

Cómo mejorar e impulsar tu heladería

Una vez que tu heladería esté en marcha no puedes bajar la guardia. Siempre debes estar buscando la manera de mejorar el negocio y adaptarlo a los cambios y exigencias de los nuevos tiempos.

Transformación digital

La transformación digital es uno de los hechos que debes tener en cuenta al crear cualquier negocio. Hoy en día internet y el ámbito digital es fundamental para alcanzar el éxito.

Por un lado, internet permite te promocionarte de forma casi gratuita, y poder llegar (potencialmente) y muchos más usuarios. Por otro, las nuevas tecnologías facilitan mucho las cosas en cuanto a la gestión del negocio.

Página web

La página web es una parte fundamental del negocio. Debe respetar la identidad visual del negocio y tener el nombre y el logotipo visibles.

En la web de tu heladería debes mostrar información de interés para el usuario:

  • Quién eres
  • Dónde se ubica la heladería
  • Productos y precios
  • Ofertas y promociones especiales
  • Sección contacto
  • Políticas de privacidad

Puedes ofrecer mucho más contenido en tu web para que sea más especial y consiga atraer más clientes. Una buena idea es crear un Blog en la propia web.

Hoy en día puedes hacer una página web por menos de 100 euros al año. Solo necesitas contratar un servicio de hosting y un dominio (www.tuheladeriadeejemplo.com). Además, cuentas con programas como WordPress para diseñar la web y subir contenidos sin necesidad de saber programación.

En todo caso, si estás algo perdido con esto de internet y las nuevas tecnologías, esta INFO te va a interesar:

  • Servicios de hosting y dominio: Hostinger, Arsys, Ionos.
  • Plataformas de creación de contenidos: WordPress, Drupal.
  • Agencias de diseño web: Agencia Waka, Galerna, K-Digital.
  • Herramientas para email marketing: MailChimp, Mailrelay.
  • Agencias SEO: Neoattack, OptimizaClick, MediaWebSocial.
  • Empresas para publicidad en buscadores (Google): 130caracteres, Idento, MD Marketing Digital
  • Herramientas all-in-one para gestionar todo en uno: Hubspot.

Redes Sociales

Gracias a las redes sociales puedes interactuar con los usuarios de forma más fluida. Además, son lugares perfectos para compartir fotos y vídeos, o para informar sobre promociones o concursos.

  • *El perfil de tu heladería no puede faltar en redes sociales como Facebook, Twitter o Instagram.

Para alcanzar mayor visibilidad en las redes sociales debes seguir una serie de consejos:

  • Ser constante, actualizar de forma periódica.
  • Publicar contenido que interese a tu público.
  • Interactuar con los usuarios, responder siempre que sea posible.
  • Evitar ser demasiado repetitivo o insistente con los usuarios.
  • Aportar contenido multimedia, lo visual siempre atrae a la gente.
  • Compartir contenido de otros, pero solo lo realmente interesante.
  • *Si ninguno de estos consejos te está sirviendo para crecer en seguidores, lo mejor es que busques ayuda de un community manager. Puedes consultar en agencias como Unimento o GoodRebels. También puedes buscar en portales de empleo para freelances como Trabajo Freelance o Freelancer.

Software de gestión

Las nuevas tecnologías han permitido la aparición de herramientas que permiten simplificar y agilizar la gestión de cualquier negocio.

Es el caso de la herramienta Gesdit de Techni-web, un software de gestión de heladerías que permite organizar de forma sencilla la gestión del local y de cada punto de venta o TPV.

Las aplicaciones de gestión también se pueden utilizar para crear ideas innovadoras. Un ejemplo inspirador es el de la Heladería Rocambolesc de Joan Roca, que mediante la app Filemaker Pro permite a sus clientes canjear sus tarjetas regalo de forma automatizada, con la simple lectura de un código QR.

  • *Más programas y aplicaciones para la gestión de tu heladería: Sage, Woffu, Glop TPV, diTPV.

Sistemas de pago con teléfono móvil

Otra posibilidad es permitir a los clientes pagar con su teléfono móvil. Cada vez más personas lo hacen y es algo que muchos usuarios agradecen enormemente. Además es un método rápido y fiable.

  • *Las mejores aplicaciones para pagar con el teléfono móvil: Twyp, Skrill, Google Play, Venmo. Facebook Messenger, Pay-Pal.

Promoción offline

La promoción en internet mediante la página web, las redes sociales, el posicionamiento en buscadores o el email marketing son métodos de marketing online que la gran mayoría de negocios ponen en práctica.

Sin embargo, también puedes apoyar y fortalecer estas estrategias con otras acciones offline:

  • Reparto de propaganda y buzoneo (cumpliendo la normativa municipal).
  • Colocación de cartelería corporativa. Dicho de otra manera, carteles que llamen la atención y que lleven los clientes a tu heladería. Por ejemplo, una lista de precios atractiva y bien visible
  • Utilizar el packaging de los helados como truco de promoción. Por ejemplo, incluir descuentos o cupones para participar en sorteos en las tarrinas de helado.
  • Entregar tarjetas con encuestas de satisfacción que luego los clientes pueden hacer en la web. Gracias a esta información puedes saber qué helados son los que más o menos gustan, si los clientes están satisfechos con la calidad del servicio, etc. Esta información te ayudará a aumentar el % de retención de clientes.
  • Pedir consentimiento para hacer fotos a los clientes disfrutando de su helado y publicarlas en la web, en una revista corporativa o adornar con ellas el local.
  • Promocionar o colaborar en la organización de actividades veraniegas, como torneo deportivo infantil en la playa. Por ejemplo, podrías regalar helados o granizados a todos los participantes.
  • La opción más cara es la de colocar anuncios en medios locales, ya sea prensa o radio. Otra posibilidad es pagar publicidad o reportajes en prensa especializada en el sector turismo y hostelería.
  • Intercambio de flyers con otros establecimientos de la zona. Tú le das publicidad a su negocio, y ellos a tu heladería.

Ideas brillantes para que te inspires

Para terminar te ofrecemos una serie de ideas y consejos que te pueden ayudar a mejorar tu negocio.

  • Haz de la creatividad una norma en tu heladería. A los clientes les gustan los helados que sepan bien, pero también se sienten atraídos por los helados con formas y diseños originales. Por ejemplo, una tarrina con forma de sol o un helado que parezca una flor.
  • Ofrece helados para personas intolerantes a la lactosa. También puedes tener una sección con helados para veganos.
  • Pon en marcha tu servicio de envíos a domicilio. No hace falta que tengas este servicio desde un principio, lo puedes abrir cuando la heladería haya crecido y tengas mayor volumen de clientes. Es recomendable, sobre todo, para heladerías artesanales con gran volumen de pedidos o que realicen helados y tartas heladas por encargo.
  • No limites tu oferta a helados o polos. Hay una variedad de productos mucho mayor que puedes ofrecer. Puedes empezar fabricando solo helados, y poco a poco ir añadiendo equipo y personal para elaborar otro tipo de productos: bollería, granizados, etc.
  • Nunca dejes de probar cosas nuevas. Es básico realizar labores de investigación y desarrollo para innovar en la elaboración de tus productos. Solo así podrás encontrar nuevas y deliciosas combinaciones de sabores o texturas.

Deseamos que la información que te hemos facilitado te haya sido de ayuda. Ya sabes cómo abrir una heladería en España, que era lo primordial. A partir de aquí no podemos hacer más por ti. El éxito dependerá de la calidad de tus helados y de lo bien que gestiones tu negocio.