Pasos previos para montar una frutería

Seguro que os habéis fijado que de un tiempo a esta parte ha habido una proliferación de fruterías-verdulerías (ya que normalmente, en estos establecimientos también se venden verduras), es un tipo de negocio sencillo de montar y gestionar, ya que no exige formación específica para atenderlo, pero eso sí, requiere una inversión inicial importante para adquirir el local y el equipamiento necesario.

Así que, como siempre, antes de lanzarnos a la ventura de la venta de frutas y verduras, lo primero que deberemos hacer es elaborar un plan de negocio.

Elaborar plan de negocio

Elaborar el plan de negocio nos permitirá saber los costes, la estimación de la demanda, los requisitos que debemos cumplir y otros aspectos relacionados con la creación de una frutería. Así que investigaremos el entorno para ver qué competencia nos espera; ¿no hay más fruterías en la zona?, ¿ha una o más de una?, ¿cómo atienden a los clientes?, ¿y la calidad de sus productos?, ¿sus precios? Analizando a la competencia podremos ver nuestro margen de maniobra o si es mejor buscarnos otra ubicación.

Conocer el tipo de personas que frecuentan la zona, su nivel adquisitivo, también será interesante, porque serán nuestros clientes potenciales. Quizás podamos pensar en abrir una frutería en una zona en la que vive gente joven que apuesta por un estilo de vida más sano.

Como siempre, tras el plan de negocio, llega el análisis DAFO.

Con el DAFO en la mano ya podremos realizar nuestro Plan de Viabilidad y ver si nuestra frutería va a ser rentable o no. Respecto a la inversión que tendremos que preparar, hay que tener en cuenta varios factores:

  • Las dimensiones del local (compra o alquiler)
  • La ubicación del local (en una zona comercial muy concurrida los alquileres suelen ser más altos)
  • Obras de acondicionamiento o reformas del local (que puede alcanzar los 10.000 euros)
  • Contratación del personal
  • Mobiliario y cámaras frigoríficas (alrededor de los 5.000 euros)
  • Pago de tasas e impuestos

Franquicias de fruterías

Si comenzar desde cero una frutería es algo para lo que no te sientes capacitado, siempre puedes optar por asociarte con una franquicia. En el sector de las fruterías la franquicia se está abriendo camino y suponen un ahorro en los costes iniciales de apertura del negocio. Además, ya contaremos con una imagen de marca que los clientes tendrán asociada con determinados productos y calidad, así como acceso a proveedores, publicidad y posible formación y consejos. Además, podremos escoger una franquicia orientada a productos ecológicos o de origen español.

Aunque igualmente tendremos que tener el local, ya que es algo que nosotros debemos aportar, los trámites iniciales serán mucho más sencillos si decidimos convertirnos en franquicia.

Estas son algunas de las franquicias que puedes encontrar en España:

Elegir forma jurídica

El siguiente paso a dar es la elección de la forma jurídica a adoptar, ya que de ellas dependerán los trámites que se deben de realizar para constituir la empresa, las obligaciones fiscales, contables y laborales que deberemos cumplir como empresarios y la cantidad de capital societario que deberemos desembolsar a la hora de constituirla.

Podremos elegir entre sociedad limitada, sociedad anónima y sociedad cooperativa. Este tercer tipo es quizás más desconocido, pero puede resultar interesante, por ejemplo, si nos asociamos con productores locales para vender sus productos en nuestra tienda.

Diseño de branding para nuestra frutería

Veamos ahora otro aspecto importante para diferenciarnos de nuestra competencia; el branding o imagen de marca, que nos acompañará toda la vida de la empresa y por el que seremos reconocibles por nuestros clientes, habituales y potenciales. Nuestra imagen además puede asociarse con ciertos valores, por ejemplo, si apoyamos la producción local de frutas y verduras vendiéndolas en nuestro establecimiento directamente y sin intermediarios, podemos dar la imagen de apoyar a los agricultores de la zona. Si estos, además, usan medios ecológicos y respetuosos con el medio ambiente, estaremos dando una imagen de empresa verde.

Nombre

Elegir el nombre es uno de esos momentos importantes en la creación de la imagen de marca. Varios consejos:

  • Procurar que sea original, es decir, que no hay otra frutería con nombre similar
  • Que sea fácil de recordar
  • Que haga referencia a nuestra actividad
  • Si tenemos intención de crear una página web, comprobar que el dominio está disponible
  • Consultar con amigos, familiares y socios

Si no das con tu nombre, siempre puedes recurrir a Vibranding o Baud, dos agencia de naming.

Logotipo

El diseño del logotipo de nuestra frutería, a no ser que seamos unos expertos diseñadores, es mejor dejarlo en manos de profesionales para obtener un resultado de calidad, que, por ejemplo, pueda combinar nuestro nombre con la imagen que tengamos en mente. Y es que para que nos hagan un buen diseño, cuantos más detalles podamos darle al diseñador sobre nuestra frutería mejor.

Si al final os decantáis por hacer vuestro propio logo, en Internet tenéis algunas plataformas gratuitas para ello, como Hatchful, GraphicSprings o LogoMaker.

Identidad corporativa

El logotipo y el nombre son solo dos elementos más de nuestra identidad corporativa, que deberán estar presentes en nuestras facturas, cartelería, tikets, ropa de los empleados, etc. Además, esa identidad se irá formando con el tiempo y nuestra forma de comportarnos con los clientes, la calidad de los productos que vendamos, nuestros precios y, sí, también, nuestra implicación en la vida del barrio donde nos situemos (o del pueblo, si hemos optado por un lugar más pequeño).

Dónde conseguir el género

Es evidente que si queremos convertirnos en un negocio de referencia dentro de nuestro barrio, vamos a necesitar vender un producto de calidad. Aquí entran en juego los productores y cuáles seleccionar.

Ya hemos mencionado la posibilidad asociarnos con productores locales para que nos abastezcan de frutas y verduras. Esta opción tiene sus pros y sus contras. Por un lado, tratar directamente con el productor eliminará el coste de los intermediarios, además, conocerás el origen de tus productos, que podrás compartir con tus clientes, para dotarlos de un valor añadido (producto local). Como desventaja, te afectará la temporalidad de determinados productos, además, seguramente tendrás que asociarte con más de un productor para tener acceso a más variedad de productos.

Para tener acceso a una mayor variedad de género, tendremos que recurrir a mayoristas que nos sirvan el género en nuestra tienda. En España podemos encontrar una gran cantidad de empresas dedicadas a ello, así que elegir la adecuada dependerá de la variedad de sus productos, pero sobre todo de la calidad de los mismos, ya que frutas y verduras van a “entrar por los ojos” de nuestros clientes. Aquí también debemos considerar el origen del género; frutas y verduras, aunque sobre todo las primeras, son productos sujetos a temporalidad, pero con la globalización actual, podemos conseguir básicamente cualquier fruta en cualquier parte del mundo, aunque en España estemos fuera de temporada. Si queremos vender todo tipo de frutas y verduras durante todo el año, buscaremos mayoristas internacionales, mientras que si preferimos centrarnos en el producto de temporada, podremos buscar mayoristas dedicados al producto nacional.

CONSEJO DE ASESORIAS.COM

“La frutería suena a negocio tradicional de toda la vida, pero podemos darle un giro más moderno y apostar por promover la producción local y el estilo de vida saludable, así como servirnos de Internet para vender a domicilio”

Requisitos para montar una frutería

La licencia para abrir una frutería va a depender del ayuntamiento de la localidad dónde tengamos pensado abrirla, por lo que deberemos acudir al mismo para averiguar qué requisitos nos piden. Además, allí también podremos comprobar si el local que vamos a utilizar tiene licencia comercial.

El ayuntamiento también podrá explicarnos cómo conseguir la licencia de actividad o apertura de la tienda de manera más rápida. Y si el local necesita reformas, también deberemos solicitar allí la consecuente licencia de obras.

Como es muy probable que debamos tocar la instalación eléctrica para la instalación de las cámaras, tendremos que contratar a un profesional autorizado por la comunidad autónoma para que se encargue de ello. El profesional hará entrega del Boletín de Instalación Eléctrica ante la administración autonómica dando validez a la instalación.

Un requisito indispensable es que, tanto nosotros como los trabajadores que tengamos contratados, deberemos tener el carnet de manipulador de alimentos para poder operar en la tienda. Para obtenerlo, hay que hacer el curso correspondiente de manipulador de alimentos.

Indispensable y fundamental es tener la empresa dada de alta antes de que el establecimiento empiece a funcionar.

Trámites legales

Los trámites legales para crear una frutería pueden variar en función de la forma jurídica que hayamos elegido. Para esta guía vamos a decantarnos por la Sociedad Limitada, que es la forma más habitual.

  • Elegir una denominación social que no exista y darla de alta en el Registro Mercantil.
  • Abrir una cuenta a nombre de la empresa en una entidad bancaria en la que depositar el capital social.
  • Redactar los estatutos de la sociedad
  • Acudir a un notario para la firma de la escritura pública de constitución.
  • Obtener el NIF provisional en el Registro Mercantil.
  • Tramitar el alta censal y en el IAE en Hacienda.
  • Alta definitiva en el Registro Mercantil y obtención del NIF permanente.
  • Solicitar la licencia de actividad y permiso de obras.

Todos estos puntos podéis leerlos de una manera más extensa en la guía sobre cómo crear una Sociedad Limitada.

Normativa de sanidad

Dado que vamos a tener un negocio en el que venderemos productos alimenticios, es necesario tener en cuenta las diferentes normativas sanitarias al respecto. En este sentido, cada comunidad autónoma y ayuntamiento tienen diferentes normativas y ordenanzas que deberemos tener en cuenta a la hora de abrir nuestra frutería.

Como ejemplo os dejamos esta normativa de la Junta de Andalucía.

Venta de fruta online

Tienes la opción de crear una frutería de venta online. Aquí, aunque podrás ahorrarte el coste del local comercial, vas a seguir teniendo que alquilar o comprar un almacén, además de contar con vehículos para las entregas. Pero es una opción que puede resultar atractiva y, sobre todo, moderna.

Tenemos el ejemplo de ComeFruta, una empresa que vende a través de Internet frutas y verduras, sirviéndolas directamente a domicilio o incluso en centros de trabajo. Ellos compran directamente al productor, por lo que no hay intermediario, venden producto de temporada y tienen diferentes ofertas, tanto para clientes particulares como para empresas.

Equipamiento e instalaciones necesarias en una frutería

Aparte del local que hayamos escogido para nuestra frutería, tendremos que conseguir mobiliario y equipamiento específico para la misma.

Instalaciones:

Lo ideal será hacernos con un local en una zona concurrida y bien visible, para poder atraer al mayor número de clientes posibles. También se recomienda que tenga fácil acceso.

Además, debe tener el tamaño suficiente para la cantidad de productos que queramos vender y que los clientes no se sientan abrumados por la estrechez de los posibles pasillos o zonas.

Mobiliario:

  • Cámaras frigoríficas
  • Estanterías
  • Mesas
  • Mostradores
  • Iluminación
  • Material de oficina
  • Caja registradora
  • Carteles para colocar precios
  • Posibles elementos de decoración

¡No esperes más!

Encuentra ya un buen asesor cerca de ti.

Cómo administrar y gestionar la frutería

Con la frutería ya en marcha, llega el momento de meternos de lleno en la administración de la misma, sí, el momento del temible papeleo y las obligaciones que debemos cumplir para estar dentro de la legalidad vigente.

Obligaciones fiscales y contables

Obligaciones fiscales

  • Las obligaciones tributarias pueden variar en función del tipo de empresa, podéis encontrar toda la información sobre los tipos de empresas según su forma jurídica en nuestra guía.
  • Impuesto de Sociedades, modelo 200 y 202
  • Declaraciones de IVA
  • Retenciones a cuenta del IRPF de los trabajadores si tenemos, modelos 111 y 190
  • Retenciones a cuenta del IRPF inmueble, modelos 115 y 180

Obligaciones contables:

  • Libro de inventarios y cuentas anuales
  • Libro diario
  • Los libros de IVA que se deben llevar en el caso de ser sujeto pasivo del IVA:
  • Libro de registro de facturas emitidas
  • Libro de registro de facturas recibidas
  • Libros de registro de bienes de inversión
  • Libro de registro especial de recibos emitidos por los adquirientes de bienes o servicios a los sujetos pasivos en el régimen especial de agricultura

Formación necesaria para ejercer

Para llevar adelante una frutería no se requiere ninguna formación específica, más allá del carnet de manipulador de alimentos, pero resultará interesante tener conocimientos sobre lo que estamos vendiendo, para poder ofrecer así una mejor información a nuestros clientes. Además, si estamos orientando nuestro negocio hacia la producción local y la vida sana, tener conocimientos sobre ello nos permitirá asesorar a nuestros clientes y así ofrecerles un mejor servicio, que redundará en nuestra imagen corporativa.

Seguridad y Prevención de Riesgos Laborales

Como ocurre con el resto de centros de trabajo, si la frutería no excede los 6 trabajadores, podremos ocuparnos nosotros mismos de crear el Plan de Prevención de Riesgos Laborales. Pero si tenemos a nuestro cargo a más de 6 empleados, tendremos que contratar un servicio externo para que lleven a cabo las visitas, la evaluación y la prevención de riesgos en nuestro local.

En el plan deberán incluirse los riesgos propios de trabajar en un negocio donde es probable que debamos cargar pesos, así que los riesgos más comunes en este tipo de negocios que deben figurar en el plan son:

  • Caídas al mismo nivel
  • Caídas a diferente nivel
  • Caídas de objetos por su manipulación
  • Golpes y cortes por objetos o herramientas
  • Sobreesfuerzos
  • Exposición a temperaturas extremas
  • Exposición a agentes biológicos
  • Manipulación de productos químicos
  • Riesgo de atraco

Protección de Datos

Con la entrada en vigor del RGPD, llevar una gestión de la protección de datos es algo esencial y obligatorio para las empresas. Así que si en nuestra frutería vamos a manejar información personal, tanto de clientes como de proveedores, deberemos cumplir una serie de obligaciones:

  • Identificar a los responsables del tratamiento. O lo que es lo mismo, la propia empresa, sus representantes o encargados del tratamiento.
  • Registrar todas las actividades de tratamiento en diferentes ficheros, según la procedencia de los datos.
  • Informar acerca de la finalidad de la recogida de los datos personales y sobre el tiempo que van a permanecer en los ficheros.
  • Advertir si los datos se van a ceder a terceros.
  • Obtener consentimiento expreso. Solo se pueden tratar datos de otros si ter han dado previamente su consentimiento, que además ahora ha de ser explícito.
  • Firmar acuerdos de confidencialidad con clientes o proveedores para evitar que traspasan información sensible de la empresa o de sus miembros.
  • Incluir en la página web apartados diferenciados y visibles para la política de privacidad, cookies y aviso legal.
  • Comunicar al interesado los canales por los que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición.

Cómo impulsar y promocionar tu frutería

Ya sabemos cómo gestionar nuestro negocio, las normativas que debemos cumplir y cómo llevarlo día a día. Ahora vamos a ver cómo promoverlo para atraer una mayor clientela y lograr su crecimiento en el tiempo. Para ello podemos usar diferentes técnicas de marketing, tanto online como offline, así como el uso de la Red para aprovechar su capacidad de llegar a más gente.

Transformación digital

Actualmente pocos son los negocios que no cuentan con alguna presencia en el mundo digital, ya sea a través de una página web, un blog o cuenta en alguna red social. Para una frutería, que quizás vemos más como un negocio de proximidad, tampoco puede resultar mala idea apostar por las plataformas digitales para promover el negocio, incluso aprovecharlas para vender a través de ellas. ¿Has pensado en asociarte con Amazon y vender tu producto a través de ellos? Merece darle alguna vuelta en la cabeza.

Página web

Podríamos usar la página web para “vender” nuestra imagen de marca, para transmitir los valores que queremos que la gente asocie con nuestra frutería, como que apostamos por la producción local, o por los productos ecológicos, la vida sana y el desarrollo del barrio. Aparte, podemos usarla como plataforma de venta y quizás servir a domicilio, entre el contenido, además, debería figurar:

  • Quiénes somos
  • Dónde estamos
  • Servicios
  • Tarifas
  • Contacto

Estos contenidos se pueden ampliar con otros apartados para enriquecer la página y que estén relacionados con nuestra actividad y nuestros valores.

  • Galería de imágenes o vídeos
  • Responsabilidad social corporativa
  • Bolsa de empleo
  • Blog
  • Tienda

Si no nuestros conocimientos son limitados a la hora de crear una página web, siempre podremos acudir a una agencia o profesional que se ocupe del diseño web.

Redes Sociales

Como ya hemos comentado, las redes sociales es otra opción para tener presencia en Internet, podemos usar Facebook, Twitter o Instagram para contar historias de nuestra tienda, anécdotas del día, mostrar nuestro producto, contar novedades o compartir noticias relacionadas con nuestro sector. También son una forma de contactar más directamente con el cliente, al que podemos contestar preguntas si las hace.

SEO

Web, redes sociales, pero nuestra posición en buscadores no es muy notoria y actualmente, aparecer en las primeras posiciones de un buscador es fundamental para que la gente entre en nuestros sitios online. Aquí entra en juego el SEO y sus diferentes técnicas para posicionar en buscadores.

Para aparecer en las primeras posiciones de los motores de búsqueda, tendremos que optimizar el SEO de nuestro sitio web y de todo lo relacionado con nuestra frutería en la Red. Lo mejor en este caso, a no ser que seáis un experto en ello, es contar con una agencia SEO que nos ayude en ello. En España tenéis Neoattack, Elogia o Webpositer.

Relacionado con el SEO tenemos la publicidad en buscadores; a través de campañas basadas en keywords, podremos aumentar la visibilidad online de nuestra frutería y los productos que vendemos mediante anuncios destacados en los buscadores. De nuevo, para ello, si no tenemos conocimientos sobre el tema, podemos contratar a una agencia de publicidad como Innova Publicidad u Optimizaclick.

Promoción offline

Los métodos tradicionales de promoción también podrán servirnos, sobre todo a nivel local, ya que para un negocio como el nuestro, la cercanía es un punto clave. De tal manera, a parte del famoso boca a boca, podemos recurrir a:

  • Colaboración con productores locales
  • Patrocinio de eventos
  • Reparto de folletos a través de buzoneo
  • Dar a probar muestras gratuitas de nuestros productos recomendados
  • Anuncios en prensa, radio y televisión local
  • Realización de catas para promover la vida sana y saludable

Ideas brillantes para que te inspires

Una frutería puede parecernos un negocio muy tradicional y, en cierto sentido lo es, pero lo cierto es que con la moda actual de llevar una vida sana y unos hábitos alimenticio saludables, tanto para nosotros como para el planeta (la ONU de hecho ha recomendado una alimentación más basada en frutas y verduras) promoverlo en nuestro negocio apostando por productos con certificación ecológica puede ser una forma de atraer a determinado tipo de clientela preocupada por estos temas.

En ese sentido, y si queremos dar esa imagen de empresa preocupada por el medio ambiente, podemos convertirnos en una tienda de residuo cero, es decir, que no usaremos envases de plástico o no reciclables a la hora de vender nuestros productos y, además, promoveremos este tipo de actitud con consejos para nuestros clientes.

Como ya dijimos, apostar por la producción local o los pequeños productores y vender directamente sus productos sin contar con intermediarios, aparte de abaratar un coste, nos puede servir para construir una buena imagen de cara a nuestros clientes y asegurarnos unos proveedores de calidad.

Realizar descuentos y ofertas especiales con frutas y verduras de temporada también puede ser otra forma de fomentar la llegada de nuevos clientes, que podrían convertirse en clientes habituales.

Explorar lo que podemos hacer con una frutería más allá del hecho de vender puede abrirnos muchas posibilidades y para llevar este negocio a buen término, siempre es mejor contar con la ayuda de un buen asesor.