Cómo abrir un taller mecánico

¿Cómo abrir un taller mecánico? ¿Qué requisitos se necesitan para montar un negocio de modificación o reparación de vehículos? En esta guía te explicamos todos los pasos y trámites que debes realizar para poner en marcha tu propio taller.

Pasos previos antes de abrir un taller mecánico

En España existen alrededor de 45.000 talleres dedicados a la reparación de coches, motocicletas y otros vehículos a motor. Un sector en el que existe una gran competencia, pero que cuenta con una demanda de clientes sólida y que se mantiene en el tiempo.

Antes de entrar en trámites, requisitos y obligaciones, nos gustaría darte algunos consejos iniciales, unos pasos previos que te ayudarán a enfocar mejor la apertura de tu taller.

¿Cómo diseñar el plan de negocio?

Antes de montar cualquier negocio es necesario realizar un estudio previo en el que se analicen aspectos como el perfil de los clientes, la ubicación del taller o la competencia existente.

En base a este análisis, se debe elaborar un plan de negocio basado en las conclusiones extraídas. ¿Cuáles son las fortalezas, debilidades, amenazas y oportunidades del taller?

  • Si vas a abrir el taller en una zona con bajo poder adquisitivo, no tiene mucho sentido orientarlo hacia vehículos de alta gama o de coleccionista.
  • Por el contrario, si tu proyecto es abrir un taller monomarca para vehículos Mercedes, tu competencia no será un taller oficial de Hyundai, sino otros oficiales de Mercedes o talleres multimarca con buena reputación con vehículos de gama alta.

Es en este punto cuando debes decidir el tipo de taller que quieres abrir. Para ello, es básico detectar una demanda no satisfecha por los clientes de la zona: un taller especializado en pintura, de coches de competición, solo de motocicletas, para vehículos clásicos, etc.

Por otro lado, es imprescindible realizar un Plan de Viabilidad económica. Esto es, poner en relieve los ingresos esperados con los gastos previstos durante el primer año.

El coste de abrir un taller mecánico depende de factores como el tipo de taller, el precio de alquiler del local, el gasto en equipos y maquinaria nueva o de segunda mano, contratación de empleados, etc.

¿Qué forma jurídica elegir?

Una de las decisiones básicas a la hora de abrir un taller mecánico es la elección de la forma jurídica.

Alguna de las opciones principales son la Comunidad de Bienes y la Sociedad Civil. Sin embargo, la mayoría de profesionales del sector se decantan por ejercer como autónomos o por crear una sociedad mercantil, generalmente una Sociedad Limitada.

Puedes encontrar más información para ejercer bajo alguna de estas formas jurídicas en estos artículos:

¿Cómo definir la imagen de marca?

Antes de empezar con los trámites para abrir tu taller es necesario que tengas claro cuál es a imagen que quieres ofrecer. Teniendo en cuenta el estudio previo ya sabrás qué servicios quieres ofrecer y a qué clientes te vas a dirigir. En base a esto, es hora de empezar a crear el branding del taller.

Nombre

El nombre es un aspecto fundamental del taller ya que es uno de los principales métodos que los clientes tienen para identificarte. Debe ser único, original, fácil de recordar y que se identifique con los servicios y valores del taller. Allá van algunos consejos que puedes seguir:

  • Elige nombres con palabras relacionadas con el sector: taller, repara, coches, servicio, motor, express, auto, mecánica, etc.
  • Ten en cuenta el tipo de taller. Por ejemplo, para un taller de chapa y pintura puedes utilizar términos específicos como spray, paint, pinturas, etc. En cambio, para un taller de competición puedes elegir términos como boxes, top, rallyes, etc.
  • Combinar palabras del sector automoción con términos como súper, VIP, mega o maxi es otra solución bastante recurrente. Por ejemplo, “taller MaxiAuto”.
  • No tengas miedo de usar términos en inglés, siempre y cuando no sean complicados de entender: fast, car, motors, tech, etc.
  • Pide consejo a amigos y conocidos, a ver qué nombres les suenan mejor o les parecen más apropiados para tu taller.

Si no das con un nombre que te convenza, puedes pedir ayuda profesional a empresas de naming como Nameworks o Mamba.

Logotipo

El diseño del logotipo para un taller mecánico debería quedar en manos de un diseñador gráfico profesional. En este caso, tu tarea será transmitirle a la empresa de diseño las ideas o valores que quieres transmitir con tu logotipo.

  • *Si buscas profesionales del diseño de logotipos te recomendamos la Agencia WAKA o Prisma.

En general, el logo debe ser simple y fácilmente reconocible. Un buen ejemplo lo tenemos en marcas de coches como Audi o Mercedes, cuyos logotipos se basan en formas muy sencillas en las que ni siquiera figura el nombre de la marca.

Obviamente, tu taller no será tan conocido como estas marcas, así que lo más aconsejable es que, al menos al principio, el nombre también aparezca en el logo. Más adelante se pueden diseñar más versiones del logotipo, cambiando colores, quitando el nombre, etc.

Otro punto que no debes olvidar al elegir un logotipo, es que sea versátil y adaptable a diferentes entornos. Por ejemplo, que siga siendo atractivo al aparecer en blanco y negro en prensa escrita.

  • *¿Crees que puedes diseñar tú mismo el logotipo del taller? En internet puedes intentarlo gracias a las herramientas gratuitas que ofrecen Wix, Logaster o Tailor Brands.

Identidad visual

El nombre, el logotipo, así como los colores o tipografía usados para representarlos, forman parte de la identidad visual del taller. Esta identidad se debe extender por todos los rincones del negocio. Por ejemplo, en la fachada del taller, la sala de recepción, los monos de trabajo de los operarios, e incluso en las tarjetas de visita o folletos para los clientes.

Evidentemente, esto también es extensible a la parte online del negocio, principalmente la página web y los perfiles en redes sociales.

Requisitos y trámites para abrir un taller mecánico

Los requisitos para abrir un taller mecánico son bastante complejos y pueden variar en función de la normativa de Cada Comunidad Autónoma. Para cumplir con estos requisitos hay que realizar una serie de trámites que, dependiendo del tipo de taller, pueden llegar a ser tediosos.

Efectivamente, a la hora de montar un taller de coches hay que responder ante administraciones locales, el Ministerio de Industria, Consumo, la Agencia Tributaria o la Seguridad Social, entre otros. No es poco.

Hay que tener en cuenta que los talleres de vehículos son negocios que trabajan con maquinaria o sustancias potencialmente peligrosas, por lo que también habrá que tener en cuenta los requisitos medioambientales o en relación al tratamiento de residuos.

Entonces, ¿cuáles son los trámites para abrir un taller mecánico? Empecemos por los requisitos generales:

  • Formalizar en Hacienda la declaración previa al inicio de la actividad
  • Elegir la denominación social.
  • Solicitar la licencia de actividad y el permiso de obras en el ayuntamiento.
  • Tramitar en Hacienda el alta censal del taller.
  • Alta en el Impuesto de Actividades Económicas (I.A.E). También se hace en Hacienda.
  • Inscribir el taller en la Seguridad Social.
  • Afiliar los empleados en la S.Social y formalizar los contratos en la Oficina de Empleo.
  • Comunicar a la Oficina de trabajo la apertura del taller en un plazo máximo de 30 días desde el inicio de la actividad.
  • Acudir al Ministerio de trabajo para formalizar el libro de visitas.

Estos trámites suelen ser comunes a todos los negocios, aunque pueden variar en función de las CC.AA. Pero además, los talleres tienen que hacer frente a otros requisitos específicos:

  • Solicitar en la Dirección Regional de Industria de la Comunidad Autónoma el alta en el Registro Especial de Talleres de Reparación de Vehículos Automóviles y de sus Equipos y Componentes. Es necesario aportar un proyecto técnico firmado por un técnico profesional, además de una memoria con la relación de puestos de trabajo, maquinaria y equipos y descripción de los servicios que se van a ofrecer en el taller.
  • Los talleres mecánicos son negocios que utilizan productos potencialmente tóxicos y que pueden contaminar la atmósfera o el suelo. Por ello, es necesario inscribirse en el Registro de pequeño productor de residuos tóxicos y peligrosos de la C.A.
  • Asimismo, hay que suscribir un contrato con alguna empresa autorizada para la recogida y transporte de vertidos y sustancias peligrosas. Además, es necesario contar con una identificación industrial de vertidos expedida por la Confederación Hidrográfica de tu comunidad, siempre y cuando se consuman más de 3.500 litros de agua en el taller.
  • Presentar cada cuatro años un Plan para la Prevención y Reducción de Residuos Peligrosos.
  • Realizar la declaración de Envases y Residuos antes del 31 de marzo (anual)..
  • Presentar un informe sobre suelos contaminados.
  • Presentar cada 5 años el Boletín Eléctrico de Baja Tensión y anualmente el de Alta Tensión.
  • *De nuevo queremos remarcar que los trámites pueden variar en función de cada región.

Los requisitos a cumplir y trámites a realizar no se quedan ahí. Otras de las obligaciones al abrir un taller mecánico son:

  • Enviar los ficheros a la Agencia Española de Protección de Datos.
  • Cumplir las exigencias de Consumo sobre cartelería, reclamaciones, depósitos y resguardos, facturas, señalizaciones y placas distintivas, etc.

Equipamiento e instalaciones de un taller mecánico

Un taller de reparación de vehículos es un negocio que necesita de unas instalaciones y un equipamiento muy específico. Comenzando por la propia distribución del local y sus requerimientos en materia de ventilación, iluminación o señalización de peligros

Local o nave

En primer lugar, vamos a hacer referencia a la distribución del local. Tu taller ya puede tener más o menos metros cuadrados, que siempre será imprescindibles tener las diferentes zonas separadas y bien delimitadas. Por ejemplo, el área de mecánica de las cabinas de pintura o el almacén de productos.

En cuanto a la instalación eléctrica, es necesario realizar un proyecto técnico que permita cumplir con la normativa del Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión, como normativa más importante.

También resulta fundamental contar con una instalación de aire comprimido. Estos compresores son necesarios debido a que en los talleres mecánicos es habitual el uso de herramientas neumáticas.

Por otro lado, la iluminación del local debe cumplir la normativa UNE 12461-1 que define las condiciones lumínicas requeridas en un taller.

El Reglamento de Seguridad Contra Incendios define los requisitos que debe cumplir el local en este aspecto, y el equipamiento necesario (extintores, mangueras, salidas de emergencia, etc.

En el taller también se producen emisiones de gases potencialmente contaminantes, por lo que el local debe contar con un adecuado sistema de ventilación y renovación del aire.

Maquinaria y equipo

Para que los operarios del taller puedes realizar sus tareas con eficacia es necesario contar con una serie de maquinaria y herramientas. Se puede clasificar en diferentes tipos, según su finalidad o modo de empleo.

Herramientas manuales

Son aquellas que funcionan por la fuerza que aplica el propio operario. Son las más sencillas, pero probablemente las más comunes. Todos taller necesita un completo equipo de herramientas manuales, entre las que se encuentran:

  • Herramientas manuales para fijación: llaves dinamométrica, llaves fijas, destornilladores, martillos, remachadora, etc.
  • Equipo manual para sujeción: mordazas, alicates, tornos fijadores, etc.
  • Herramientas de corte: sierras, tijeras, cortafríos, limas, brocas, etc.
  • Herramientas manuales de medida: cinta métrica, voltímetro, banco de potencia, máquinas para análisis de gases, goniómetro, nivel, etc.
  • Otras: gatos hidráulicos, punzones, pelacables y pasacables, etc.

Herramientas neumáticas

Son aquellas que funcionan mediante aire comprimido, de ahí la necesidad de instalar compresores en el taller. Entre las herramientas neumáticas que no pueden faltar en un taller de coches están las llaves o pistolas de impacto, lijadoras, pulidoras, esmeriladoras y más.

Equipo para elevación de cargas

En un taller existen operaciones para las cuáles es necesario levantar el vehículo, con el objetivo de facilitar el trabajo a los operarios. Son aparatos que se pueden usar en diversas tareas del taller, por ejemplo para hacer un cambio de ruedas, alinear los ejes o buscar desperfectos en los bajos del coche.

Entre las herramientas para elevación de cargas imprescindibles se pueden citar:

  • Elevadores
  • Grúas móviles
  • Gatos hidráulicos y mecánicos
  • Alineadora de dirección (aunque su función real no se limita a elevar el vehículo, la operación debe hacerse con el vehículo en alto)

Herramientas eléctricas y electrónicas

Equipo para reparación de baterías, soldadores eléctricos o equipos de diagnosis. En especial, cualquier taller actual cuenta con equipos de diagnosis que permiten detectar y resolver averías de forma más rápida y sencilla.

Equipamiento para área de chapa y pintura

Es un área del taller que debe estar separada del resto y que necesita de unas instalaciones propias. Por tanto, el equipamiento empieza por tener una cabina de pintura acondicionada. Pero además, necesitarás:

  • Elevadores
  • Caballetes
  • Sala de mezclas
  • Recipientes mezcladores de pintura
  • Equipo de secado por infrarrojos
  • Lijadoras
  • Pulidoras
  • Esmeriladoras
  • Pistolas aerográficas
  • Barniz, imprimadores, activadores, aparejos
  • Sopletes

Equipo para reparación de neumáticos

Una de las tareas más frecuentes en un taller es la sustitución de neumáticos o la reparación de pinchazos. Para realizar estas operaciones con eficacia es necesario contar con el siguiente equipo:

  • Montadoras y desmontadoras de neumáticos
  • Manómetros, parches, siliconas de sellado y otros productos recomendados para reparar pinchazos.
  • Vulcanizadoras (para reparar llantas)
  • Equilibradoras

Productos varios

En un taller se necesitan muchos otros productos para reparaciones de diversa índole. Por ejemplo, masillas para reparar bollos o arañazos, o selladores anaeróbicos para unir piezas. También se necesitan aceites, grasas lubricantes, pegamentos UV, desinfectantes de habitáculos, anticongelantes, etc.

Mobiliario

Las áreas donde los operarios del taller desempeñan su trabajo no cuenta con mobiliario, más allá del equipamiento necesario para que los profesionales puedan desempeñar su trabajo.
Sin embargo, sí existen otras áreas donde es preciso contar con un mobiliario básico:

  • Recepción: mesas, sillas o sillones, armarios, estanterías, ordenador, teléfono y, en general, todo el equipamiento necesario para brindar una buena atención al cliente y ofrecer buena imagen.
  • Almacenes: principalmente, armarios y estanterías para separar y distinguir fácilmente herramientas y productos.
  • Vestuarios: taquillas, bancos, perchas,
  • Aseos: duchas, retretes, lavabos.

Cómo gestionar un taller mecánico

Después de darte las claves para saber cómo abrir un taller mecánico, ahora pasamos a aconsejarte sobre cómo gestionarlo. Teniendo siempre en cuenta, eso sí, las particularidades que tiene este tipo de negocio.

Obligaciones fiscales y contables

No nos vamos a detener demasiado en este punto, ya que estas obligaciones pueden variar en función de la forma jurídica elegida para abrir el taller. Para saber más sobre las obligaciones fiscales o contables de tu taller, te recomendamos leer nuestra guía sobre tipos de empresas según su forma jurídica.

Formación recomendada

La mayoría de obligaciones al abrir un taller tienen que ver con licencias, permisos y acondicionamiento del local. Sin embargo, no existen requisitos o impedimentos para que cualquier persona puede abrir su propio taller.

No existe una formación básica obligatoria para montar un taller mecánico. De hecho, hasta hace poco ni siquiera existían titulaciones universitarias destinadas a operadores de talleres mecánicos. Esto está cambiando con el tiempo, y ya hay instituciones de enseñanza, como la Universidad de Nebrija, que ya ofrecen titulaciones directamente relacionadas con esta profesión (Ingeniería del Automóvil).

De todas formas, la mayoría de titulaciones universitarias relacionadas tienen más que ver con mecánica o ingeniería en general. Por ejemplo, los Grados en Ingeniería Mecánica, Ingeniería aeroespacial, Tecnologías industriales o Diseño industrial.

En el caso de las titulaciones anteriores, es cierto que suelen estar enfocadas a profesionales que buscan una formación superior y que no enfocan su futuro profesional a trabajar en un taller. Lo mismo se podría decir de aquellos que cursan master o postgrados de Diseño Automotriz o en Ingeniería de coches híbridos y eléctricos.

Por ello la opción más frecuentes es realizar algún ciclo de Formación Profesional. Existen diferentes posibilidades, en función de la complejidad de los estudios o de tu formación previa. Puedes optar por cursos de FP Básica (se puede realizar a partir de los 15 años), de Grado Medio o de Grado Superior. La mayoría tienen una duración de 2.000 horas y compaginan la parte teórica con la realización de prácticas.

Por otro lado, también puedes realizar cursos de especialización, los cuáles se pueden encontrar en internet, instituciones privadas, el SEPE o en otras instituciones como la UGT o CC.OO.

Gestión de trabajadores

Ten en cuenta que si vas a contratar trabajadores para tu taller, debes cumplir con toda la normativa vigente, lo que incluye dar de alta los contratos en trabajo o hacer los pagos pertinentes a la seguridad social.

En principio, para abrir un taller mecánico pequeño no necesitarás más de tres o cuatro empleados. Sin embargo, en función del tamaño del negocio podría surgir la necesidad de contratar más personal.

Los profesionales más habituales en los talleres de automoción son:

  • Mecánicos
  • Electricistas
  • Pintores
  • Chapistas
  • Técnicos de diagnosis
  • Personal de atención al cliente
  • Gerente

Es imprescindible cumplir con la normativa laboral en materia de jornada laboral, descansos, permisos, vacaciones, horas extraordinarias, etc. Existe un convenio colectivo que regula estos aspectos, pero muchas CC.AA aplican su propia normativa. A nivel general se establece que los trabajadores tienen derecho a:

  • Jornada laboral semanal máxima de 40 horas
  • Jornada máxima diaria de 9 horas
  • Todas las horas trabajadas fuera de esos límites se consideran como horas extraordinarias y se pagan a mayor precio que las normales
  • Descanso entre el término de una jornada y el inicio de la siguiente de 12 horas, como mínimo.
  • Descanso semanal de un día y medio.
  • Vacaciones de 30 días naturales al año, 2,5 días de vacaciones por mes trabajado.

Protección de Datos

El RGPD de reciente entrada en vigor establece nuevas obligaciones para todas las empresas en relación a la información que manejan. Al igual que el resto de negocios, existen nuevas responsabilidades para los talleres en materia de protección de datos.

  • Identificación: el taller debe identificarse debidamente a sí misma, así como a sus responsables o representantes, al realizar cualquier comunicación con otro receptor, sean clientes, proveedores de recambios, etc.
  • Registrar las actividades que requieran tratamiento de datos: es decir, el taller debe informar sobre qué tipo de información se recaba, durante cuánto tiempo, con qué motivo y si se va a ceder a terceros.
  • Obtener consentimiento expreso: el taller debe obtener el consentimiento explícito del usuario para poder recoger sus datos y enviarle comunicaciones de índole comercial.
  • Firmar acuerdos de confidencialidad con empleados: los trabajadores del taller tienen acceso a datos privados del propio taller, sus cliente o proveedores, por lo que es necesario firmar contratos de confidencialidad que prevengan las fugas de información.
  • Añadir los textos legales en la web: esto incluye el aviso legal, la política de privacidad y la política de cookies.
  • Analizar los riesgos de pérdidas de información y notificar a los usuarios en caso de una brecha en la seguridad.

Seguridad y prevención de riesgos laborales

Para los trabajadores de un taller mecánico es fundamental poder desempeñar sus funciones de forma segura. Para ello hay que elaborar un plan de prevención de riesgos laborales y realizar cursos internos de actualización y reeducación.

Existen diversos factores de riesgo en un taller que pueden atentar contra la salud de los operarios. Puedes encontrar un completo manual sobre estos riesgos y la forma de afrontarlos en este enlace.

En todo caso, te resumimos las medidas de seguridad más importantes en un taller mecánico:

  • Utilizar ropa ignífuga y calzado homologado antideslizante.
  • Usar gafas y mascarillas protectoras para aquellas tareas en que están expuestos los ojos o las vías respiratorias.
  • Hacer caso a las instrucciones de uso de las máquinas y equipos.
  • Tener las herramientas en perfecto estado y sustituirlas cuando sea necesario.
  • Mantener despejadas las áreas de paso.
  • Guardar el equipo que no se vaya a usar para que no moleste.
  • Evitar el vertido de agua o aceites al suelo.
  • Separar los productos tóxicos o inflamables de los demás.
  • Contar con equipos de protección frente a incendios
  • Asegurarse de que las tomas de corriente están en buen estado y no existen peligros de cortocircuitos.
  • Ventilar el local adecuadamente para evitar la acumulación de gases producto de la combustión de motores.
  • No fumar
  • Evitar el uso de cadenas, pulseras o elementos similares que podrían provocar enganchones o atrapamientos.
  • Respetar la señalización.

Señalización del taller

Hemos querido hacer un aparte para la señalización obligatoria en el taller. Resulta básico para evitar accidentes y caídas al mismo o distinto nivel. La señalización básica consiste en:

  • Delimitación de áreas de trabajo mediante señales verticales o bandas en el suelo amarillas y negras. Su función es evitar que entre en esas zonas personal no autorizado.
  • Señalización de fosos o plataformas elevadoras.
  • Presencia de triángulos de advertencia para señalar las zonas en las que pudiera haber restos de aceite o agua.
  • Prohibición de uso de productos, indicado con señales circulares con borde rojo y símbolo negro sobre fondo blanco.
  • Advertencia de peligros, que se indica con señales en forma de rombo, con bordes rojos y fondo blanco.
  • Señales circulares con el pictograma blanco sobre fondo azul. Suelen informar sobre la obligación de usar equipo de protección para hacer ciertas tareas.
  • Señales de salvamento, que suelen tener forma cuadrada o rectangular. Su misión es indicar el lugar donde se encuentran las salidas de emergencia o los extintores.

Almacenamiento y eliminación de residuos

Los talleres mecánicos deben hacer frente a férreas exigencias en cuanto al almacenamiento, manipulación y eliminación de residuos. Entre las obligaciones del taller se encuentran:

1. Identificar productos potencialmente peligrosos mediante su etiquetado. La norma que califica los diferentes tipos de sustancias peligrosas es el Real Decreto 363/1995, que ha sido modificado por última vez en el año 2003. En su última actualización, distingue hasta 15 tipos distintos de sustancias peligrosas:

  • Explosivas
  • Corrosivas
  • Comburentes
  • Irritantes
  • Inflamables (en tres grados distintos, de menor a mayor)
  • Sensibilizantes
  • Tóxicas para la reproducción
  • Tóxicas para el medio ambiente
  • Cancerígenas
  • Mutágenas
  • Muy tóxicas
  • Tóxicas
  • Nocivas

2. Elaborar un plan de almacenamiento. Imprescindible para tener controlados los productos en caso de fuga. Un plan de almacenamiento de residuos debe incluir un inventario de existencias en el almacén, la zona donde se hallan guardados los productos o un registro de las entradas y salidas del almacén.

3. Separar productos incompatibles. En especial aquellos productos peligrosos y que podrían provocar reacciones químicas al entrar en contacto con otras sustancias.

4. Contratar una empresa de gestión de residuos. La eliminación de sustancias químicas tóxicas o peligrosas no se puede hacer de cualquier manera. Lo más recomendable es contratar los servicios de una empresa autorizada para la gestión de residuos.

Proveedores y distribuidores

Los proveedores son otro factor de gran importancia para el éxito del taller. De ellos depende la calidad de las piezas, recambios o productos que ofreces a tus clientes. Es decir, los proveedores del taller también influyen, aunque sea de forma indirecta, en la calidad y eficacia del servicio.

Muchas veces, a la hora de elegir proveedores se tiende a mirar solo el precio, pero en realidad hay otros factores que deben influir en la decisión:

  • Piezas y recambios oficiales, homologados.
  • Reputación y experiencia.
  • Disponibilidad, canales de comunicación facilitados.
  • Calidad y transparencia en el trato personal y profesional.
  • Descuentos, ofertas y recompensas por fidelidad.
  • Capacidad para satisfacer cualquier demanda de productos en tiempo y forma.
  • Cómo no, el precio, o mejor dicho, la relación calidad/precio.
  • Si buscas proveedores de talleres mecánicos, ahi van unas cuantas opciones: TECNYCS, HandCar, Tymbia o Agora Import.

Claves para impulsar tu taller mecánico

Está claro que para alcanzar el éxito en un taller mecánico es necesario contar con una buena reputación forjada a base de clientes satisfechos.Y para ello, no lo vamos a negar, son necesarias muchas horas de trabajo y dedicación.

Sin embargo, también hay otras maneras de impulsar tu negocio, darle al taller ese empujón necesario que te permita aumentar tu visibilidad y atraer más clientes.

Transformación digital

Puedes aprovechar internet para promocionar tu taller de muy diversas maneras. Aquí van algunos consejos:

  • Crear una página web. En ella puedes mostrar información sobre tu negocio, tus precios o establecer métodos de contacto y cita previa. Si quieres posicionarte en buscadores, necesitarás un buen profesional SEO.
  • Abrir perfiles en redes sociales. Perfectas para anunciar novedades, hacer sorteos o colgar vídeos y fotos relacionadas con el sector. Facebook e Instagram son, a día de hoy, imprescindibles.
  • Publicar un blog. Puede estar enlazado a tu web principal. Ideal para colgar INFO de utilidad: novedades del sector, post de ayuda, etc.
  • Videotutoriales en Youtube. Una manera de llegar a muchos más usuarios mostrando reparaciones in situ.
  • Usar aplicaciones de gestión. Permiten agilizar la operativa interna y mejorar la gestión del negocio.
  • Ofrecer comunicación por WhatsApp. Para estar en contacto directo con tus clientes. También sirven otros servicios de mensajería como Telegram.
  • Aparecer en buscadores de talleres. Una buena opción para llegar a mayor número de usuarios.
  • Realizar campañas de email marketing. Básicamente, se trata de enviar correos comerciales a usuarios que hayan dado su consentimiento.
  • Publicar anuncios o banners. Puedes optar por opciones como Google Adsense.

Puede que en alguno de estos puntos estés algo perdido y que, de hecho, necesites contratar profesionales especializados en marketing digital. Aquí te dejamos una pequeña guía de ayuda:

  • Servicios de hosting: Hostalia, Webempresa, 1and1.
  • Plataformas para crear tu página web: WordPress.
  • Agencias SEO/SEM: Tidart, Adgoritmo, Estudio34
  • Redes sociales especiales para talleres o clientes del taller: Mofler, DriveTribe, TuMotor.
  • Aplicaciones de gestión para talleres: Taller Alpha, iTaller, TallerGP.
  • Buscadores de talleres: Tallerator, Talleres Top, RedAdvisor.
  • Herramientas para email marketing: Mailrelay, MailChimp.

Promoción offline

La promoción offline se ha quedado algo anticuada en algunos aspectos, pero en otros sigue siendo una poderosa herramienta, sobretodo en ámbitos más locales. Ejemplos:

  • Coloca anuncios en prensa, radio o televisión local.
  • Crea programas de fidelización con bonos y promociones especiales para usuarios recurrentes.
  • Fomenta la promoción entre tus clientes. Por ejemplo mediante programas de afiliados que incentiven al usuario a llevar al taller a amigos o familiares a cambio, por ejemplo, de un cambio de aceite gratis u otros descuentos.
  • Negocia acuerdos o intercambios con negocios cercanos. Por ejemplo, distribuir folletos en una tienda de alimentación cercana.
  • Llama la atención en las propias instalaciones del taller. Por ejemplo, si te dedicas a reparar coches clásicos, puedes llamar la atención con algún vehículo o pieza de muestra.
  • Organiza jornadas o eventos. Por ejemplo, un día puedes llevar a los niños de la zona a ver cómo funciona un taller por dentro (bajo estrictas normas y con la autorización y presencia de sus padres).
  • Patrocina clubes, equipos, iniciativas o eventos de cualquier tipo. Una competición de rallyes local, el.equipo de fútbol de la localidad, un evento de coches clásicos, etc.

Estas son algunas formas para promocionar tu taller offline. En cualquier caso, no hay mejor marketing que un trabajo bien hecho.

Ideas de futuro para que te inspires

La industria de la automoción avanza a ritmo lento pero imparable. Poco a poco se van destapando algunas tendencias que marcarán el futuro del sector. Y los talleres de automóviles deben estar preparados para los nuevos retos.

Te damos algunas ideas sobre el futuro de los talleres mecánicos, oportunidades de negocio que ya están aquí, o llegarán en poco tiempo:

  • Conectividad: los vehículos conectados son una realidad. Capaces de comunicarse con el conductor, con el entorno y con otros dispositivos electrónicos.
  • Vehículos eléctricos e híbridos: el parque de este tipo de vehículos crece y cada vez serán más imprescindibles los talleres capaces de brindarles servicio.
  • Coches autónomos o semi-autónomos: la autonomía total trdará todavía en llegar, pero cada vez hay más vehículos que “hacen cosas solos”.
  • Actualización de vehículos: como si fuera un software o programa de ordenador, los vehículos ya pueden actualizar sus centralitas para añadir nuevas funciones.
  • Servicios online: por ejemplo, la diagnosis del vehículo a distancia. Una solución que ya han puesto en marcha algunas empresas como Launch Ibérica, con su dispositivo denominado Golo.
  • Impresión 3D: ya hay talleres de coches o motos que aprovechan el potencial de las impresoras 3D para recrear piezas. Por ejemplo, puedes resultar muy útil para realizar réplicas de piezas ya descatalogadas.

En definitiva, el futuro de los talleres mecánicos también pasa por una evolución del propio profesional del taller. Esa imagen del mecánico lleno de grasa y rodeado de tuercas y herramientas va cambiando hacia un perfil más tecnológico, en el que cada vez es más importante el dominio de la electrónica.

Con estos llegamos al final de nuestro camino. Ahora ya sabes cómo abrir un taller mecánico y gestionarlo con eficacia. Rodéate de profesionales de confianza y trabaja duro. El éxito está en tus manos.

Cómo abrir un taller mecánico
4.8 (95%) 4 vote[s]