La mayoría de empresas y también muchos usuarios particulares necesitan crear páginas web para promocionarse o para subir contenidos que quieran compartir con el mundo a través de Internet. Para ello, esas páginas web necesitan estar alojadas en algún sitio, aquí es donde entran en juego los servidores de hosting o alojamiento web, que ofrecen esos espacios para colgar las páginas web, convirtiéndose en un negocio que si no fácil (hay mucha competencia), si que puede acabar resultando muy lucrativo.

En esta guía os vamos a explicar las claves que debéis tener en cuenta para montar una empresa de hosting.

Pasos previos para crear una empresa de hosting

Todas las páginas web necesitan alojarse en algún servidor, gratuito o de pago, que las “conecte” a la Red, para ello surgieron las empresas de hosting, quienes venden a sus clientes un espacio en sus servidores para alojar las páginas web de estos. El negocio del hosting puede resultar muy lucrativo, si bien es cierto que existe una gran competencia con operadores conocidos y ya muy establecidos. Aún así, es una idea de negocio lo suficientemente interesante para embarcarse en ella si se dispone del dinero necesario para hacer la inversión inicial.

Antes de pensar en el plan de negocio, lo primero que debemos saber es cómo funciona una empresa de hosting y cómo podemos ser proveedores de hosting. Para lo primero, nos remitimos a las líneas superiores; una empresa de hosting posee servidores propios (ordenadores) con los que puede prestar servicios de alojamientos web, además de otros servicios en Red, a sus potenciales clientes, para ello puede ofrecer diferentes paquetes según el tamaño de los espacios (10 GB, 50 GB, 200 GB…), número de cuentas correo, dominio, etc., a cambios de diferentes tarifas, junto a un servicio técnico que se ocupe de solventar los problemas que surjan.

Para lo segundo, vamos a ver que tenemos dos opciones; bien tener nuestros propios servidores, con todos los costes que ello conlleva, o adquirir servidores reseller (revendedor), que ya vienen preparados para vender espacios de alojamiento web, con herramientas y licencias ya instaladas, aunque se trata siempre de servidores compartidos.

Si estamos comenzando y nuestro capital inicial es limitado, la opción de servidores reseller se presenta como la más factible, aunque con el tiempo, si el negocio va bien, es probable que debamos ampliar el plan que tengamos contratado, pasar a un servidor dedicado o adquirir nuestro propio servidor.

Tanto si nos decantamos por una u otra forma para montar nuestra empresa de hosting, antes de comprar nada, deberemos elaborar un plan de negocio que nos permita ver la viabilidad, costes y rentabilidad de esta aventura.

Elaborar plan de negocio

Como cualquier otro plan de negocio, el que vayamos a elaborar para una empresa de hosting deberá contemplar aspectos clave como los clientes potenciales y sus necesidades, la competencia existente, nuestras capacidades tanto a nivel de conocimientos y nivel técnico, como económicas, ya que no va ser lo mismo adquirir nuestros propios servidores (ordenadores cuyo precio no va a ser precisamente barato) a adquirirlos reseller, algo para lo que también deberemos considerar la necesidad de contratar o no personal cualificado para llevar el mantenimiento de los propios servidores y para la resolución de problemas.

Tras el estudio y la elaboración del plan de negocio, podremos elaborar un análisis DAFO que nos sirva para determinar las debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades que nuestra empresa de hosting va a tener por delante.

Ejemplo de análisis DAFO para una empresa de hosting

Pongamos por ejemplo, que disponemos del dinero necesario para ello y hemos montado una empresa de hosting con servidores propios, con diferentes paquetes orientados para ofrecer servicios de alojamiento a empresas.

cómo montar una empresa de hosting

Del análisis DAFO deberíamos realizar un análisis CAME que nos sirva para elaborar diferentes estrategias encaminadas a corregir debilidades, afrontar amenazas, mantener nuestras fortalezas y explotar las oportunidades que surjan en el mercado.

Estos análisis deberían ayudarnos a elaborar un plan de viabilidad con el que podamos determinar la rentabilidad a corto, medio y largo plazo de nuestra empresa de hosting, poniendo sobre el papel los costes y las posibilidades reales de beneficios de la misma.

Una forma muy visual de poder ver todo esto es elaborar un modelo canvas de nuestra idea de negocio, en este caso la empresa de hosting. Es algo que os recomendamos probar a hacer cuando ya tengáis muy claro el plan de viabilidad, ya que os hará falta tener ciertos aspectos clave del modelo bastante pensados.

Elegir forma jurídica

Como nuestro servicio supone vender hosting, es evidente que para operar dentro de la legalidad, vamos a tener que constituirnos como empresa o darnos de alta como autónomo y así poder facturar por nuestros servicios. La forma jurídica que escojamos va ser determinante para los trámites legales, fiscales y contables que vendrán más adelante. Nuestro consejo es que si empezáis como reseller, os deis de alta como autónomos. Si por el contrario vais a poder ser una empresa de hosting con servidores propios, entonces quizás os resulte más adecuado crear una sociedad.

Diseño de branding para nuestra empresa de hosting

El diseño de branding para nuestra empresa de hosting va a venir muy relacionado con la página web que usemos para promocionar y vender nuestros servicios (es un tipo de negocio que vamos a poder gestionar desde casa). Por ello, nombre y logotipo deberán ir más o menos acorde con los colores y motivos que usemos para el diseño de la web o viceversa, que el diseño de la web vaya en consonancia con nombre y logotipo.

En cualquier caso, mediante estos elementos crearemos una imagen de marca reconocible para nuestros potenciales clientes.

Nombre

Ponerle nombre a las cosas importantes nunca es tarea fácil y en este caso necesitamos ser completamente originales para no caer en otra repetición más del estilo “host-AAAA”, así que lo mejor es darle todas las vueltas necesarias, buscar otras combinaciones de conceptos y palabras, hasta que demos con el nombre deseado, que además vamos a utilizar como dominio de nuestra propia web y que no tiene por qué coincidir con el nombre con el que vayamos a registrar nuestra empresa más adelante.

Pero si se os resiste el tema del nombre, siempre podéis recurrir a agencias de naming como Vibranding o Baud.

Logotipo

El logotipo también es una pieza importante de la imagen de marca, es nuestro nombre en imagen y crear uno que transmita todo lo que queremos transmitir puede que no sea tarea sencilla. Por ello os recomendamos contratar los servicios de un profesional, como un diseñador gráfico, para que nos cree el logo ideal, siempre bajo la guía de nuestras indicaciones.

Aunque si sois de aquellos que preferís hacerlo vosotros mismos, en Internet podéis encontrar plataformas online para ello, como Hachful, GraphicSprings o LogoMaake.

Identidad corporativa

La identidad corporativa no solo depende del nombre y el logotipo, aunque son dos de los elementos por los que se empieza a crear en la mete de nuestros clientes. Por ello estarán presentes en todas las secciones de nuestra web, en nuestras facturas, tarjetas de visita, presupuestos, e-mails, etc.

El resto se irá conformando con el paso del tiempo, nuestro servicio y calidad, el trato con nuestros clientes y nuestra disponibilidad para solucionar problemas, entre otros.

CONSEJO DE ASESORIAS.COM

“Una empresa de hosting puede parecer rentable a primera vista, pero su creación va a exigir una considerable inversión inicial si vamos a tener servidores propios con los que ofrecer nuestro servicios de alojamiento web”

Requisitos para montar una empresa de hosting

Entre los requisitos necesarios para montar una empresa de hosting debemos tener en cuenta:

  • Servidores (propios o compartidos/reseller)
  • Herramientas y licencias de software en caso de tener servidores propios
  • Proveedor de servidores en caso de ser reseller
  • Página web para vender nuestros paquetes de hosting
  • Delimitación del soporte técnico que vamos a ofrecer
  • Horario de atención al cliente
  • Conocimientos técnicos necesarios
  • Medios de pago que vamos a aceptar (transferencia bancaria, tarjeta de crédito, PayPal…)
  • Conocimiento sobre las diferentes normativas aplicables a la prestación de este tipo de servicios

Trámites legales

Los trámites legales a los que una empresa de hosting debe hacer frente no se diferencian de los de cualquier otra empresa, y vienen determinados por la forma jurídica escogida. A modo de ejemplo, estos serían los trámites que una sociedad limitada debe seguir para poder constituirse y empezar a operar:

  • Elegir la denominación social y comprobar que no existe, para darnos de alta provisional en el Registro Mercantil
  • Abrir una cuenta bancaria para la empresa y donde depositaremos el capital social
  • Redactar los estatutos de la sociedad
  • Firma ante notario de la constitución de la empresario
  • Obtener el NIF provisional en el Registro Mercantil
  • Tramitar el alta en el IAE en Hacienda y el alta censal
  • Alta definitiva en el Registro Mercantil y obtención del NIF permanente

Equipamiento e instalaciones necesarios para una empresa de hosting

Si nuestra empresa cuenta con servidores propios, vamos a necesitar un lugar donde ubicarlos, bajo las condiciones necesarias para su buen funcionamiento, como una temperatura adecuada y el espacio suficientemente para su almacenamiento. La gestión y el resto de aspectos del negocio podremos gestionarlos desde casa, sin necesidad de contar con una oficina para ello, aunque si con el tiempo crecemos y nos expandimos, puede que resulte adecuado contar con una oficina para atender clientes en persona.

En el caso de ser un reseller, es un tipo de servicio que podremos gestionar desde casa sin ningún problema, siempre que contemos con una buena conexión a Internet y un teléfono en el que nos puedan contactar en caso de problemas.

Evidentemente, necesitaremos equipos informáticos adecuados para poder gestionar y atender a nuestros clientes.

Licencias que te interesa adquirir para tu empresa de hosting

  • Licencia Cpanel (paneles de control)
  • Licencia WHM (administrador de servidor)
  • Licencia Rvskin (crear imagen corporativa en Cpanel)
  • Licencia RvSiteBuilder (constructor web)
  • Licencia Fantastico (autoinstalador de scripts, foros, portales, blogs)

¡No esperes más!

Encuentra ya un buen asesor cerca de ti.

Cómo administrar y gestionar la empresa de hosting

La administración y gestión de una empresa de hosting no se diferencia de cualquier otra, es su forma jurídica la que marca las obligaciones fiscales y contables que debe presentar cada trimestre y al final del año; por ejemplo, si somos una sociedad limitada tendremos que presentar las declaraciones del IVA trimestrales y el Impuesto de Sociedades.

Si bien es cierto que llevar un cuidado registro de clientes y de los paquetes de servicios que les vendemos será necesario para tener un correcto funcionamiento de la empresa. Igual que mantener un registro de las incidencias que se vayan produciendo.

Obligaciones fiscales y contables

Como decíamos, la forma jurídica marca las obligaciones fiscales y contables que deberemos cumplimentar con nuestra empresa de hosting. Dada la extensión y complejidad de este apartado, para conocer toda la información referente a estos aspectos, así como nuestras secciones de normativas fiscales y normativas contables.

Formación necesaria para ejercer

Ciertamente no hay ninguna obligación de tener una formación oficial para montar una empresa de hosting, pero sí es muy recomendable tener los conocimientos técnicos necesarios para poder atender las dudas y problemas de nuestros futuros clientes.

Tampoco estará de más tener ciertos conocimientos sobre venta de productos de esta índole, para poder sacarle el mayor partido a los paquetes de hosting que vayamos a ofrecer.

Seguridad y Prevención de Riesgos Laborales

Si nos hemos constituido como empresa, vamos a tener que cumplir con la legislación vigente sobre protección y prevención de riesgos laborales. Para ello necesitaremos del consiguiente Plan de Prevención de Riesgos Laborales, que en este caso va a venir muy determinado por el lugar de trabajo en el que desempeñemos nuestra actividad económica y por el número de trabajadores.

Para empezar, podremos elaborar nosotros mismos el Plan, de acuerdo con la normativa vigente, si nuestra empresa tiene menos de 6 trabajadores, que es muy probable que sea el caso de la mayoría de emprendedores en este tipo de negocio.

En el hipotético caso de que nuestra empresa supere ese número de trabajadores, deberemos contratar un servicio de vigilancia de la salud y prevención ajenos, que se ocuparán de llevar a cabo a la evaluación de riesgos y la elaboración del Plan de Prevención.

Si trabajamos desde casa o una oficina, no van a ser muchos los riesgos que tener en cuenta para la elaboración del plan, pero al menos deberían figurar (sobre todo si tenemos personal contratado para el mantenimiento físico de los servidores):

  • Caídas al mismo nivel
  • Caídas a distinto nivel
  • Golpes y choques contra objetos
  • Incendio/Explosión
  • Estrés térmico
  • Riesgo eléctrico

Protección de Datos

Para una empresa de hosting la gestión de los datos de sus clientes es un elemento sumamente importante, y ya que van a tener acceso a una gran cantidad de ellos, es imperativo que apliquen el cumplimiento de la RGPD y la protección de datos, teniendo en cuenta una serie de obligaciones:

  • Nombrar a un responsable para el tratamiento de datos
  • Llevar un registro de las actividades de tratamiento según la procedencia de los datos
  • Informar de la recogida de datos y los fines a los que se destina
  • Advertir si los datos se cederán a terceros
  • Obtener consentimiento expreso
  • Firmar acuerdos de confidencialidad con clientes y proveedores
  • En la página web, incluir apartados diferenciados y visibles para la política de privacidad, cookies y aviso legal
  • Comunicar a los interesados los canales a través de los que pueden ejercer sus derechos sobre sus datos

Cómo impulsar y promocionar tu empresa de hosting

La empresa de hosting es un tipo de negocio eminentemente digital, por ello la mejor forma de promocionarlo será a través de herramientas y plataformas digitales, campañas de publicidad online y técnicas SEO y SEM.

Página web

Como ya comentamos más arriba, contar con una página web es de vital importancia para la empresa de hosting, porque va a ser el medio que utilicemos para dar a conocer nuestros servicios, paquetes y ofertas. Preferiblemente será una web de aspecto comercial, pero que albergue toda la información necesaria que los futuros clientes puedan buscar. De manera que al menos contendrá:

  • Quién somos
  • Características de nuestros servicios
  • Aplicaciones
  • Licencias
  • Contacto
  • Precios
  • Ofertas y descuentos
  • Opiniones de los clientes
  • Soporte técnico
  • FAQ

Redes Sociales

Podemos complementar nuestra página web con el uso de redes sociales, en parte para promocionar nuestros servicios, pero en parte también para ofrecer soporte técnico más o menos inmediato a nuestros clientes. También son una buena forma de obtener feedbak de los clientes.

SEO/SEM

Utilizar herramientas de SEO y SEM nos pueden ayudar a hacer más visible nuestra página web y, por tanto, nuestros servicios. Puedes aplicar tú mismo estas técnicas si las conoces o contratar el servicio de alguna agencia profesional que se ocupe de ellos, mientras tú te dedicas a crear paquetes para tus clientes y solucionar sus dudas. Entre otras, podéis probar con Innova Publicidad, Optimizaclick o Greatcontent.com.

Otras formas promoción online

Aparte de la página web, las redes sociales y las técnicas SEO y SEM, también se pueden utilizar otras formas de promoción en la Red como:

  • E-mail marketing
  • Campañas en Google Adwords
  • Comprar banners y otros espacios publicitarios en sitios que visiten clientes potenciales

Ideas brillantes para que te inspires

Tras ver los aspectos clave para saber cómo montar una empresa de hosting, vamos a terminar con unos consejos para ayudarte a crecer:

  • Si vas a optar por un servidor reseller, asegurate de que el proveedor es de confianza y ofrece un servicio de calidad.
  • Crea paquetes de servicios en función de diferentes tipos de clientes, desde usuarios particulares, pasando por autónomos y pymes, hasta para grandes empresas.
  • Planteate contratar profesionales con los que puedas ofrecer un servicio técnico adecuado.
  • Haz promociones y descuentos de vez en cuando para atraer a nuevos clientes.
  • Amplía tus servicios con el empleo de nuevas tecnologías, como servidores con discos SSD, que ofrecen mayor velocidad.

Esperamos que esta guía sobre cómo crear una empresa de hosting os haya resultado útil, al menos para conocer los principales requisitos que necesitaréis tener en cuenta para poder crear este tipo de empresa, que si se saben gestionar bien, pueden acabar resultando muy lucrativas.