Una de las preocupaciones que pueden tener las personas que se jubilan y perciben pensión de jubilación es saber cuánto IRPF deberán tributar cuando deban presentar la de declaración de la Renta, ya que la pensión se considera rendimiento de trabajo y está sujeta IRPF. En esta entrada veremos cuáles son las retenciones del IRPF a los jubilados y como afectan a sus pensiones.

Datos sobre las retenciones en IRPF a jubilados

Antes de entrar a ver cómo afecta el IRPF a los jubilados y sus pensiones, veamos antes unos datos generales sobre las retenciones en IRPF a jubilados y pensionistas. En España hay cerca de 8,7 millones de pensionistas, que reciben una retribución media de 15.085 euros al año. Las pensiones de jubilación, al tener consideración de rendimiento del trabajo, están sujetas a retención, como la que se practica a los trabajadores en la nómina. Esa retención, cómo veremos más adelante, se aplica en función de los tramos del IRPF.

La retención media del jubilado en España

La retención media que aplica en España a las pensiones de jubilación se sitúa en el 7%, lo que se traduce en que cada pensionista debe abonar a Hacienda en la declaración de la Renta 1.068 euros.

El total de IRPF pagado por pensionistas en España

En cuanto al total de IRPF pagado por los pensionistas en España, la cifra se sitúa aproximadamente en torno a los 9.000 millones de euros. Esto supone para Hacienda el 15% de los ingresos obtenidos como retenciones sobre el trabajo.

Hay que tener en cuenta que para estas estimaciones no se tienen en cuenta otros ingresos que pudieran tener los pensionistas ni las situaciones personales que afectan al cálculo de las retenciones del IRPF.

Detalles sobre la retención de Hacienda que se aplica a los jubilados

Vistos los datos generales respecto al IRPF de los jubilados y pensionistas, veamos algunos detalles sobre las retenciones que se aplican a la prestación por jubilación. Siempre teniendo presentes las tablas actuales de los tramos del IRPF.

Los tramos de IRPF ¿Cómo afectan a la pensión?

Para determinar qué retención se debe aplicar a la pensión de jubilación, se realiza una distribución según distintos tramos, de manera que según el tramo en el que se encuentre el pensionista, se aplicará una retención específica. Tomando como base las 14 pagas anuales que perciben los jubilados por parte de la Seguridad Social, estos son los tramos que se podrían hacer:

  • De 0 a 400 euros al mes (14,4% de los pensionistas)
  • De 400,01 euros a 600 euros al mes (12,6% de los pensionistas)
  • De 600,01 euros a 900 euros al mes (38% de los pensionistas)
  • De 900,01 euros a 1.200 euros al mes (11,5% de los pensionistas)
  • De 1.200,01 euros a 1.600 euros al mes (9,9% de los pensionistas)
  • De 1.600,01 euros a 2.000 euros al mes (5,4% de los pensionistas)
  • Más de 2.000 euros al mes (8,2% de los pensionistas)

Estos tramos, junto a las características personales del pensionista, son una de las claves para calcular cuánto IRPF debe pagar un jubilado por su pensión.

Actualmente, y de acuerdo con la tabla de retenciones del IRPF actual, los pensionistas cuya pensión no supere los 900 euros mensuales no deberán tributar en IRPF. A partir de esa cifra, se aplica una retención de impuestos, que se va incrementando proporcionalmente según el nivel de renta que se obtenga.

La influencia de la situación familiar del pensionista en su IRPF

Otro aspecto que se debe tener en cuenta para calcular el IRPF de la pensión de jubilación es la situación familiar del pensionista. De manera que para hacer el cálculo se tienen en cuenta:

  • Descendientes menores de edad o mayores de edad con discapacidad sujetos a patria potestad, o menores de 25 años que convivan con el progenitor y no tenga una renta anual superior a 8.000 euros
  • Grado de minusvalía
  • Estado civil (soltero, viudo, divorciado o separado legalmente)
  • Cónyuge con ingresos inferiores a 1.500 euros anuales

La devolución de IRPF

Abrimos aquí una particularidad para aquellos jubilados que aportaron a mutualiades antes de 1979, cuando no existía la Seguridad Social, y que, tras una sentencia del Tribunal Económico Administrativo Central a la demanda interpuesta por los jubilados de Telefónica (que se encontraban en esta situación), podrán reclamar la devolución del IRPF de al menos cuatro años atrás.

Esto se debe a que cuando la empresa ingresó parte de sus salarios en esas mutualidades (tal y como se hace ahora con la Seguridad Social) ya se tributó por ellas y ahora, cuando los trabajadores volvían a percibir una pensión a cuenta de aquellos ingresos, Hacienda les volvía a retener un importe, por lo que estaban tributando dos veces por lo mismo. Por ese motivo, existe esta devolución de IRPF a jubilados que se encuentren en esa situación.

▷ ¿Cómo calcular la prestación neta y tipo de retención?

Calcular la prestación neta por jubilación es bastante sencillo. Gracias a la herramienta de autocálculo que pone a disposición de los ciudadanos la Sede Electrónica de la Seguridad Social podremos calcular primero la pensión bruta (a la que luego le aplicaremos la retención correspondiente). Bastará con acceder a ella y rellenar los datos que se nos vayan pidiendo en cada pantalla (para lo que resultará muy útil disponer de la vida laboral a mano).

En la primera pantalla se introducen los datos personales, sin necesidad de usar el DNI y a continuación se van introduciendo los datos relativos a los períodos laborales de trabajo, indicando el tipo de régimen en el que se ha estado trabajando, los períodos y la empresa para quien se trabajó. Después se indica si se tienen hijos a cargo y otros datos, para finalmente añadir las cotizaciones que se han realizado durante la vida laboral a la Seguridad Social.

Una vez hayamos obtenido la cuantía de la prestación por jubilación bruta que vamos a percibir, tendremos que calcular el tipo de retención que se le debe aplicar. Para ello, podremos usar la calculadora de retenciones de la Agencia Tributaria, donde introduciremos los datos personales pertinentes y la cuantía de la pensión bruta que hemos obtenido antes. Además, también podremos sumar a esa cantidad el Plan de Pensiones (si tenemos uno). Con esos datos, la propia calculadora determinará el tipo de retención a aplicar, que al restarlo a la pensión bruta nos dará la pensión neta que recibiremos.

Veámoslo con un ejemplo. Tenemos un pensionista de 66 años, que recibe una pensión anual bruta de 15.400 euros en 14 pagas, 1.100 euros brutos al mes. No tiene hijos a su cargo ni minusvalía. Para esta persona la retención a del IRPF será de 7,63%, por lo que la pensión neta mensual que recibirá finalmente será de 1.016,10 euros.

¿Las pensiones de jubilación mínimas, están sujetas al IRPF?

No, como vimos un poco más arriba, las pensiones mínimas por jubilación no están sujetas al IRPF, quedando exentas de tributación aquellas pensiones que no superen los 900 euros mensuales. Igualmente ocurre con el IRPF de las pensiones de Clases Pasivas (víctimas del terrorismo, orfandad, incapacidad total…), que quedan exentas.

Más información sobre Retenciones y Deducciones

 

Esperamos que esta entrada sobre la retenciones del IRPF a jubilados os haya resultado de utilidad, pero si aún os quedan dudas sobre cómo calcular vuestra pensión bruta o neta, o cuál es el tipo de retención a aplicar, siempre podéis consultar con un buen asesor fiscal.