En esta guía os vamos a explicar cómo funciona el IRPF de los autónomos, qué retenciones hay que aplicar en 2019-2020, quiénes están obligados a aplicarlas y cómo declararlo.

Retenciones IRPF de los autónomos 2019-2020

Los autónomos o algunos de ellos, como veremos en el siguiente apartado, están obligados a aplicar retenciones del IRPF en sus facturas; se trata de un porcentaje que Hacienda establece y que los autónomos deberán reflejar en sus facturas. Para nuevos autónomos existe además un tipo reducido de IRPF que podrán aplicar durante los tres primeros años de sus actividad profesional.

Quién debe practicar las retenciones

Como ya adelantábamos en el punto anterior, no todos los trabajadores autónomos están obligados a practicar retenciones del IRPF en sus facturas. Solo los profesionales autónomos deberán aplicar estas retenciones.
Los profesionales autónomo son aquellos que están dados de alta en las secciones segunda y tercera del Impuesto de Actividades Económicas (IAE), relativas a actividades profesionales y a actividades artísticas.

Aunque la retención la aplica el profesional autónomo en sus facturas, será el cliente quien deba realizar el pago ante Hacienda, a modo de anticipo de el impuesto sobre la rente de las personas físicas, de manera que cuando haga la declaración correspondiente, se ajustarán las cantidades (devolviendo si se ha pagado de más o recaudando si se ha pagado de menos en base a los ingresos obtenidos durante el ejercicio).

▷ Tipo de retención a aplicar

El tipo de retención del IRPF de autónomos en 2019 y de cara al 2020 a aplicar es del 15%. Este porcentaje lleva en vigor desde el pasado julio de 2015, cuando el tipo volvió a establecerse en ese porcentaje después de varios años descendiendo del 21% que llegó a alcanzar durante los años de la crisis, concretamente en 2013 y 2014.

El tipo de retención a practicar lo define el alta en Hacienda, modelo 036 o modelo 037, por lo que si tenéis dudas sobre cómo daros de alta según vuestra actividad económica, os recomendamos que acudáis a la ayuda de un buen asesor.

Tipo reducido para autónomos con bajos ingresos

Esta medida solo se aplicó durante el año 2014 para favorecer a los profesionales autónomos con ingresos inferiores a 15.000 euros al año. Recordemos que en ese año el tipo estaba en el 21%, pero como medida especial dentro de la batería de “Medidas urgentes para el crecimiento, la competitividad y la eficiencia”, aprobadas el 14 de julio de ese mismo año, se aprobó que los autónomos con ese nivel de ingresos o inferior, aplicasen un 15% de retención del IRPF en sus facturas.

Sin embargo, cuando en 2016 se volvió a bajar el tipo de retención, esta medida quedó anulada. Y actualmente, salvo los nuevos autónomos, todos deben aplicar el 15%.

▷ Retenciones de IRPF para nuevos autónomos

Aunque de manera general el tipo de retención es un 15%, hay una excepción para los nuevos autónomos profesionales. Así las retenciones de IRPF de nuevos autónomos para 2019 y, previsiblemente para 2020, son de un 7%.

Así, el IRPF de los autónomos durante el primer año que se den de alta y durante los dos siguientes es una retención del 7%. Como requisito es necesario no haber estado de alta en una actividad económico durante todo el año anterior a darse de alta

Esta retención del 7% del IRPF para autónomos que se dan de alta bien por primera vez en este régimen bien después de un año o más de inactividad, tiene como objetivo que estos profesionales dispongan de una mayor liquidez durante los 3 primeros años del desarrollo de su actividad económica, facilitando así la continuidad de su negocio.

¿Cómo es la retención del IRPF en autónomos los dos primeros años?

Como ya hemos dicho, para nuevos autónomos la retención del IRPF a aplicar en las facturas de sus clientes podrá ser del 7% durante el año de alta y los dos años siguientes. Para ello deben comunicar a sus clientes que están aplicando este porcentaje reducido en sus facturas, enviándoles sus datos identificativos, la fecha de alta en la actividad para poder justificar que es nuevo autónomo y el tiempo durante el que aplicará la retención reducida.

Cabe señalar que la aplicación de esta tipo reducido de la retención del IRPF no es obligatoria y los nuevos autónomos podrán decidir si aplicarla o no. Ya que si el negocio empieza muy bien y genera grandes ingresos, si se ha aplicado la retención del 7%, puede que la declaración de la Renta del año siguiente salga a devolver.

Otros autónomos obligados a practicar retenciones en sus factura

Aparte de los profesionales autónomos, también deberán practicar retenciones del IRPF en sus facturas los autónomos dedicados a las siguientes actividades:

  • Actividades ganaderas de engorde de porcino y avicultura: 1%
  • Actividades agrícolas y restantes actividades ganaderas: 2%
  • Actividades forestales: 2%

¡No esperes más!

Encuentra ya un buen asesor cerca de ti.

Si eres autónomo, no olvides estos consejos sobre las retenciones del IRPF

Si eres un profesional autónomo y tienes la obligación de practicar retenciones del IRPF en tus facturas durante 2019 y de cara a 2020, no dejes de tener en cuenta estos consejos:

  • Solo debes aplicar las retenciones del IRPF cuando factures a otros autónomos o empresas, nunca cuando sean facturas a clientes particulares.
  • Si más del 70% de tus facturas llevan retenciones estarás exento de presentar la declaración trimestral del IRPF.
  • Serán tus clientes quienes deban ingresar las cantidades correspondientes a las retenciones del IRPF practicadas en la factura en Hacienda.
  • Es recomendable que pidas los certificados de retenciones a tus clientes al finalizar el año.
  • Si trabajas como profesional autónomo para una empresa y esta se ocupa de prepararte las facturas y las retenciones, recuerda pedir copia de esas facturas, ya que seguirás teniendo la obligación de facturar y llevar un libro de ingresos y gastos es tuya.

Cómo liquidar el IRPF si eres autónomo

Los profesionales autónomos tienen obligación de presentar una declaración trimestral del IRPF (salvo si han aplicado la retención en el 70% de sus facturas). Esta declaración se puede presentar mediante dos modelos diferentes: el modelo 130 y el modelo 131. Ambos modelos se presentan durante los 20 primeros días del mes posterior al último del trimestre (es decir, el primer trimestre se declara entre el 1 y el 20 abril, por ejemplo).

Veamos cuándo se usa uno y cuándo se usa el otro.

Modelo 131

El modelo 131 de declaración trimestral del IRPF lo presentarán aquellos profesionales autónomos que estén acogidos al régimen de estimación directa, comúnmente llamado de “módulos”.

Modelo 130

El modelo 130 para la declaración trimestral del IRPF de los autónomos lo presentarán aquellos acogidos a estimación directa normal o simplificada.

EN RESUMEN:

“Los profesionales autónomos deben practicar una retención del 15% del IRPF en todas su facturas a clientes profesionales autónomos o empresas. Los nuevos autónomos podrán aplicar un tipo reducido del 7% durante los tres primeros años de su activad”

Tramos IRPF para autónomos

Los tramos del IRPF para los autónomos son los mismos que para el resto de personas físicas, de manera que tenemos la siguiente tabla:

  • Ingresos entre 0 y 12.450 euros anuales: retención del 19%.
  • Ingresos entre 12.450 y 20.200 euros: retención el 24%.
  • Entre 20.200 y 35.200: retención del 30%.
  • Entre 35.200 y 60.000: retención aplicable del 37%.
  • Más de 60.000 euros al año: retención del 45%.
  • Personas con ingresos de más de 130.000 euros al año: retención del 47%*.
  • Personas con ingresos de más 300.000 euros al año: retención del 49%*.

(*) Estos dos últimos tramos son provisionales para 2020, ya que todavía no han sido aprobados.

Esperamos que esta guía sobre las retenciones del IRPF de los autónomos os haya resultado de utilidad.

Más información sobre Retenciones y Deducciones