Denunciar a la empresa por discriminación

A menudo muchos empleados sienten que están siendo discriminados en su lugar de trabajo. Ya sea por motivos de edad, nacionalidad, sexo, etcétera, la persona afectada cree que el trato que recibe es injusto. Si te sientes así, sigue leyendo porque vamos a ver cómo denunciar a la empresa por discriminación:

Previamente a denunciar a la empresa por discriminación

Es importante que sepas qué derechos tienes y cómo debes actuar si estás sufriendo algún tipo de discriminación en tu lugar de trabajo. Si crees que estás siendo discriminado:

  1. Consulta, según el trato que estás recibiendo, a cuáles de tus derechos se están atentando.
  2. Reúne pruebas de las injusticias que vives. Correos electrónicos, imágenes, grabaciones, o testigos que demuestren la discriminación son pruebas válidas.
  3. Repasa las políticas de la empresa y compara si el trato que otorga la compañía a sus empleados es igualitario o no.

Te recomendamos que hagas todos estos pasos de la manera más discreta posible.

¿Cuáles suelen ser los motivos más frecuentes?

¿Cuándo se produce discriminación en una empresa? Hay muchos motivos por los que una persona puede ser discriminada:

  • Razón de sexo
  • Origen racial
  • Orientación sexual
  • Identidad de género
  • Discapacidad
  • Religión
  • Edad
  • Enfermedad

Tipos de discriminación

Además, la discriminación se muestra de distintas maneras y por lo tanto, hay varios tipos:

  • Directa: es aquella en la que una persona está en una situación desfavorable respecto a otra, teniendo la misma situación. Por ejemplo, por realizar el mismo trabajo, que un inmigrante cobre menos.
  • Indirecta: es aquella que aparenta igualdad de condiciones pero que presenta ventajas a un determinado grupo. Por ejemplo, que el acceso a un empleo o actividad requiera cumplir un requisito discriminatorio, como la altura o la nacionalidad.
  • Múltiple: la padecen aquellas personas cuyas características son motivo de discriminación. Por ejemplo, una mujer de color musulmana que sea discriminada por su sexo, raza y religión.
  • Acoso discriminatorio: es el acoso a una persona con el objetivo de humillarla y crearle un ambiente degradante.
  • Represalia discriminatoria: es aquella en la que una persona que ha iniciado una demanda por discriminación, y sufre represalias por la persona o grupo de personas que la discriminaban.
  • Por asociación: es aquella que sufre una persona por relacionarse con otra que sufre discriminación.
  • Por error: es aquella que sufre una persona porque se le supone un sexo, raza, orientación, etcétera que en realidad no es.

▷ ¿Cómo consigo que paren de discriminarme? Pasos a seguir

Las empresas deben respetar y cumplir con los derechos de todos los empleados. Por ello, una vez que has repasado la política de la empresa y reunido pruebas, puedes tomar dos caminos, en función de lo preparada que esté la empresa para afrontar este tipo de situaciones. 

 

Arreglar la situación de forma interna

Para ello, cuentas con:

  • El sindicato o representante sindical: Si cuentas con delegado sindical o representante en tu empresa, puedes acudir a él para comentarle tu situación. El delegado está para velar por los derechos de los trabajadores, mantendrá tu anonimato y te ayudará a gestionar la situación.
  • Protocolo de prevención y tratamiento de situaciones de acoso y discriminación: desde el 1 de marzo de 2019, las empresas de más de 50 trabajadores deben tener un Plan de Igualdad. Para activar el protocolo, tendrás que acudir al departamento Recursos Humanos.

 

La empresa no cuenta con ningún protocolo para resolver estos casos

Si tu empresa no cuenta con ningún protocolo ni con representación sindical, puedes acudir a denunciar tu situación de discriminación por la administración pública o por la vía judicial. Te contamos cómo a continuación.

¡No esperes más!

Encuentra ya un buen asesor cerca de ti.

¿Dónde tengo que ir?

Para denunciar a tu empresa por discriminación, puedes hacerlo a través de la administración pública o por la vía judicial:

  • Denunciar en Inspección de Trabajo y Seguridad Social: si denuncias por esta vía, debes identificarte y denunciar los hechos. El inspector que atienda tu demanda no puede revelar tus datos, de hecho, no hace falta ser un trabajador que sufre una discriminación para denunciar en Inspección de trabajo, si eres testigo de una discriminación, también puedes denunciar.
  • Buzón de fraude de Inspección de Trabajo: otra vía administrativa es el buzón que Inspección de Trabajo y Seguridad Social han abierto para recoger denuncias de forma anónima.

Denunciar ante la Jurisdicción Social: para ir por la vía judicial es recomendable contar con un abogado o un buen asesor que te oriente sobre cómo presentar la demanda.

¿Qué plazos tengo en los trámites?

Si eres víctima de algún tipo de discriminación, lo mejor es denunciar cuanto antes. No obstante, conviene que reúnas las pruebas y/o testigos que acrediten tu situación. 

Denunciar a la empresa por discriminación es una decisión delicada. No todo el mundo se atreve y necesita tiempo para coger fuerzas. Por ello, hay que pensar en los plazos de prescripción de los delitos.

 

El delito de discriminación laboral prescribe

Según el artículo 131 del Código Penal, que se aplica a la discriminación laboral, el delito prescribe:

  • A los 20 años si la discriminación supone prisión de 15 años o más.
  • A los 15 años si la discriminación supone prisión entre 10 y 15 años o inhabilitación por más de 10 años.
  • A los 10 años si la discriminación supone prisión entre 5 y 10 años o inhabilitación por más de 5 años.
  •  A los 5 años si la discriminación no supone las anteriores penas.
  • Al año en delitos leves, los de injurias y calumnias.

RECUERDA QUE:

No hay un plazo concreto para denunciar por discriminación, aunque este tipo de delitos también prescriben.

¿Tengo alguna compensación económica por daños y prejuicios?

Cuando se ha demostrado una situación de discriminación, la víctima puede reclamar indemnización por daños y perjuicios o por daño moral. Aunque la empresa no sea la que discrimina al trabajador directamente, está obligada a proporcionar un buen entorno a sus trabajadores.

Esta reclamación acompaña a la papeleta de conciliación y a la demanda si no ha habido un acuerdo previo. La cantidad de las cuantías dependen del tipo de discriminación, su gravedad y el tiempo.

Ejemplos de sentencias favorables

Uno de los tipos de discriminación más habituales es el que se realiza por razón de género. Sobre esa causa el Instituto Municipal de Deportes Bilbao Kirolak fue denunciado por la UGT, ya que el personal del departamento de administración, conformado principalmente por mujeres, percibían menos salario que los técnicos de mantenimiento, todos hombres, siendo todos los trabajadores de la misma categoría profesional.

El caso llegó al Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, que declaró la coexistencia de dos categorías del mismo nivel salarial, pero salarios diferentes. Por lo tanto, constituyó una discriminación indirecta por razón de sexo debido a que una categoría está integrada por hombres y la otra por mujeres en su mayoría.

¿Sufres discriminación en tu empresa? ¿Necesitas ayuda para presentar una demanda? En asesorias.com te recomendamos que busques un buen asesor laboral que te oriente sobre tu situación. Recibe hasta cuatro presupuestos gratis y sin compromiso de los mejores profesionales de tu zona.