Conflictos entre compañeros de trabajo

De la misma manera que el roce hace el cariño, también puede hacer fricción. Los empleados comparten mucho tiempo en la oficina trabajando en equipo o desarrollando tareas que afectan en cascada al trabajo de sus compañeros, por lo que pueden surgir en en el día a día, varias luchas de competencias profesionales o desencuentros por motivos personales y surgir conflictos entre compañeros de trabajo.

¿Cómo resolver los conflictos entre compañeros de trabajo?

Tanto desde el punto de vista de la empresa como desde del trabajador, resolver un conflicto entre compañeros de trabajo es algo muy delicado que se debe gestionar con sumo cuidado y con gran inteligencia emocional.

En asesorias.com hemos elaborado una guía de resolución de conflictos laborales con ejemplos donde analizamos todos los tipos de problemas que pueden darse entre compañeros de trabajo, sus causas, cómo prevenirlos, cómo gestionarlos y casos reales de conflictos laborales.

Determinar la gravedad del problema

Para determinar una estrategia para resolver el problema, primero hay que localizarlo y a continuación, evaluamos la gravedad del conflicto entre empleados y hasta donde ha abarcado.

Una vez detectado, para determinar la gravedad del conflicto, se observa y se clasifica atendiendo a las siguientes características:

  • Conflicto latente o percibido: los trabajadores implicados son conscientes de que existe un problema entre ellos y hay posibilidades de pararlo a tiempo para que no vaya a más.
  •  Conflicto experimentado: los trabajadores implicados sienten ira y hostilidad, así como recelo por la otra parte. A diferencia del conflicto latente, los trabajadores ocultan que tienen un problema. Al no exteriorizarlo, es más difícil detectarlo.
  • Conflicto manifiesto o abierto: es aquel que queda claramente constatado ya que al menos uno de los trabajadores implicados muestra que hay un problema con su comportamiento.

Dependiendo del nivel de gravedad del conflicto, la estrategia y gestión para que sea solventado requerirá más o menos recursos.

¡No esperes más!

Encuentra ya un buen asesor cerca de ti.

Conocer que ha causado el conflicto entre los trabajadores

Hay infinidad de causas que pueden provocar un conflicto entre los empleados. La relación laboral entre trabajadores se puede ver deteriorada por cuestiones laborales y/o personales.

¿Qué puede causar un conflicto entre trabajadores? Veamos las situaciones más comunes:

  • Mal ambiente: para una empresa es muy perjudicial que exista mal ambiente de trabajo entre sus empleados. Si no hay un mínimo de cordialidad entre ellos, puede verse afectado incluso la consecución del objetivo corporativo.
  • Incompetencia de un trabajador: cuando un empleado no cumple con sus tareas, si además escuda su no hacer poniendo como pretexto al resto de compañeros,afectará a todo el grupo.
  •  Insolidaridad: puede pasar que el sistema de consecución de objetivos y sus recompensas esté mal planteado, y fomente que cada trabajador vaya “a lo suyo”. Como consecuencia, los trabajadores no se ayudarán entre ellos.
  • Boicotear el trabajo de otros compañeros: si un empleado siente su puesto amenazado por el desempeño de otra persona, en su desesperación porque pueda ser despedido puede llegar a boicotear al compañero que considera una amenaza.
  • Rivalidad entre áreas de negocio: es importante que la empresa defina las competencias y responsabilidades de cada departamento porque en caso de confusión, pueden llegar a acusarse de intrusismo en sus tareas.
  • Grupos no unidos: si no hay coordinación de grupo, faltará implicación y orden para conseguir los objetivos. Puede llegar a afectar al rendimiento de cada trabajador en particular.
  • Falta de equilibrio entre mismas categorías de puestos laborales: si por el mismo desempeño de dos trabajadores, hay diferencia salarial o uno es más privilegiado por tener mejor horario, por ejemplo, surgirán celos y por lo tanto, rencillas.

No podemos enumerar todas las posibles causas debido a que dependerá de las circunstancias, la organización y estructura de la empresa, y de las propias relaciones profesionales y personales entre los trabajadores.

CONSEJO DE ASESORIAS.COM

“En caso de conflicto entre compañeros de trabajo hay que apelar al sentido de la profesionalidad”

Tomar decisiones

Antes de que un conflicto pueda ir a más y las consecuencias sean nefastas tanto para la empresa como para los empleados, hay que tomar decisiones una vez que se ha detectado el conflicto para detenerlo y gestionarlo.

Sobre todo en lo que refiere a la empresa, una vez que se localiza un conflicto hay que tomar decisiones.

Actuar en el momento adecuado

Lo mejor es atajar la situación cuanto antes. La empresa deberá prestar atención al clima de de sus trabajadores para poder localizar los conflictos a la mayor brevedad posible.

En el caso de un trabajador que sea parte implicada de un conflicto, éste debe decidir si pedir ayuda a superiores y/o recursos humanos para solventarlo, aunque dependiendo de la gravedad del problema, se recomienda intentar tener una charla calmada con la otra parte implicada.

Ver el conflicto desde todos los puntos de vista

Cuando un agente ajeno al conflicto entra en juego para solventarlo, debe analizar todos los puntos de vista de la situación. Deberá entrevistarse con todas las partes, buscar información incluso testimonial que no provenga de las partes implicadas y, finalmente, valorar toda la información recogida de la manera más objetiva posible.

Reunir a las partes afectadas

El responsable de resolver el conflicto reuniendo a las partes afectadas para que negocien un acuerdo y conciliación del conflicto. El responsable a su vez, se encargará de mediar y de que la negociación tenga éxito.

Todas las decisiones deben ser firmes

Si hay dificultad en que las partes implicadas del conflicto lleguen a un acuerdo, la empresa o a la persona que designe como responsable de solucionarlo, deberá definir unas normas y objetivos de consecución, que las partes implicadas del conflicto deben asumir y cumplir sin excusas.

La profesionalidad por encima de la personalidad

Aunque a veces los problemas entre los empleados pueden haber sido derivados de problemas personales, la profesionalidad de cada trabajador debe quedar por encima de todo conflicto que haya surgido.

La empresa o mediador designado, debe apelar a la profesionalidad de cada empleado que forme parte de un conflicto y recordarle que el objetivo en el trabajo es conseguir el objetivo de la empresa.

Conseguir acuerdos

La negociación es la clave para solucionar un conflicto laboral entre compañeros de trabajo. Las partes implicadas deberán acordar cómo dejar a un lado sus diferencias para trabajar en conjunto por llevar adelante el trabajo y conseguir los objetivos empresariales.

Y recuerda, si necesitas un buen asesor laboral que te ayude a gestionar un conflicto entre tus empleados