Hay empleados que se cogen bajas laborales por depresión ya que, ya sea por su día a día, o derivado del trabajo, tienen problemas que les impide llevar con normalidad el trabajo, dormir o las tareas cotidianas.

¿Cuándo se produce una baja por depresión?

La depresión en general afecta a más de 350 millones de personas y el mundo y la depresión en el ámbito laboral, produce en el trabajador falta de concentración, indecisión e incluso problemas de memoria.

Según la OMS, la depresión costó 92.000 millones a Europa en 2010 y más del 50%, fueron costes indirectos como el absentismo laboral. Sin salirnos de Europa, solo 1 de cada 3 trabajadores revela que sufre depresión a algún compañero de trabajo, por miedo al estigma de la dolencia y al despido.

Las empresas podrían ahorrar al menos el 30% de las pérdidas por baja productividad y por sustituir a los trabajadores con depresión si implantaran medidas de prevención e identificación de problemas de salud en el trabajo.

Estas son algunas medidas de la OMS de cara a detectar y prevenir la depresión en el ámbito laboral:

  • Cursos de cuidado de salud mental, cómo gestionar el estrés y cómo equilibrar trabajo con vida saludable.
  • Proporcionar tratamientos eficaces de problemas psicopatológicos.
  • Asesoramiento para directivos y responsables de recursos humanos que deban manejar situaciones con empleados con depresión, y faciliten tanto la recuperación del empleado como el ahorro de costes para la compañía.
  • Políticas sobre la salud mental en el lugar de trabajo y medidas que mejoren el bienestar mental y garanticen la salud mental de los trabajadores.

¿Es contingencia común o profesional?

Como accidente laboral o enfermedad laboral, se refiere a aquella dolencia producida por el desempeño de la tarea laboral. La depresión se considera enfermedad profesional en determinados sectores si la misma es consecuencia del trabajo. 

Así mismo, el estrés está relacionado con la depresión, que puede producirse en el trabajador si por la sobrecarga de tareas, acaba padeciendo el síndrome del trabajador quemado o burnout.

La sobrecarga de trabajo, modificación de las condiciones de trabajo, miedo al despido, mal ambiente laboral o no tener autonomía pueden producir en el trabajador una depresión. Los profesionales del marketing y ventas y agentes de call center, por ejemplo, son trabajadores que pueden sufrir depresión si sus condiciones laborales no son cuidadas.

Otras profesiones susceptibles de que sus trabajadores sufran depresión, son los cuidadores, enfermeros y médicos, artistas y profesores, ya sea por la empatía con su alrededor o por las dificultades para realizar sus tareas.

¡No esperes más!

Encuentra ya un buen asesor cerca de ti.

▷ Pasos para la solicitar la baja por depresión

Tu médico de cabecera puede darte de baja por estar deprimido. Si tras su valoración considera que no puedes desarrollar tus funciones laborales, o que no tendría mejoría yendo a trabajar, puede darte la baja ya que, aunque la depresión no suponga un impedimento físico, psicológicamente impide el desempeño de cualquier tarea con normalidad.

Para pedir bajas por depresión, debes realizar los siguientes pasos:

  1. Pide cita al médico de cabecera o acude de urgencias si no es posible concertar una, ya que solo puede darnos el parte de baja un médico del Servicio Público de Salud y no un médico privado o particular.
  2. Si el médico considera que no puedes asistir a tu puesto de trabajo, extenderá un parte de baja.
  3. Tendrás que enviar a la empresa una copia del parte de baja en los tres días siguientes. Si no puedes hacerlo tú mismo, tendrás que encargárselo a alguien que acuda en tu lugar.
  4. Si la baja laboral se alarga, tendrás que llevar a la empresa los partes de confirmación que irás recibiendo tras cada visita al doctor.
  5. Recuerda que para tener derecho a cobrar subsidio por baja por depresión, debes haber cotizado al menos 180 días en los 5 años anteriores.

Requisitos para autónomos

Si eres profesional autónomo, para que las bajas te queden cubiertas, debes cumplir los siguientes requisitos:

  • Estar inscrito en el RETA
  • Presentar el parte de baja entregado por el médico
  • Acudir a un Centro de Atención e Información de la Seguridad Social o mutua contratada para presentar los siguientes documentos:
    • Solicitud de baja facilitada por la mutua o la Seguridad Social y firmada por el interesado
    • DNI o fotocopia compulsada del mismo
    • Justificante de pago de los últimos tres meses
    • Partes de baja médica
    • Declaración firmada de situación de la actividad en la que tendrás que explicar cómo quedará tu negocio mientras estés de baja

¿Cuál es la duración máxima de las bajas por depresión?

La duración máxima de una baja por depresión es de 365 días. Se podría prorrogar 180 días de baja más si existe posibilidad de recuperación, siendo el INSS el organismo responsable de determinar dicha posibilidad.

EN RESUMEN:

“Para percibir la prestación durante las bajas laborales por depresión hay que tener 180 días cotizados en los 5 años anteriores a la baja”

▷ Prestaciones por la baja

La prestación que se recibe por estar de baja por depresión se corresponde a la prestación que se recibe por incapacidad temporal (IT).

¿Cuánto se cobra?

Lo que se cobra estando de baja por depresión depende de si la dolencia ha sido derivada del trabajo o no ya que no se percibe lo mismo estando de baja por enfermedad laboral que por enfermedad común.

  • Baja por enfermedad común: no se percibe la prestación por incapacidad temporal durante los tres primeros días. A partir del del cuarto se percibe el 60% de la base reguladora hasta los 20 días y a partir del día veintiuno en adelante, se percibe el 75% de la base reguladora.
  • Baja por enfermedad laboral: se percibe a partir del día siguiente el 75% de la base reguladora.

Hay que tener en cuenta que para poder cobrar la prestación de la baja por enfermedad común, se debe previamente haber cotizado al menos 180 días en los últimos 5 años hasta la fecha de la baja. Esto no se aplica en los casos de enfermedad profesional.

¿Quién paga la prestación durante la baja?

Dependiendo de los días que requiera la baja por una depresión, el pago de la prestación corresponde a diferentes emisores:

  • Los 3 primeros días de la baja no se cobran salvo que el Convenio diga lo contrario.
  • Del cuarto al decimoquinto día paga la empresa, en el día habitual que paga la nómina.
  • A partir del decimosexto día es la mutua o el INSS quien se encarga de abonar la prestación, dependiendo de si es baja laboral o por enfermedad común respectivamente.

Causas de la depresión en relación al ambiente laboral

Las causas de la depresión en relación al ambiente laboral más frecuentes son:

Acoso o mobbing

El acoso laboral o como también se le conoce, mobbing, es una de las situaciones que más sufrimiento provoca a un trabajador, tanto por la duración, su carácter repetitivo y la posición de inferioridad en la que queda un empleado. Es por ello que la depresión acompaña a todos aquellos que sufren acoso o mobbing.

La empresa empresa no paga

Sobre todo en época de crisis, muchas empresas no han podido cumplir con su obligación de pagar la nómina a sus trabajadores. En estos casos, un trabajador debe acudir a su puesto y realizar su trabajo o de lo contrario, podría producirse un despido objetivo por absentismo.

Esta situación tan difícil puede derivar en que en los empleados padezcan depresión.

Estrés

La sobrecarga de trabajo, las fechas de entrega sin margen,  objetivos imposibles, etcétera, causan mucho estrés en un empleado que ve que aunque eche horas, no llega, produciendo tristeza y depresión.

Sectores que generan mayor número de bajas por depresión

No hay concretamente sectores que generan mayor número de bajas por depresión ya que la contingencia  se debe a un entorno laboral negativo y éste puede darse en cualquier negocio.

El mayor número de bajas se da en aquellas empresas que:

  • No cuidan la salud mental de los trabajadores.
  • No tiene una buena comunicación con sus empleados.
  • No deja poder de decisión a los trabajadores.
  • Tiene horarios estrictos y rígidos.
  • Tiene objetivos empresariales poco claros y no organizados.
  • No apoya a sus empleados.

¿Te ha quedado alguna duda sobre las bajas laborales? ¿Padeces depresión y no sabes cómo actuar? En nuestra guía sobre las bajas laborales puedes encontrar las respuestas que buscas, así mismo podemos ponerte en contacto con una buena asesoría laboral, donde te orienten sobre tu situación concreta. Recibe hasta 4 presupuestos gratis y sin compromiso de los mejores profesionales de tu zona.

Preguntas frecuentes

¿Tiene el trabajador derecho a no ser contactado por la empresa durante la baja?

La empresa puede intentar ponerse en contacto durante la baja laboral, el trabajador en todo caso, tiene derecho a no atender la llamada ni responder correo electrónico alguno.

¿Te pueden despedir estando de baja por depresión?

Un trabajador puede ser despedido estando de baja por causas objetivas pero nunca por estar de baja.

¿Se puede acabar mi contrato temporal estando de baja?

Sí, se puede acabar y:

  • Si es por enfermedad común, se descuenta el tiempo que corresponde cobrar por el desempleo hasta el alta.
  • Si es por enfermedad laboral, la prestación durante la baja no se descontará de la prestación por desempleo.

¿Cómo hago saber a mi empresa que mi baja es por depresión?

Es información personal y confidencial, la empresa debe saber que padeces alguna de las enfermedades que implican bajas laborales, pero no qué enfermedad es. En el informe de baja, no indicará por ninguna parte la enfermedad que se tiene.

¿Que debo hacer si la empresa no se cree mi depresión?

Tienes un parte de baja de un profesional médico. La empresa no tiene por qué saber que la causa de la baja es ansiedad, si existe posibilidad de acoso, se puede denunciar en Inspección de Trabajo.

Preguntas frecuentes