¿Has tenido dos pagadores durante 2019 y quieres saber si y cómo puede afectar a la declaración de la Renta que presentarás en 2020? En esta entrada vamos a ver cómo declarar el IRPF con dos pagadores.

Tener dos pagadores afecta a la declaración de IRPF en 2020

Uno de los mitos más extendidos sobre los impuestos es que cuando un trabajador tiene dos pagadores en un mismo año, va a tener que pagar más IRPF, pero esto no es cierto, ya que cómo veremos más adelante, tener dos o más pagadores durante un mismo año no tiene porque significar automáticamente que la Renta nos saldrá a pagar.

Lo que sí es cierto es que el IRPF sí se ve afectado por tener dos pagadores, cómo explicaremos más adelante, pero no el sentido de tener que pagar de más en este tributo, en realidad, se paga lo que marca la ley tributaria.

¿Cuándo considera Hacienda que tengo 2 o más pagadores?

Hacienda considera que tenemos dos o más pagadores cuando existe un cambio de CIF en la empresa u organismo que nos paga mes a mes, de manera que por cada nuevo “CIF pagador” se añadirá un nuevo pagador en la Renta. Esta situación se produce cuando cambiamos de trabajo, nos quedamos en paro, estamos pluriempleados, trabajamos como freelancers o realizamos alguna colaboración en nuestro tiempo libre.

Si bien, existen algunas excepciones la norma; por ejemplo, las subrogaciones laborales, que se producen cuando una empresa cambia de nombre pero el trabajador mantiene las mismas condiciones del puesto o una compañía absorbe a otra. En este caso no se considera que haya segundo pagador. Como tampoco se lo considera en el caso del pago delegado, por ejemplo, en el caso de una incapacidad temporal que pague la mutua.

Habitualmente se dice que vas a pagar más IRPF si tienes dos pagadores ¿es así?

No. Como decíamos al comienzo de esta entrada, se trata de un mito muy extendido y seguramente habréis oído a alguien alguna vez mencionar que “si tienes más de un pagador durante el año, la Renta te sale a pagar”, es decir, que tendremos que pagar más IRPF.

Pero no es así. El número de empresas para las que trabajes no va a afectar al resultado de la Renta, es decir, no pagarás más impuestos por tener dos, tres o cinco pagadores en un mismo año, porque lo que determina cuánto pagas en concepto de IRPF son tus ingresos totales y las retenciones que se practiquen sobre ellos durante el ejercicio fiscal (que normalmente, coincide con el año natural).

En nuestra entrada sobre las Retenciones IRPF 2020 os explicamos cómo calcularlas y los tipos aplicables para la declaración de la Renta 2019, pero a modo de resumen, el resultado de la declaración se calcula como lo que te corresponde pagar por tu renta menos las retenciones que te haya practicado Hacienda durante el ejercicio (las retenciones del IRPF no son más que dinero que vamos adelantando a Hacienda en previsión de lo que tendremos que pagar en la declaración de la Renta) y las deducciones a las que puedas tener derecho.

Así, en caso de que se nos haya retenido más en la nómina durante el año, la Renta nos saldrá a devolver, pero si nos han retenido de menos, entonces la Renta saldrá a pagar. Y para ese cálculo Hacienda no tiene en cuenta el número de pagadores, sino la suma total de los ingresos que se han tenido durante el año.

Entonces, ¿a qué se debe este mito tan extendido? La clave está en las retenciones que se nos practiquen en la nómina. Suele ocurrir que cuando cambiamos de trabajo en medio del año, el segundo pagador nos aplique una retención del IRPF en relación al salario que nos va a pagar ese año, sin tener en consideración el otro salario anual que veníamos percibiendo del primer pagador y que, por lo tanto, la retención que nos aplica el segundo pagador sea inferior a la normal, lo que tendrá como consecuencia tener más dinero al mes, pero será probable que la Renta nos salga a pagar.

Ocurre parecido en los casos de pluriempleo o freelancers; al aumentar los ingresos debe aumentar el tipo de IRPF a pagar, pero a la hora de aplicar las retenciones, el segundo pagador no tiene en cuenta que haya otros pagadores, por lo que al aplicarse una retención menor, estaríamos adelantado menos dinero a Hacienda de nuestra declaración de la Renta.

Ejemplo

Por ejemplo, un trabajador ingresa 36.000 euros procedentes de dos pagadores, uno de ellos le paga 20.000 euros y el otro 16.000 euros. Cada pagador aplica las retenciones correspondientes sin tener en cuenta al otro, de manera que aplicarán un 13,21% y un 10,51% respectivamente. De manera, que el primer pagador abonará a Hacienda 2.642 euros y el segundo 1.681 euros, lo que equivale a un 12% de los 36.000 euros aproximadamente.

Pero a Hacienda lo que le interesa son los 36.000 euros en total y no quién te ha pagado qué, y por esa cantidad, el total a abonar por el trabajador debería haber sido 7.308 euros, el 20,3% de todos los ingresos, así que en la declaración tendrá que pagar 2.985 euros, que es el importe que sus pagadores dejaron de retenerle durante el año.

¿Afecta la subida del SMI a la declaración del IRPF con dos pagadores?

Sí, la subida del salario mínimo en 2020 a 950 € nos afectará a la hora de tener que presentar la declaración de la Renta si tenemos dos pagadores dentro del mismo año. Y es que ahora, con esta subida del SMI, el salario bruto anual asciende a los 13.300 euros, lo que sobrepasa la cantidad mínima exenta de la Renta en 657 euros, porque es muy probable que el segundo pagador nos pague más de esos 1.500 euros que mencionábamos más arriba, lo que nos obligará a presentar la declaración de la Renta.

¿Qué retención de IRPF me tocaría pagar al trabajar para dos o más empresas?

La retención de IRPF que tendrás que pagar al trabajar para dos o más empresas va a depender de si tienes o no la obligación de declarar la Renta. Como norma general, solo deben presentar la declaración de la Renta aquellas personas cuyos ingresos anuales alcancen o superen los 22.000 euros. Pero este requisito es solo es para aquellos contribuyentes con un solo pagador. Cuando existen dos o más pagadores el límite del IRPF puede cambiar, ya que se aplican unas reglas diferentes en función de lo que hayas cobrado de cada uno de ellos.

Así, tendrás que declarar en el caso de tener más de un pagador si llegas o superas el límite de 22.000 euros y has cobrado menos de 1.500 € del segundo y/o siguientes pagadores.

Si has cobrado más de 1.500 € del segundo y/o siguientes pagadores, entonces el límite para presentar la declaración es de 12.643 euros.

Una vez hayas determinado si tienes la obligación de declarar, la retención de IRPF al tener dos pagadores o más que te tocaría pagar variará en función de tus ingresos totales, para los que se aplicará un porcentaje que la Agencia Tributaria publica todos los años, los conocidos como tramos del IRPF, que podéis consultar en nuestra entrada sobre el IRPF.

▷ ¿Cómo puedo calcular y controlar el pago de IRPF cuando tengo dos o más pagadores?

Para evitar “sustos” con la declaración del Renta en el caso de que hayáis tenido dos o más pagadores durante un mismo año, es controlar las retenciones que vuestro segundo (tercer…) pagador os haga en el nómina. Esto es especialmente importante ahora, teniendo en cuenta que aún cobrando el SMI, si tenemos dos pagadores durante el mismo año, vamos a tener que hacer la declaración de la Renta, porque habremos dejado de estar exentos.

Podéis calcular vosotros mismos la retención del IRPF al tener dos pagadores a través de la calculadora de la página web de la Agencia Tributaria. Debéis tener en cuenta que para que el cálculo salga lo más aproximado posible, debéis rellenar todos los campos pertinentes y en la sección “Retribuciones Totales” poner el importa total sumando los salarios brutos anuales de todos los pagadores.

Si el resultado que os da la calculadora es un porcentaje mayor de lo que están reteniendo, podréis pedir al segundo pagador que os aumente la retención del IRPF en vuestra nómina.

La decisión está entre cobrar más todos los meses, con la posibilidad de que la Renta os salga a pagar, o adelantar ese dinero mes a mes a Hacienda, y que la Renta os salga a cero o incluso a devolver si os han retenido algo más de lo debido.

¿La prestación por desempleo es considerada como segundo pagador?

Sí, la prestación por desempleo (que tiene consideración de rendimientos del trabajo a efectos de IRPF) se considera un segundo pagador, en este caso sería el SEPE es ese segundo pagador, que además aplica una retención mínima del 2% a la prestación.

La consecuencia que ya os podéis imaginar es que si tenemos obligación de declarar, es muy probable que la Renta salga a pagar, porque se está aplicando el tipo más bajo de retención. Así que si habéis trabajado y os habéis quedado en paro o viceversa, lo más recomendable es que hagáis un cálculo sumando salario anual y prestación por desempleo para saber más o menos cuánto podrías tener que pagar a Hacienda en la declaración en relación a las retenciones que se os están aplicando.

Esperemos que con esta entrada hayáis desterrado el mito de que con dos pagadores se paga más IRPF. Y si tenéis dudas sobre qué tipo de retención debería aplicaros vuestro segundo pagador, siempre podéis recurrir a la ayuda de un buen asesor fiscal o contratar a un gestor fiscal que os gestione vuestra tributación.

MÁS ARTÍCULOS INTERESANTES SOBRE IRPF