La situación excepcional que vivimos a consecuencia del coronavirus en España y a una semana de que de comienzo la campaña de la declaración de la Renta, nos lleva a preguntarnos si este año vamos a tener que hacer dicha declaración como años anteriores.

El próximo 1 de abril comienza la campaña de la declaración de la Renta correspondiente al año 2019, pero nada es como era hasta hace poco más de una semana en España; vivimos en un estado de alarma que se ha prologando hasta el 11 de abril para poder hacer frente al Covid-19 y frenar la curva de contagios. Con la gran mayoría de la población recluida en sus casas y las oficinas de la Administración cerradas, sin duda, es fácil preguntarse si vamos a tener que hacer la declaración de la Renta como en años pasados.

La respuesta es que sí. La campaña de la Renta 2020 por el momento no se retrasa y los ciudadanos tendremos la obligación de presentar la declaración del IRPF entre el 1 de abril y el 30 de junio. Así lo ha decidido y anunciado el Ministerio de Hacienda, que ve preferible iniciar el procedimiento para no retrasar la devolución de más de 10.000 millones de euros a aquellos contribuyentes a quienes les salga a devolver la declaración; alrededor del 75% de los mismos tiene derecho a cobrar y Hacienda comenzará el pago el 3 de abril.

El retraso de la campaña de la Renta se llegó a barajar y no estaría completamente descartado

Los asesores fiscales y expertos tributarios piden mayor flexibilidad

Un retraso o la extensión de la campaña de la declaración de la Renta llegó a estar entre las cartas, sin embargo Hacienda consolidó la decisión de mantener los plazos habituales publicando una orden ministerial en el BOE. En principio, la asistencia presencial en las oficinas de la Agencia Tributaria para presentar la declaración no comienza hasta el 13 de mayo, de manera que todavía hay margen para tomar otras medidas, si las medidas de confinamiento se vuelven a extender nuevamente.

Asesores fiscales y otros expertos tributarios han mostrado su disconformidad con Hacienda y pedieron más flexibilidad, incluida una ampliación de los plazos de tres meses para la realización de las declaraciones y autoliquidaciones.

Eso es lo que han hecho las Haciendas forales de Guipúzcua y Álava; la primera ha aplazado la presentación presencial de la declaración hasta que la situación sanitaria se reconduzca y la segunda ha extendido el plazo hasta el mes de septiembre.

Por el momento, el Gobierno no prevé tomar ninguna medida más respecto a la declaración del IRPF, pero recuerda que las decisiones dependerán de la evolución de la pandemia y deja así la puerta abierta a una posible ampliación del plazo de la campaña en caso de que al iniciarse la asistencia presencial no fuera posible abrir aún las oficinas de la Agencia Tributaria.

La mayoría de las declaraciones se presentan ya de forma telemática

Cabe señalar que la mayoría de las declaraciones de la Renta se presentan hoy en día de manera telemática. Ya en 2019 se presentaron a través de Internet 20,69 millones de declaraciones, de las que salieron a devolver 14,06 millones con un total de 10.209 millones. A paga salieron 5,35 millones, con cuantía de 11.998 millones. Aún así, 2,1 millones se presentaron de manera presencial.

Así que por el momento, la campaña de la Renta 2020 comienza el próximo 1 de abril, sin previsión a que cambie o se amplíen los plazos, pero sin descartar que, según evolucione la situación de la pandemia de coronavirus en España, puedan producirse cambios en ese sentido. En Asesorias.com os mantendremos informados al respecto.

Total
0
Shares
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like