En la primera reunión entre el Gobierno y las principales asociaciones de autónomos, ATA, Upta y Uatae, el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha planteado la posibilidad de que los autónomos coticen según lo que prevean que vayan a ingresar y liquiden un año después por lo realmente ingresado.

En la reunión, que tuvo lugar la tarde del pasado 14 de octubre, se presentó este nuevo modelo de cotización, en el que los autónomos podrían elegir su base de cotización dentro de unos tramos «en función de las previsiones de rendimientos» que tendrían.

Según el ministro, se trataría de un sistema flexible, con la posibilidad de ir modificándolo a lo largo del año y que se regularizaría un año después, contrastando los ingresos declarados finalmente por el autónomo a Hacienda con los previstos. De esta manera existiría «incluso la posibilidad de que se devuelva el exceso de cotizaciones pagado por el trabajador» si finalmente sus rendimientos han sido menores que los previstos (no muy diferente a cómo funciona la declaración y liquidación del IVA).

El nuevo modelo enfrenta al Escrivá con ATA, pero cuenta con el apoyo de Upta y Uatae

La propuesta divide a las asociaciones de autónomos

El «problema» que ha dividido a las asociaciones de autónomos está en que el nuevo modelo dejaría fuera del sistema a algo más del de millón de autónomos societarios que tributan por el impuesto de sociedades. Puesto que solo podrían acogerse a él los 1,5 millones de autónomos que tributan por el sistema de estimación directa. Mientras que el medio millón que tributa por módulos también quedaría en duda, puesto que su incorporación obligaría a cambiar su sistema de tributación a la AEAT.

Esto es lo que ha llevado a ATA a rechazar la propuesta del ministerio, entendiendo que «no sería tan justo como se decía que iba a ser», según ha declaro Lorenzo Amor, presidente de esta asociación, puesto que aquellos autónomos que se incluyan en el sistema podrían seguir cotizando muy por debajo de sus ingresos. Además, de acuerdo a datos de la Seguridad Social, 700.000 autónomos que tributan por estimación directa, habrían declarado ingresos superiores a 25.000 euros anuales, lo que implicaría un incremento en la cuota que pagan actualmente, puesto que la mayoría cotiza por la base mínima. ATA «no va a apoyar ningún acuerdo que suponga subirles la cotización a tantos autónomos en un momento tan difícil como este».

Por su parte, Upta y Uatae sí han aceptado esta propuesta del Gobierno, aunque con algunos matices, expresados por Eduardo Abad, secretario general de Upta, que espera que en 2022 se haya implantado el nuevo modelo para los autónomos que tributan por estimación y por módulos y que en «una segunda fase» se acabe incluyendo a los autónomos societarios, ya que «no tendría sentido tener distintos tipos de cotización a la Seguridad Social en función de cómo se tribute a Hacienda».

Solo ha sido la primera reunión

Este ha sido el primer paso hacia la creación e implantación de nuevo sistema de cotización para los autónomos basado en sus ingresos reales y, por lo tanto, se espera que en sucesivas reuniones tanto Gobierno como autónomos consigan diseñar un modelo con el que puedan estar de acuerdo todos los actores implicados en la negociación.

Y aunque Escrivá ha insistido en la necesidad de «reformar el sistema siguiendo la recomendación 4 del borrador del Pacto de Toledo», mediante una transformación gradual del mismo, también ha hecho hincapié en la importancia de que este nuevo sistema salga del consenso entre el Gobierno y los representantes de los trabajadores autónomos.

Total
0
Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like

¿Qué servicios ofrece una gestoría?

Si tienes una empresa o negocio, necesitas un gestor. Si eres autónomo, probablemente también. ¿Qué servicios ofrece una gestoría? ¿A qué tipos de asesorías debes acudir en función de tus…
View Post