A la espera de si el Ministerio de Sanidad llegará a sacar una nueva guía con las normas a seguir para el regreso a la oficina y la reincorporación al trabajo en estas primeras fases de la desescalada, la AEO nos trae su propia guía de buenas prácticas.

Con toda España ya en la fase 1 y la fase 2 de la desescalada de las medidas adoptadas para frenar la pandemia de Covid-19, muchas personas han empezado a reincorporarse a sus puestos de trabajo, pero ¿cómo debe ser ese regreso a la oficina cuándo todavía no hemos alcanzado el riesgo cero de contagios?

El Ministerio de Sanidad publicó en abril una guía de buenas prácticas para el regreso al trabajo de aquellos sectores no esenciales que, tras el parón de la actividad económica de primeros de abril, volvían a sus puestos de trabajo. Sin embargo, en esta ocasión todavía no ha publicado ninguna directriz más al respecto, aunque, obviamente, lo que debía aplicar ya en abril, se debe seguir aplicando ahora.

Pero mientras esperamos una actualización de esa guía, la Asociación Española de Oficinas (AEO), que aglutina a compañías como Telefónica, BBVA, Acciona, Repsol, Mapfre o Deloitte, ha publicado en su página web una guía con criterios, protocolos y buenas prácticas para aquellas oficinas que vayan a ver estos próximos días la reincorporación de sus trabajadores.

Limitación del aforo y regreso por fases

Una de las primeras recomendaciones que encontramos en esta guía es la limitación del aforo de los edificios de oficinas, de manera que sea de entre un 30% y un 50% de su capacidad original, ya que de esta forma se puede garantizar la distancia mínima de dos metros de separación. Así, se apostaría por el regreso de parte de la plantilla a la oficina y el resto debería teletrabajar.

Para este regreso de la plantilla a la oficina se recomienda hacerlo en cuatro fases (si bien no se especifica cuánto duraría cada fase):

  • Una primera fase en la que se incorporarían solo trabajadores menores de 40 años, sin historia clínica de patologías de riesgo.
  • Una segunda fase para los empleados de entre 40 y 60 años sin enfermedades crónicas.
  • Una tercera fase para los trabajadores mayores de 60 años sin patologías crónicas, trabajadores por debajo de esa edad con alguna patología asociada y embarazadas.
  • Una cuarta fase para la reincorporación del resto de trabajadores considerados como especialmente sensibles (patologías previas)

Así mismo, se recomienda que las entradas a la oficina se realicen por turnos

Test y medidas de higiene

Otra de las recomendaciones que encontramos en la guía de la AEO es que las empresas realicen test de PCR a aquellos trabajadores que hayan tenido síntomas y a los que hayan estado expuestos al coronavirus en sus contactos cercanos. Para el resto de trabajadores, se recomienda realizar pruebas de anticuerpos por extracción de sangre en el momento de reincorporarse y en caso de que alguno de positivo, realizar la prueba PCR para comprobar si puede ser o no un foco de contagio. Recordamos aquí que las pruebas médicas deberán hacerlas los servicios de prevención y salud contratados por las empresas.

Así mismo, también se recomienda realizar una descontaminación del inmueble antes del regreso de los trabajadores.

Por otro lado, tanto en los accesos a los edificios como en el ascensor, que deberá reducir su capacidad máxima en una proporción de dos tercios, será obligatorio el uso de mascarillas. Dentro de la propia oficina, al tratarse de un lugar privado, este criterio dependerá de las normas que pueda dictar Sanidad o las propias empresas. Se aconseja llevar guantes, gel desinfectante y mascarillas.

En la guía se hace especial hincapié en llevar a cabo medidas de higiene y limpieza de los edificios, sobre todo en zonas comunes y sistemas de ventilación, así como en otras zonas menos transitadas, así como de mantener la humedad relativa entre el 40% y el 60%, puesto que los ambientes secos favorecen el contagio en la transmisión respiratoria.

Cierre de zonas

Dentro de los edificios por el momento, y siguiendo las indicaciones para cada fase de la desescalada, deberán quedar cerrados auditorios, gimnasios, restaurantes, comedores, cajeros, máquinas de vending y las salas de reuniones se limitarán al 50% si permiten mantener la distancia de seguridad.

Además, los empleados deberán procurar moverse en flujos ordenados en sentido de las agujas del reloj y observar normas de urbanidad tipo semáforo para evitar cruces entre trabajadores en pasillos o zonas de tránsito. Así mismo, debería limitarse el aforo en los aseos. E incluso se recomienda la instalación de mamparas divisorias en los espacios de trabajo.

Finalmente, también se recomienda establecer un control y protocolo para las visitas que acuden al edificio.

Esto es solo una guía de las medidas que se pueden adoptar para la reincorporación al trabajo cuando el Covid-19 aún sigue entre nosotros. Quedamos a la espera de ver si finalmente Sanidad publica o no su propia guía al respecto o incluso regula este regreso a la oficina.

Total
0
Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like

¿Qué servicios ofrece una gestoría?

Si tienes una empresa o negocio, necesitas un gestor. Si eres autónomo, probablemente también. ¿Qué servicios ofrece una gestoría? ¿A qué tipos de asesorías debes acudir en función de tus…
View Post