El Gobierno y las principales asociaciones de trabajadores por cuenta propia se han reunido para discutir la posibilidad de mantener las ayudas a autónomos más allá del 30 de junio.

Si la semana pasada el Gobierno cerraba un acuerdo con la patronal y los principales sindicatos para desvincular los ERTE de la vigencia del estado de alarma y añadir nuevas reglas sobre ellos, parece que ahora es el turno de los autónomos.

El martes 12 de mayo, las tres principales asociaciones de trabajadores por cuenta propia, ATA, UPTA y Uatae asistieron a la primera reunión interministerial con los responsables de Economía, Trabajo y Seguridad Social (Nadia Calviño, Yolanda Díaz y José Escrivá respectivamente) para evaluar el impacto que la crisis provocada por el Covid-19 está teniendo en el sector.

La principal petición de los representantes de los autónomos es que las ayudas a determinados colectivos del sector deben prolongarse más allá del 20 de junio

En la reunión se discutieron también qué ayudas deberían mantenerse más allá del 30 de junio, fecha límite para muchas de las ayudas para autónomos puestas en marcha por el Gobierno mediante sucesivos Decretos. Sin embargo, no concretaron exactamente qué trabajadores autónomos mantendrían esos beneficios, aunque sí se acordó con el Gobierno monitorizar las actividades de manera conjunta para estudiar quiénes deberían seguir bajo el amparo de estas medidas.

Prorrogar la prestación extraordinaria por el cese de actividad

Entre las medidas que las asociaciones han pedido prorrogar se encuentra la prestación extraordinaria por cese de actividad, que actualmente han cobrado 1,3 millones de autónomos (en torno al 40% del colectivo). Ahora mismo, esta ayuda solo estaría disponible hasta el último día del mes en el que termine el estado alarma y las asociaciones piden que se mantenga hasta el 30 de junio.

Y es que con una nueva prórroga del estado de alarma en duda, ATA, UPTA y Uatae piden que esta prestación por cese de actividad llegue hasta el final de junio a todos aquellos autónomos que ya son beneficiarios de la misma, incluso aunque haya una modulación de las exenciones de cotizaciones sociales, como ha ocurrido en el caso de los ERTE por fuerza mayor.

La situación de los autónomos estacionales

Otro de los asuntos tratados en esta reunión entre el Ejecutivo y las tres asociaciones de autónomos, fue la situación en la que se van a encontrar unos 150.000 autónomos estacionales, que suelen darse de alta de mayo a octubre para la campaña de verano, como ocurre, por ejemplo, con 40.000 feriantes o los técnicos y trabajadores de montajes de grandes conciertos y festivales estivales. Estos trabajadores no pudieron acceder a la prestación de cese de actividad por no haber estado dados de alta en la Seguridad Social el 14 de marzo y, actualmente, no estarían recibiendo ninguna ayuda.

Otras reclamaciones de los autónomos

Además de la prestación por cese de actividad, las asociaciones también reclamaron un mayor acceso a las líneas de financiación del ICO a través de avales público. De momento, 300.000 autónomos han podido beneficiarse de estos préstamos, pero hay 600.000 más que las han solicitado pero todavía no las han recibido, bien por “culpa del banco o por culpa del ICO”. En esa línea, ATA también pidió al Gobierno que supere los 100.000 millones de los que dispone actualmente esta financiación.

UPTA reclamó la prohibición del período de rebajas hasta el 15 de agosto, como mínimo, para poder proteger al pequeño comercio.

Por su parte, ATA reclamó el paso automático de la prestación extraordinaria de cese de actividad a la ordinaria, en aquellas situaciones en las que los autónomos se vean obligados a cerrar sus negocios de manera definitiva.

Total
0
Shares
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like