El certificado de retenciones es un documento que los trabajadores autónomos necesitarán para poder realizar su declaración de la Renta. En esta entrada vamos a ver qué es exactamente el certificado de retenciones a ingresos a cuenta del IRPF y cómo obtenerlo.

¿Qué es el Certificado de Retenciones e ingresos a cuenta del IRPF?

El certificado de retenciones e ingresos a cuenta del IRPF es el documento con el que los trabajadores autónomos acreditan el dinero adelantado a la Agencia Tributaria a través de las retenciones de IRPF que se aplican en las facturas que emiten a sus clientes (recordamos que el obligado a retener en este caso es el pagador, que adelanta a Hacienda en concepto de IRPF el porcentaje que aparezca en la factura en nombre del profesional).

Su utilidad está vinculada a la declaración de la Renta, ya que cuando llegue la hora de presentarla, el trabajador autónomo tendrá que declarar cuánto IRPF ha ido pagando durante todo el ejercicio anterior. De manera que los certificados de retenciones de todos los clientes a los que el autónomo haya facturado, le darán la cifra real y exacta de cuánto IRPF ha sido ingresado en Hacienda en su nombre durante todo el ejercicio anterior.

A través del borrador disponible en la Agencia Tributaria, junto a los certificados de retenciones de los clientes, el trabajador autónomo podrá ver si las cifras de ambos cuadran y así evitar ser sujeto de una inspección de Hacienda.

Se debe tener en cuenta que en el certificado de retenciones e ingreso a cuenta del IRPF solo figuran los impuestos abonados por parte de los clientes y no lo facturado en total, así que si quedan pagos pendientes, estos no aparecerán en el documento.

El certificado de retenciones e ingresos a cuenta del IRPF también tendrán que facilitárnoslo las autoridades públicas que nos hayan practicado retenciones de IRPF, como puede ser la prestación por desempleo del SEPE o las pensión de la Seguridad Social.

¿Cómo obtener el certificado de retenciones e ingresos a cuenta del IRPF en 2020?

Hay dos opciones distintas para obtener el certificado de retenciones e ingresos a cuenta del IRPF de cara la declaración de la Renta de 2020, tanto si lo vamos a solicitar a una entidad privada como a una pública: de manera telemática o de manera presencial.

Por Internet (paso a paso)

Para el caso de entidades públicas como la Seguridad Social o el SEPE, podremos acudir a su sede electrónica y mediante certificación digital, Cl@ve o contraseña acceder al certificado de retenciones, que podremos descargar en PDF e imprimir.

En la Seguridad Social tendremos que identificarnos en su sede electrónica y:

  • Los pensionistas tendrán que pulsar en “Ver tu pensión” y elegir el “Certificado de retenciones IRPF”.
  • Los trabajadores deberán entrar en “Trabajo” y pulsar en “Certificado de retenciones IRPF”.

No será necesario aportar más documentación para esta tramitación.

En cuanto al SEPE, entraremos en “Procedimientos y Servicios” > “Personas” y en “Obtención de Certificados” ya tendremos una primera opción para obtener el certificado de retenciones. Bastará con poner nuestro nombre y apellidos y NIF y pulsar en “mostrar” para abrir el certificado en PDF, guardarlo y/o imprimirlo.

En el caso de entidades privadas, podremos solicitarlo a las empresas y profesionales a quienes hayamos facturado a través del correo electrónico o dirigirnos a Hacienda, ya que cada año, a principios de enero, la Agencia Tributaria envía a las empresas los resúmenes de las retenciones del año anterior.

Para solicitarlo por la Agencia Tributaria, acudiremos a su sede electrónica y tanto con certificado electrónico o Cl@ve como sin ello, podremos accede a “Solicitud de un certificado tributario de IRPF”, que se encuentra en el apartado “Certificaciones” de la Sede Electrónica. Pulsaremos en “Solicitud y recogida inmediata” y si contamos con identificación electrónica solo tenderemos que elegir el ejercicio fiscal para el que se solicita el certificado y pulsar en “validad la solicitud”, para comprobar que los datos estén bien y dalre a “Firmar y enviar”. En el siguiente paso ya podremos visualizar nuestro certificado de retenciones en PDF, para poder descargarlo e imprimirlo. Podéis encontrar instrucciones adicionales en la web de la Agencia Tributaria.

Presencialmente

La solicitud del certificado de retenciones e ingresos a cuenta del IRPF también podremos solicitarlo de manera presencial. Para las entidades privadas, podremos acudir a la sede la empresa para pedirlo, recordad que tienen obligación de darlo sellado y firmado. Y para las entidades públicas, bastará con acudir a la sede más cercana, siempre teniendo en cuenta que deberemos pedir cita previa, como ocurriría con cualquier otro trámite.

¿Cuál es el contenido de este certificado?

El certificado de retenciones e ingresos a cuenta del IRPF recoge el siguiente contenido:

  • Importe íntegro de las prestaciones que fiscalmente tienen la naturaleza de las rentas de trabajo.
  • Las retenciones efectuadas sobre esas prestaciones.
  • El importe de la retención por alimentos.
  • El importe de las deducciones por rentas irregulares.
  • El importe de los gastos fiscalmente deducibles.
  • Atrasos: cantidades abonadas y correspondientes a ejercicios anteriores.
  • Reintegros: cantidades devueltas por los beneficiarios a la Seguridad Social.
  • Rentas exentas del impuesto con indicación de la prestación y el importe abonado.

Modelo rellenable (PDF)

Os dejamos los modelos rellenable del certificado de retenciones e ingresos a cuenta del IRPF en PDF, tanto del modelo 190 como del modelo 180 (que es de las retenciones efectuadas a los alquileres). Pero recordad que deberéis rellenarlos en la web de la Agencia Tributaria para que tenga validez y podáis descargaros el PDF.

¿Qué formato tiene el certificado?

El formato del certificado de retenciones e ingresos a cuenta del IRPF que obtenemos al rellenarlo en la Agencia Tributaria o en cualquier a de las otras entidades públicas es en PDF.

¿Por qué obligatorio entregarlo?

Tanto las empresas como los profesionales a los que el trabajador autónomo haya facturado tienen la obligación de entregarle el certificado de retenciones, tal y como viene recogido en el artículo 108.3 del Reglamento del IRPF:

“El retenedor u obligado a ingresar a cuenta deberá expedir a favor del contribuyente certificación acreditativa de las retenciones practicadas o de los ingresos a cuenta efectuados, así como de los restantes datos referentes al contribuyente que deben incluirse en la declaración anual”.

La obligación de los clientes es entregar a los interesados el certificado original, sellado y firmado por la persona que lo emite.

Sanciones por no emitir y enviar correctamente el Certificado de Retenciones e ingresos a cuenta del IRPF

Como ya hemos indicado más arriba, las empresas y profesionales que hayan practicado retenciones de IRPF están obligados facilitar los certificados de retenciones e ingresos a cuenta del IRPF. De acuerdo con la Ley, si el 5 de abril la empresa o profesional encargado de enviar los certificados no lo ha hecho, estaría cometiendo una infracción leve, que puede ser sancionada con 150€ de multa por cada certificado no emitido. Este proceso sancionado está recogido en el Real Decreto 2063/2004.

Tipos de Certificados

Podemos distinguir dos tipos de certificados en función del origen de las rentas:

Certificado de retenciones del trabajo y actividad económica

Este certificado de retenciones engloba únicamente los rendimientos del trabajo, que se obtienen de tener un contrato de trabajo en vigor e incluye las percepciones recibidas y las deducciones practicadas que se hayan aplicado durante un ejercicio en concreto. Sin embargo, hay que tener en cuenta que dependiendo de si son retenciones del trabajo o de la actividad económica, el porcentaje puede ser variable o fijo.

Así, para el certificado de retenciones del trabajo tendremos unas retenciones de cuota variable en función de las circunstancias personales del trabajador (cada año, en enero, la empresa entrega el modelo 145 a sus trabajadores, donde deberán marcar sus circunstancias personales). Mientras que para el certificado de retenciones de actividad económica se aplica un tipo fijo, actualmente, del 15% (7% si se está en los tres primeros años de actividad).

Certificado de retenciones sobre el arrendamiento de inmuebles

En este certificado de retenciones sobre el arrendamiento de inmuebles (certificado de retenciones de alquileres) se refleja la base imponible sobre la que se calcula la retención y la cuota de retención practicada durante el ejercicio, incluyéndose todos los alquileres donde se ejerza una actividad económica. La cuota es un porcentaje fijo del 19%.

Ejemplo práctico

Veamos un ejemplo para el cálculo de certificado de retenciones de arrendamientos de inmuebles.

Tenemos una empresa dedicada a la venta de equipos informáticos, que tiene alquilado un local, por el que paga un renta mensual de 800 euros más los impuestos vigentes.

A los 800 euros le aplicaremos el porcentaje fijo para alquileres del 19%, así como el IVA correspondiente:

  • 800 x 21% = 168
  • 800 x 19% = 152
  • 800 + 168 (21%) – 152 (19%) = 816 euros, que es lo que deberá pagar la empresa al propietario cada mensualidad.
  • Dado que las retenciones se pagan de forma trimestral, en este caso 800 x 3 = 2.400 euros, que es la base sobre la que se calcula la retención, y 152 x 3 = 456 euros que se corresponden a la retención a ingresar a Hacienda en nombre del arrendador.

Esperamos que esta entrada sobre el certificado de retenciones e ingresos a cuenta del IRPF os resulte de utilidad. Para cualquier duda, recordad que siempre podéis consultar con una buena asesoria fiscal.

Más artículos relacionados con el IRPF