Pagar anticipos a proveedores es una práctica muy habitual entre empresas y autónomos para poder acceder a diferentes suministros necesarios para el desarrollo de su actividad económica. Pero debemos saber que el pago del anticipo a proveedores tiene un tratamiento propio en la contabilidad de la empresa o el negocio; en esta entrada vamos a ver qué se entiende por anticipo en el Plan General Contable (PGC) y cómo se contabiliza.

¿Qué es un anticipo a proveedores para el PGC?

Los pagos anticipados a proveedores consisten en adelantar el abono de de la factura de un pedido, ya sea de una mercancía o de un servicio, que la empresa o autónomo solicita a su proveedor. Es una práctica muy habitual y por lo general se suele o anticipar el total de la factura o parte de ella (dicha cantidad se descontará después del total de la factura), pero hay que tener en cuenta que el anticipo a proveedores (igual que ocurriría con los anticipos recibidos de clientes) tiene un tratamiento contable propio.

De acuerdo al Plan General Contable, registraremos el anticipo a proveedores en la cuenta 407, dentro del subgrupo número 57 y con el epígrafe denominado “Existencias”. Además, debemos registrar el IVA soportado del anticipo en la cuenta 472, puesto que los anticipos también deben llevar su IVA correspondiente.

Cuando recibamos la mercancía o suministro por el que hemos pagado el anticipo al proveedor, moveremos el importe del mismo de la cuenta 407 a la cuenta número 600.

Hay que tener en cuenta que cuando se trata de un anticipo a proveedores de inmovilizado (aquellos elementos que forman parte de la estructura de la empresa y que hacen falta para desarrollar su actividad con normalidad), la cuenta en la que registra ese abono es diferente. El PGC tiene dos cuentas contables específicas: una para inmovilizado tangible y otra para inmovilizado material.

Así, la cuenta para registrar los anticipos otorgados para adquirir elementos de inmovilizado intangible es la 209 “Anticipos para inmovilizaciones intangibles”. Cuando se haga la entrega, la cantidad se cargará a las cuentas del subgrupo 20 (propiedad industrial, derecho de traspaso, aplicaciones informáticas, etc.).

Los anticipos a proveedores de inmovilizado material se cargan en la cuenta 239 “Anticipos para inmovilizados materiales” y una vez entregado el bien, se carga en la cuenta que corresponda del subgrupo 21 (maquinaria, mobiliario, elementos de transporte, etc.) o del subgrupo 23 (construcciones en curso, maquinaria en montaje, etc.).

Anticipo a proveedores ¿activo o pasivo?

Cuando se paga un anticipo a un proveedor se está generando un derecho para la empresa o el negocio, es decir, que el proveedor tiene que entregar a cambio de ese anticipo un bien o devolverle el dinero de no hacerlo.

Y los bienes y derechos forman parte del activo en contabilidad, por lo tanto el anticipo a proveedores es una cuenta de activo y figurará en el activo corriente del balance de situación.

▷ Cómo se contabilizan los anticipos a proveedores

Contabilizar el asiento de anticipo a proveedores no es muy distinto al de otros asientos contables similares. Ya conocemos las cuentas que debemos usar para completar el “Debe” y el “Haber”, la 407 para mercaderías y suministros, y la 209 para inmovilizado intangible y la 239 para inmovilizado material.

Así, en el “Debe” sumaremos el anticipo correspondiente (407/209/239) con el IVA soportado (472).

Y en el “Haber” consignaremos la cantidad final en la Cuenta de tesorería que corresponda (57).

El asiento contable

La estructura de este asiento contable del anticipo a proveedores quedaría de la siguiente manera:

Base Imponible(407)Anticipos a Proveedores
Importe IVA(472)aCuenta de Tesorería(57)Importe pagado

En el caso de anticipos a proveedores de inmovilizado inmovilizado intangible tendríamos el siguiente asiento contable:

Base Imponible(209)Anticipos para inmovilizaciones intangibles
Importe IVA(472)H.P. IVA soportadoaCuenta de Tesorería(57)Importe pagado

En el caso de anticipos a proveedores de inmovilizado material, el asiento contable quedaría de la siguiente forma:

Base Imponible(239)Anticipos inmovilizaciones materiales
Importe IVA(472)aCuenta de Tesorería(57)Importe pagado

Ejemplo

Vamos a ver con un ejemplo cómo quedaría el asiento contable del pago de un anticipo a un proveedor de mercadería.

Un taller de mecánica tiene que remplazar las lunas laterales de un turismo, para lo que las solicita a un proveedor que pide el pago anticipado de la factura de las lunas, que asciende a 423,50 euros (21% de IVA incluido). El taller hace el pago a través de transferencia bancaria.

350,00(407)Anticipos a Proveedores
73,50(472)H.P. IVA soportadoaBanco(572)423,50

Cómo cancelar los anticipos a proveedores

Los anticipos a proveedores se cancelan de dos maneras:

  • Cuando se realiza la entrega del bien o servicio por el que se pagó el anticipo.
  • Cuando no se llega a finalizar la operación y se devuelve el dinero pagado como entrega a cuenta.

En ambos casos se carga a la cuenta 407 “Anticipos a proveedores” con el fin de dar de baja el importe pagado en su momento.

El asiento contable de la cancelación del anticipo a proveedores cuando se lleva a cabo la compra quedaría así:

Base Imponible(600)Importe d la compra
IVA de la compra menos el ya pagado en el anticipo(472)H.P. IVA soportado
aAnticipos a proveedores(407)Importe del anticipo
aProveedores o tesorería(400) o (57)Importe total menos el anticipo y su IVA

El asiento contable de la cancelación del anticipo a proveedores en el que finalmente no se realiza la compra quedaría así:

Importe del anticipo(57)TesoreríaaAnticipos a proveedores(407)Importe del anticipo
aH.P. IVA soportado(472)IVA del anticipo

Esperamos que esta entrada sobre el tratamiento contable del anticipo a proveedores os haya resultado de utilidad. En cualquier caso, cualquier duda al respecto podrá solucionarla un buen asesor contable o podéis contratar a un gestor contable para que lleve la contabilidad de vuestra empresa o negocio.