Con más de 450.000 expedientes presentados y casi 4 millones de trabajadores afectados, las oficinas del SEPE están desbordadas y no se espera poder pagar la mayoría de las prestaciones hasta mayo.

Para evitar destruir puestos de trabajo durante la crisis provocada por el Covid-19, el Gobierno pidió a las empresas que recurriesen al expediente regulador temporal de empleo (ERTE) en vez de despedir a sus trabajadores. A fecha de hoy, son cientos de miles las empresas que han presentado un ERTE por causa de fuerza mayor y millones los trabajadores afectados por ellos y esto ha provocado un atasco en las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), que está retrasando el pago de las prestaciones.

Ante este panorama, muchas Comunidades Autónomas han reforzado las plantillas de sus oficinas del SEPE de cara a la tramitación de las prestaciones por desempleo que deben cobrar los trabajadores afectados por un ERTE. Sin embargo, no parece que tales refuerzos estén siendo suficientes o, al menos, no lo serán hasta que el servicio logre desaturarse.

Desde que se decretó el estado de alarma, se han presentado 488.470 ERTEs, afectando a más del doble de trabajadores de los que hubo entre 2009 y 2019

ERTE en cifras

Hasta el pasado miércoles 15 de abril, la cifra exacta de trabajadores afectados por un ERTE desde que se decretó el estado de alarma a principios de marzo no se conocía, el Gobierno y el Ministerio de Trabajo parecían reticentes a dar a conocer este número, pero finalmente, el presidente Pedro Sánchez cifró en 3.889.000 a los trabajadores que se han visto afectados por un ERTE.

Aunque la palabra utilizada por el presidente fue “beneficiados”, lo cierto es que no se sabe todavía con exactitud cuántos trabajadores están recibiendo efectivamente ya sus prestaciones, dada la saturación que sufren las oficinas del SEPE.

Si miramos el número de prestaciones por desempleo pagadas por la Seguridad Social en el mes de abril, estas se han incrementado en algo más de 400.000. Si los trabajadores afectados por los ERTEs rozan casi los 4 millones, es evidente que hay una gran diferencia entre una cifra y otra y que hablamos de millones de trabajadores que no han cobrado aún su prestación.

Quizás en mayo, quizás en junio

Los trabajadores afectados por un ERTE deberían haber cobrado la prestación por desempleo a partir del 10 de abril, tal y como ocurre con el pago del subsidio de desempleo, pero la realidad es que no se espera que esos pagos se empiecen a producir hasta el mes de mayo.

El Ejecutivo tiene la intención de que el plazo para el pago de las prestación se adelante a los primeros días de mayo, es decir, que en vez de esperar al día 10, se empiecen a ingresar el primer día laborable del mes, el 2 de mayo.

Sin embargo, también se reconoce que es posible que no todos los trabajadores puedan cobrar su prestación en el mes de mayo y que ese pago se retrasaría al mes de junio, cuando se abonarían juntas las cantidades correspondientes a marzo, abril y mayo.

Total
2
Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like

¿Qué servicios ofrece una gestoría?

Si tienes una empresa o negocio, necesitas un gestor. Si eres autónomo, probablemente también. ¿Qué servicios ofrece una gestoría? ¿A qué tipos de asesorías debes acudir en función de tus…
View Post