¿Tienes pensado contraer matrimonio el próximo año? En esta entrada te contamos todo lo que necesitas saber sobre el permiso por matrimonio, cuántos días te corresponden, cuándo empiezan a contar y qué ocurre si el que se casa es un familiar.

¿Cuándo se puede disfrutar un permiso por matrimonio?

El permiso por matrimonio es un derecho del que pueden disfrutar todos los trabajadores. Además es uno de los permisos laborales retribuidos, es decir, que el trabajador que se una legalmente a su pareja, tanto si es una unión civil como religiosa, puede disfrutar de los días libres correspondientes por casarse y seguir recibiendo el salario como si hubiera ido a trabajar esos días.

Sí, habéis leído bien, siempre que este justificado, el permiso retribuido significa que aunque no acudamos a trabajar, la empresa seguirá pagándonos esos días como si lo hubiésemos hecho (además, se consideran jornadas de trabajo efectivo, es decir, no es necesario recuperarlos). Así que si os preguntáis quién paga esos días libres por matrimonio, la respuesta es la empresa, como en el resto de permisos laborales retribuidos.

Respecto a cuándo se puede disfrutar el permiso por matrimonio, es evidente que en el momento en que el trabajador se casa. Aunque es cierto que se puede negociar con la empresa el poder disfrutarlo con posterioridad.

¿Cuántos días libres corresponden por casarse?

El Estatuto los Trabajadores lo deja bien claro en el artículo 37.3 letra “a”, en el que se recoge que los trabajadores tienen derecho a 15 días naturales de permiso por matrimonio (es decir, aquí si cuentan festivos y fines de semana, con algún matiz que veremos un poco más adelante). También podéis encontrarlo en la Guía Laboral del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

Hay que tener en cuenta que los convenios laborales pueden ampliar esta cantidad de días libres a disfrutar, pero nunca reducirlos, ya que los 15 días es el mínimo que marca la Ley.

▷ ¿Desde cuándo empieza a contar el permiso por matrimonio?

Si bien el Estatuo de los trabajadores deja claro cuántos días de permiso retribuido nos corresponden por casarnos, no especifica claramente cuándo se empieza a contar dichos días.

En principio, se habla de días naturales, así que lo lógico es pensar que el permiso por matrimonio empieza a contar cuando se celebra la boda o unión civil, con independencia de si se produce en días hábiles o naturales. Pero lo cierto es que sí tiene importancia el día que escojamos para casarnos, concretamente, sí es un día festivo. Y es que la jurisprudencia dice que si un trabajador contrae matrimonio en un día festivo (un día que libre, como puede ser un sábado o un domingo), los 15 días de permiso comenzarán a contar desde el siguiente día hábil. Por ejemplo, si un trabajador se casa un domingo, el plazo comenzará a contar desde el lunes. Así quedó recogido en la Sentencia de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo de 12 de mayo de 2009.

Así que, resumiendo, los días de permiso por matrimonio comienzan a contar cuando se celebra la unión si se produce en día hábil y el siguiente día hábil si la boda se celebra en un día festivo o de libranza del trabajador.

En cualquier caso, también se puede tratar de negociar con la empresa para aplazar el disfrute de los días de permiso para más adelante.

Ahora bien, ¿qué ocurre en caso de que nos casemos estando de baja médica por incapacidad temporal? Al contrario de lo que ocurre con las vacaciones y las bajas, en las que los días de vacaciones se interrumpen durante el período de la baja y se recuperan después de la misma, si nos casamos estando de baja los 15 días de permiso por matrimonio se perderían.

Es decir, que al tratarse de un permiso en días naturales, se solaparía con la prestación de incapacidad temporal sin derecho a disfrute posterior. Así lo recoge una reciente sentencia del Tribunal Superior de Justicia de las Islas Baleares, de 27 de junio de 2019.

Cómo solicitar el permiso matrimonial en la empresa

El Estatuo de los Trabajadores no especifica ninguna forma de solicitar el permiso por matrimonio en la empresa, ni tampoco el plazo de preaviso que deberíamos contemplar para comunicarlo. Lo normal es que como mínimo se avise con esos 15 días de antelación que se usan en otros preavisos. En cualquier caso, una boda suele ser algo que se planea con bastante antelación, así que habría tiempo de sobra para avisar a la empresa y que esta se preparé para los días que el trabajador estará de permiso.

¿Es posible unir las vacaciones anuales con el permiso por matrimonio?

Sí es posible unir las vacaciones anuales con el permiso por matrimonio pero con un matiz. Si te casas durante las vacaciones, los 15 días se solaparían con los de vacaciones y por tanto no podrías disfrutarlos por separado. Pero si te casas los 15 días antes o posteriores a tus vacaciones, podrás disfrutar de ambos. Eso sí, es recomendable hablarlo con la empresa para que se puedan organizar durante tus días de ausencia.

El justificante de día libre por matrimonio

El justificante del permiso por matrimonio puede ser la copia del propio acta de matrimonio o la copia del libro de familia, ya que no se especifica en el Estatuto de los trabajadores ningún tipo de documento necesario para acreditarlo.

Si nos pidiesen algún tipo de documento justificativo previo, podría bastar las reservas que se hagan para el enlace, como el restaurante o el hotel, o incluso una invitación de la boda.

¿Existe la posibilidad de solicitar un permiso por matrimonio de un familiar, un hermano, por ejemplo?

Depende. En el Estatuto de los Trabajadores solo se recoge el derecho a permiso retribuido por matrimonio para quien efectivamente se casa. Pero no dice nada respecto a si se tiene permiso, retribuido o no, para acudir a la boda de un familiar.

Para este caso, habrá que ver lo que dice el convenio colectivo al que esté acogida la empresa, porque en algunos de ellos sí se recoge la posibilidad de tener días de permiso para acudir a la boda de un familiar cercano.

En los casos en que el convenio tampoco diga nada, se puede solicitar un día de asuntos propios, que también están regulados por convenio, o coger un día de nuestras vacaciones para poder acudir al enlace.

Esperamos que esta entrada sobre el permiso por matrimonio os haya resultado de utilidad y que ahora sepáis no solo a cuántos días tenéis derecho, sino también cuándo se empiezan a contar.