La normativa laboral contempla la contratación de trabajadores mediante distintos contratos de trabajo: indefinidos, temporales, por obra y servicio, etc. En este caso vamos a hablar sobre el contrato de trabajo indefinido. ¿En qué consiste? ¿Qué ventajas otorga a empleados y empresa?

¿Qué es un contrato indefinido?

Un contrato indefinido es aquel que establece una relación laboral entre la empresa y el trabajador sin una fecha de finalización. El objetivo de este tipo de contratos es crear una relación a largo plazo entre ambas partes, por lo que no se establece un límite de tiempo a la colaboración.

Los contratos por tiempo indefinido no implican que el trabajador deba estar en la empresa para siempre. Simplemente, que la parte que quiera dar por terminada la relación laboral debe asumir una serie de consecuencias.

La ley establece que los contratos deberían ser indefinidos por norma general, aunque hay ciertas excepciones:

  • Si la relación laboral es para la realización de una obra o servicio
  • Cuando la contratación se debe a un aumento de la carga de trabajo
  • En caso de que la relación laboral solo sea para sustituir a otro trabajador con derecho de reserva.

El Estatuto de trabajadores señala que todo contrato laboral superior a cuatro semanas debe ser redactado por escrito. De hecho, los trabajos temporales que no hayan sido formalizados por escrito se considerarán como relaciones laborales a jornada completa y por tiempo indefinido.

Por otro lado, existe un período de prueba mediante el cual, el trabajador o la empresa pueden resolver de forma unilateral la relación laboral sin consecuencias. El período de prueba puede variar en función de la capacitación del empleado o la dimensión de la empresa:

  • Técnicos titulados: 6 meses
  • Empleados en empresas con más de 25 trabajadores: 2 meses
  • Empleados en empresas con menos de 25 trabajadores: 3 meses
  • Contratos de apoyo a emprendedores: 1 año

Cabe destacar que mucha gente piensa que es lo mismo contrato fijo que contrato indefinido. Y lo cierto es que, si atendemos a la definición legal, así es. Sin embargo, la realidad dice que a un contrato indefinido no se le puede llamar fijo. 

De hecho, la palabra fijo se refiere a algo que es inamovible, que perdurará por siempre en el tiempo. Sin embargo, el contrato indefinido no significa exactamente esto, sino que simplemente la duración del contrato no ha sido determinada. De hecho, hay muchas maneras de dar por finalizado un contrato de este tipo: despido disciplinario, objetivo, improcedente, ERE, etc.

A pesar de todo, el contrato indefinido es ejemplo en diferentes Tratados Internacionales y uno de los mejores mecanismos para luchar contra la precariedad laboral.

Tipos de contrato indefinido

Existen numerosos tipos de contrato indefinido, según las circunstancias de los trabajadores o las particularidades del acuerdo laboral.

  • Contrato indefinido ordinario: Es el que regula de forma general esta modalidad de contratación
  • Contrato indefinido para trabajadores con discapacidad igual o superior al 33%: Para personas que cuenten con una pensión de invalidez, ya sea parcial, total o absoluta.
  • Contrato indefinido para trabajadores con discapacidad en centros especiales de empleo: Se recurre a ellos en asociaciones destinadas a el empleo de personas con incapacidad.
  • Contrato indefinido de apoyo a los emprendedores: Está disponible para empresas con menos de 50 trabajadores y que no haya incurrido en despidos improcedentes en los seis meses anteriores a la formalización de este tipo de contratos.
  • Contrato indefinido para jóvenes para creación de microempresas y empresarios autónomos: para desempleados menores de 30 años (35 si tienen una discapacidad igual o superior al 33%).
  • Contrato indefinido para nuevos proyectos de emprendimiento: desempleados de 45 años o más que ya no tengan derecho a paro o prestación por desempleo.
  • Contrato indefinido a tiempo parcial con vinculación formativa: Para jóvenes menores de 30 años (35 si tienen discapacidad igual o mayor al 33%) que no tengan experiencia laboral o que nunca hayan trabajado en ese sector laboral.
  • Contrato indefinido para mayores de 52 años beneficiarios de subsidio por desempleo: Es requisito imprescindible estar inscrito en el SEPE y no tener relación familiar con el personal directivo de la empresa que contrata.

¿Cómo se convierte un contrato en indefinido?

Existen diferentes mecanismos para convertir un contrato temporal en un contrato de trabajo indefinido ordinario. Por ejemplo, si un trabajador ha encadenado dos o más contratos de trabajo con la misma empresa en los últimos 30 meses y ha acumulado, al menos, 24 meses trabajando en dicha empresa. Si se cumple este requisito, el trabajador pasará automáticamente a ser fijo.

Otros mecanismos que existen para pasar de temporal a fijo

También se pueden fijar las maneras de pasar de trabajador temporal a fijo por convenio colectivo. Además, las empresas deben informar a sus empleados si existen vacantes libres para optar a puestos de trabajo indefinidos.

¿Qué ventajas se obtienen al tener un contrato indefinido?

¿Cuáles son las ventajas del contrato indefinido? A continuación vemos los puntos a favor de optar por este tipo de contratos, tanto para empleados como empleadores.

Trabajador

Las ventajas de los contratos de trabajo indefinidos para los trabajadores se pueden resumir en las siguientes:

  • Mayor seguridad para el trabajador. Lo habitual es que los acuerdos laborales, sobre todo los que son de duración temporal, sean asimétricos, y la parte más desprotegida siempre es el trabajador. En el caso de los contratos indefinidos se crear una relación más simétrica entre ambas partes.
  • Derecho a indemnización: tanto si es un despido objetivo como improcedente, el empleado tiene derecho a una indemnización.
  • Obligación de preavisar del despido: el empleado debe ser avisado con antelación antes de proceder a la extinción del contrato laboral. Si la empresa no avisa, el trabajador tiene derecho a una indemnización por los días de preaviso no cumplidos.
  • Derecho a finiquito, como en el resto de contratos laborales.

Empresa

Por su parte, las ventajas de los contratos de trabajo indefinidos para las empresas se resumen en las siguientes:

  • Período de prueba: El empresario se puede asegurar de la valía del trabajador, ya que en los contratos de trabajo indefinidos hay períodos de prueba que oscilan entre los dos meses y un año.
  • Deducciones fiscales: Por ejemplo, la empresa se puede deducir hasta 3.000 euros por la contratación de jóvenes menores de 30 años, o hasta el 50% de la prestación por desempleo de un nuevo trabajador que estuviera cobrando dicha prestación.
  • Bonificaciones sociales: Por ejemplo, en caso de contratación de trabajadores entre 16 y 30 años, mayores de 45 o mujeres.

¿Qué indemnizaciones se cobran por despido de un trabajador con contrato indefinido?

Los trabajadores con contrato de trabajo indefinido tienen derecho a una indemnización, la cual puede variar en función de la causa del despido.

  • Despido objetivo: 20 días por año trabajado, con un máximo de 12 meses.
  • Despido improcedente: 33 días por año trabajado, con un máximo de 24 meses. Si la relación laboral empezó con anterioridad al 12 de febrero de 2012, la indemnización aumenta a 45 días por año trabajado, para un máximo de 42 meses.

¡No esperes más!

Encuentra ya un buen asesor cerca de ti.

Un modelo de un contrato de indefinido

¿Cómo se redacta un contrato indefinido? ¿Qué información debe contener? Lo mejor para saberlo es que lo veas con tus propios ojos. A continuación te decimos dónde puedes ver diferentes modelos de contratos indefinidos y te dejamos un link para que puedas descargar uno en PDF.

Ejemplo de un contrato de trabajo indefinido

En la web del SEPE (Servicio Público de Empleo Estatal) puedes encontrar ejemplos de los diferentes tipos de contrato, incluyendo los indefinidos. Puedes verlos todos a través de este enlace.

Contrato de trabajo indefinido en PDF

Para ponértelo todavía más fácil te damos un contrato para descargar. No es contrato de trabajo indefinido rellenado, sino un modelo en PDF que puedes descargar para tenerlo como plantilla.

Modelo de contrato de trabajo indefinido

Por otro lado, si necesitas información sobre otros tipos de contratación, te recomendamos leer otros de nuestros artículos, por ejemplo sobre el contrato laboral en prácticas o el contrato de interinidad.

Preguntas frecuentes

¿Puede pasar un contrato automáticamente de ser temporal a fijo?

Sí, siempre y cuando el trabajador haya encadenado al menos dos contratos de trabajo en los últimos 30 meses y haya trabajado más de 24 meses en la misma empresa.

¿Los contratos a tiempo parcial pueden ser a la vez indefinidos?

Sí, por norma general se puede trabajar a jornada parcial o media jornada y tener un contrato de trabajo indefinido. Incluso la ley prevé que los contratos a tiempo parcial son indefinidos siempre que su objetivo sea realizar trabajos periódicos en una empresa.

Existen algunas excepciones a esta norma general, por ejemplo los contratos formativos.

¿Existen otras indemnizaciones cuando nos despidieron teniendo contrato fijo?

Además de las indemnizaciones por despido objetivo o improcedente, también es posible reclamar indemnización por daños y perjuicios. Por ejemplo en caso de que la empresa no haya avisado con antelación de la extinción del contrato y esto haya causado inconvenientes graves y palpables al trabajador.

¿Puedo tener la baja voluntaria con contrato indefinido?

Sí. Una de las posibles causas para la extinción de un contrato de trabajo por tiempo indefinido es la baja voluntaria o dimisión del trabajador.

Sin embargo, hay determinados supuestos en los que NO es recomendable pedir la baja voluntaria. Por ejemplo, casos en los que el empresario intenta engañar al trabajador aduciendo que es la forma de hacer las cosas. Esto solo es una jugada para extinguir el contrato sin que el trabajador tenga derecho a indemnización.

Otros casos en los que no debes pedir la baja voluntaria son: cuando se produce una modificación sustancial de las condiciones del contrato (reducción de sueldo, horario, movilidad geográfica, etc), malos tratos o mobbing laboral, sucesiones, etc.