El 22 de abril se publicó en el BOE el Real Decreto 6/2021, con el que se introducen algunas modificaciones sobre el plan de ayudas directas para empresas ya aprobado en el mes de marzo por el Gobierno.

Aunque todavía no han empezado a gestionarse o repartirse estas ayudas directas a empresas, el Gobierno ha decidido ampliar su alcance esta misma semana, para que puedan acceder a ellas más empresas y permitir que nuevos sectores puedan solicitarlas.

En un principio, el grupo de empresas que podrían acceder a ellas se limitó a 93 sectores de actividad del CNAE; ahora con las modificaciones publicadas, el Gobierno permite a las Comunidades Autónomas ampliar este número en función de los sectores o subsectores que se hayan visto más afectados por la crisis del Covid-19 en sus regiones.

Esta ampliación, en cualquier caso, debe estar debidamente justificada y tener un carácter excepcional.

Además, empresas que sufrieran pérdidas en 2019 podrán solicitar estas ayudas también. En concreto, se refiere a las empresas de Canarias y Baleares que se vieron afectadas por la quiebra de Thomas Cook.

Otra de las ampliaciones que hace este Real Decreto sobre las ayudas directas, es la habilitación a empresas con más de 10 millones de euros en facturación y que desarrollen su actividad en diferentes regiones, a poder acceder a las convocatorias de ayudas en todas las comunidades en las que operen. El criterio de distribución de la caída de actividad que justifique el acceso a estas ayudas se aprobará por una futura Orden Ministerial.

¿Quiénes pueden recibir estas ayudas?

El fondo de ayudas directas, que consta de 7.000 millones de euros, está dirigido a empresas y autónomos que hayan sufrido pérdidas durante 2020 (y, ahora también, 2019). En concreto, las empresas que hayan sufrido una caída de su facturación de al menos el 30% (que deberá ser certificado por Hacienda) podrán recibir ayudas de entre un 20% y un 40%, dependiendo de si son empresas o micropymes, lo que supone una cuantía de entre 4.000 y 200.000 euros.

En cuanto a los autónomos, la ayuda será una cuantía fija de 3.000 euros.

Estas cifras pueden verse aumentadas por las autonomías, ya que los fondos de ayuda serán gestionados por ellas.

Otras ayudas

Aparte del fondo de 7.000 millones de euros para ayudas directas, el Gobierno también aprobó otros dos fondos más para ayudar a las empresas.

Por un lado, un fondo de 3.000 millones de euros para la reestructuración de préstamos bancarios avalados por el ICO.

Y por otro lado, un fondo de recapitalización de pymes de 1.000 millones de euros, que estará gestionado por Cofides, de forma no muy distinta al fondo que gestiona la SEPI para grandes empresas.

Además, el Consejo de Ministros también ha aprobado un plan para que las empresas puedan fraccionar y aplazar el pago de deudas no tributarias o aduaneras con la Administración General del Estado.

Esta medida afectará00 a las deudas derivadas del reintegro de ayudas públicas y podrá solicitarse en los ejercicios de 2021 y 2022 en el momento del vencimiento de la deuda. Tendrá dos años de carencia y otros dos de fraccionamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like