Hay nueve comunidades en las que el salario mínimo ya está por encima del 60% del sueldo medio planteado por el Gobierno para llevar a cabo la subida progresiva del salario mínimo interprofesional (SMI) en 2020.

Si bien, una de las principales justificaciones en las que se apoya el Gobierno para subir el SMI de manera progresiva hasta alcanzar los 1.200 euros para 2023, es que existe un margen para esa subida, ya que el SMI todavía se situaría por debajo del 60% del salario medio en España, esto parece contradecir con la realidad; ya que el salario mínimo sí que estaría por encima de esta cota en varios lugares de España. De hecho hay nueve comunidades cuyo sueldo medio sobrepasa esta cifra marcada por el Gobierno.

De manera que el salario mínimo llega al 67,7% del sueldo medio en Extremadura, seguida de Canarias, donde está en el 65,9% y Castilla-La Mancha, al 63,2%. Por su parte Murcia, Comunidad Valenciana, Andalucía, Galicia, Castilla y León y Baleares quedarían cerca del umbral fijado por el Ejecutivo. Aunque hay tomar estas cifras con cuidado, porque están calculadas sobre el salario medio total, que incluye a los trabajadores a tiempo parcial (el INE no desglosa entre ambas categorías para los datos de las comunidades autónomas), así que los datos finales podrían ser algo más bajos.

Los trabajadores que cobran por debajo del nuevo SMI podrían verse en dos situaciones; disfrutar de un incremento salarial o perder su empleo

Los trabajadores que cobran pode debajo del SMI los más vulnerables

Una de las preocupaciones derivadas de la subida del SMI a los 950 euros es el impacto que pueda tener en los empleados que cobran por debajo de esa cifra, ya que pueden encontrar en una situación con dos posibles salidas: bien disfrutan de un incremento en su sueldo, o bien son despedidos, en caso de que el empresario juzgue que su productividad sea inferior a su coste laboral.

En esa situación se encontrarían el 15,7% de los trabajadores de Canarias, el 12,2% de los de Murcia, el 11,7% de los de Castilla-La Mancha o el 10,8% de los de Extremadura.

Por otro lado, hay regiones donde la subida del SMI sería bastante inocua; tal es el caso de Madrid, en la que la distancia entre el nuevo SMI y el sueldo medio es bastante amplia, con solo un 7,5% de los trabajadores cobrando por debajo de los 950 euros. Esto podría traducirse en que un amplio número de trabajadores podrían verse beneficiados por la subida salarial, a la vez que las empresas podrían asumir esa carga, aun a costa de una posible merma de sus beneficios o de un aumento de sus precios.

El coste laboral de la subida del SMI

Si miramos el coste laboral que implica la subida del SMI, nos encontramos que un trabajador por cuenta ajena que cobre 950 euros al mes supera los 17.000 euros al año, cuando se incluyen las cotizaciones sociales y las dos pagas extra. Si el SMI llega a los 1.200 euros en 2023, este coste laboral se situaría en los 21.500 euros al años. Cifras que pueden resultar complicadas de afrontar para algunos empresarios y para los autónomos con trabajadores a su cargo.

Pero por el momento, el SMI para 2020 solo ha subido 50 euros y habrá que esperar a las primeras estadísticas trimestrales de este año y su comparación con respecto a las de 2019, para empezar a ver cómo afectará al mercado laboral español.

Total
0
Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like

¿Qué servicios ofrece una gestoría?

Si tienes una empresa o negocio, necesitas un gestor. Si eres autónomo, probablemente también. ¿Qué servicios ofrece una gestoría? ¿A qué tipos de asesorías debes acudir en función de tus…
View Post