La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, dijo que la modificación de falsos autónomos se hará rápido y que no dependerá de la creación de un nuevo Estatuto de los Trabajadores del siglo XXI. El Gobierno también prevé nuevos cambios en la legislación sobre los trabajadores autónomos.

A finales del mes de enero, la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, se reunió con las principales organizaciones de trabajadores autónomos, ATA, UPTA y Uatae, para abordar diferentes problemáticas en torno a la legislación del trabajo autónomo. Entre los asuntos tratados, la modificación de la legislación sobre los falsos autónomos, que, de acuerdo a la ministra, no quedará pendiente de la creación de un nuevo Estatuto de los Trabajadores del siglo XXI, sino que será de forma ajena al debate de la nueva normativa laboral y que se hará con celeridad.

Según Díaz, los falsos autónomos son una “herramienta de competencia desleal y hay que legislar con contundencia”. Algo que está dentro de las líneas de actuación del acuerdo programático firmado entre el PSOE y Unidas Podemos, donde se recogía la persecución del fraude de los falsos autónomos, con especial atención “a las situaciones en las que los ingresos obtenidos por los trabajadores procedan de un único cliente o empleador”.

El trabajo autónomo no puede quedar fuera de un nuevo Estatuto de los Trabajadores del siglo XXI, que debe tenerlo en consideración para su nueva redacción, pero apremia abordar la modificación legislativa cuanto antes

El trabajo autónomo es heterogéneo y hay que legislar en consonancia

La ministra ha remarcado la heterogeneidad que existe entre los trabajadores autónomos, desde “una peluquería pequeña” hasta “una gran corporación o un despacho de abogados mediano. Somos conscientes de que ante situaciones desiguales hay que dar respuestas diferentes y que no podemos tratar igual al pequeño autónomo que a otros que tienen cierta relevancia económica en nuestro país”.

En España hay dos millones de personas físicas, de las cuales, casi un millón son autónomos societarios y las realidades de ambos son diferentes, por lo que, según Díaz, es necesario mantener una mirada desigual para poder legislar de acuerdo a las necesidades y problemas que enfrenta cada uno de ellos.

Otros cambios necesarios en la legislación del trabajo autónomo

Aparte de la modificación de los falsos autónomos, en la reunión con los representantes de los trabajadores autónomos también se abordaron otros temas, como la necesidad de trabajar sobre la conciliación, para lo que van “a cambiar el ámbito de la protección de autónomos, tendrán distinta consideración, pero tienen derechos iguales”. Así como sobre la formación, donde quieren promover el valor añadido de la innovación en el trabajo por cuenta propia y la incorporación de herramientas que la faciliten junto con medidas ligadas a la formación.

Aunque las bases de cotización no son competencia del ministerio de Díaz, UPTA y Uatae le trasladaron la necesidad de poner en marcha el sistema de cotización por ingresos reales. A lo que señaló que “es clave por la disparidad que tiene el trabajo autónomo y desde luego lo vamos a trabajar en el Gobierno, pero es competencia del ministro de Inclusión, Migraciones y Seguridad Social, José Luis Escrivá”.

Respecto a los trabajadores económicamente dependientes (TRADE), la ministra aseguró que son conscientes de dónde se encuentra los problemas de la regulación y que se legislará también en ese ámbito, aunque no adelantó ninguna posición al respecto.

Finalmente, sobre el cese de actividad, Díaz dejó claro que si bien hubo un intento de legislar, actualmente es una “odisea” para un autónomo tramitar el cese de actividad y que se actuará a ese respecto.

Total
0
Shares
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like