A finales de esta semana se aprobará el Ingreso Mínimo Vital, que podría alcanzar a 850.000 familias. La Seguridad Social pagará de oficio esta renta a 100.000 hogares en junio.

Después de semanas oyendo hablar de la renta mínima o, como finalmente se la bautizado, el Ingreso Mínimo Vital, finalmente será aprobado previsiblemente el próximo viernes 29 de mayo en un Consejo de Ministros extraordinario. Se estima que 850.000 familias se beneficiarán de este ingreso, hablamos de 2,3 millones de personas que no disponen actualmente de ingresos suficientes para sobrevivir. Unas condiciones que en muchos casos se han visto agravadas por las crisis provocada por el Covid-19 y que ha llevado a discutir la aprobación de esta medida antes de lo que se esperaba, aunque formaba parte del acuerdo de Gobierno entre PSOE y Unidas Podemos.

La Seguridad Social estima que podrá realizar a comienzos de junio los primeros abonos de oficio (es decir, sin que lo soliciten) a 100.000 hogares, por estar estos ya identificados y monitorizados por los datos fiscales.

Una medida que costará algo más de 3.000 millones de euros y que ayudará a hogares en condiciones de pobreza extrema

La cuantía del Ingreso Mínimo Vital oscilará entre los 461 y los 1.000 euros

El Ingreso Mínimo Vital es una prestación de carácter subjetivo, es decir, que se seguirá percibiendo mientras se reúnan las condiciones para ello y que deja de recibirse cuando estas condiciones dejan de darse. Tendrá un coste para el Estado de algo más de 3.000 millones de euros y la cuantía por hogar será variable, en función de las circunstancias personales de casa familia, si bien oscilará en una horquilla entre los 461 euros y algo más de más de 1.000 euros. Finalmente, será compatible con el pago de otras prestaciones de similar naturaleza establecidas en las comunidades autónomas.

Estas cuantías del Ingreso Mínimo Vital se pagarán en 12 pagas y la cuantía máxima no podrá superar el salario mínimo interprofesional (1.108 euros al mes en 12 pagas). Así, cualquier hogar con ingresos inferiores a 461 euros mensuales podrá solicitar la prestación, que complementará sus ingresos, en caso de que los tenga, hasta la cantidad mínima fijada o la que corresponda al hogar en función de sus características. En el caso de los hogares monoparentales habrá un incremento de 100 euros por cada hijo.

Para solicitar el Ingreso Mínimo Vital hay que tener entre 18 y 65 años o 21 años en caso de hogares de un solo miembro y sin ingresos, y estar en búsqueda activa de empleo o en itinerarios formativos. Además, los hogares no deberán superar determinados umbrales de patrimonio financiero e inmobiliario, que en principio queda establecido en seis veces el propio Ingreso Mínimo Vital anual, unos 33.200 euros.

Así queda el Ingreso Mínimo Vital según la composición de cada hogar

aprobar ingreso mínimo vital imagen tabla

Implicación del sector privado

El Gobierno espera sacar de la pobreza extrema al 75% de los hogares actualmente en esta situación en España, unas 600.000 familias. Si bien admite que aunque no se les sacará de las condiciones de pobreza, al menos esta “será menos aguada”.

Así mismo, el Gobierno busca la implicación del sector privado, para lo que creará el denominado “sello social”, que estará dirigido a aquellas empresas que ayuden a encontrar empleo a los perceptores del Ingreso Mínimo Vital.

Total
0
Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like

¿Qué servicios ofrece una gestoría?

Si tienes una empresa o negocio, necesitas un gestor. Si eres autónomo, probablemente también. ¿Qué servicios ofrece una gestoría? ¿A qué tipos de asesorías debes acudir en función de tus…
View Post