La Encuesta de Población Activa (EPA) arroja unos datos que parecen confirmar la desaceleración de la economía española; la tasa de creación de empleo durante el tercer trimestre ha sido la más baja de los últimos 7 años, situándose en el 13,9%, con 16.200 desempleados menos.

El pasado 24 de octubre el INE publicaba la EPA correspondiente al tercer trimestre de 2019 y los datos que ha arrojado sobre el empleo han venido a reforzar la idea de que la economía española está sufriendo el enfriamiento que ya tuvo que reconocer el Gobierno el pasado mes de septiembre. Y es el que el ritmo de creación de empleo del mercado laboral español parece haber pisado el freno con fuerza y el crecimiento se sitúa en números de 2012, uno de los años más duros de la crisis.

De acuerdo a los datos de la EPA, el aumento del número de ocupados durante el tercer trimestre el año es de 69.400, tres veces menos que en el mismo periodo de 2018, cuando el número de empleados ascendió a 184.000.

Si miramos las cifras anuales, la EPA nos dice que en los últimos 12 meses, el empleo ha crecido un 1,77%, en 346.300 personas, cuando el año anterior, el crecimiento era del 2,51%, lo que se traduce en 130.000 empleo más.

Ya no hablamos de estacionalidad

Sin duda, uno de los aspectos preocupantes de los datos publicados por la EPA, es que el paro, sin tener en cuenta la estacionalidad, creció por segundo trimestre consecutivo, en concreto en 1,72%. Al dejar de lado las contrataciones y despidos que tienen que ver con las campañas turísticas, la cifra podría confirmar la ralentización en la mejora y recuperación del mercado laboral, que ni siquiera ahora ha conseguido recuperar las cifras anteriores a la crisis de 2008. De hecho, sigue habiendo casi un millón y medio más de parados que los que había en el tercer trimestre de 2007.

La contratación en el sector privado ha caído de las 134.200 personas contratadas en el tercer trimestres de 2018, a las 35.200 de este año. Una disminución que podemos atribuir como consecuencias del período de incertidumbre creado por el Brexit o la guerra comercial entre EE.UU. y China y EE.UU. y Europa y que estarían “empujando” aún más el pie del freno en la economía.

Aumenta el paro en la agricultura y desciende en los servicios

Por sectores, los más afectados por estas tendencias de desaceleración en la creación de empleo son la agricultura, donde el paro creció en 20.000 personas, y la construcción, con 3.100 desempleados más.

Mientras que el mayor ascenso lo encontramos en aquellos trabajadores que buscan su primer empleo, con 33.900 más. El grupo de parados de larga duración cayó en 48.900 personas y en el sector de la industria redujo su número de parados en 15.800.

El sector donde más empleó se ha creado en este tercer trimestre ha sido el sector servicios, con 87.700 nuevos trabajadores, superando por primera vez los 15 millones de empleados, aunque la cifra queda lejos de la conseguida el año pasado, donde se contrató a 210.000 personas.

Con los datos de la EPA en la mano, es evidente que la economía española comienza a alejarse de la senda del crecimiento y entra en una fase que por el momento, podemos calificar de enfriamiento, si bien es cierto, que no podemos negar que tanto el frenazo en la creación de empleo como las predicciones a la baja del PIB español parecen hablarnos de la entrada en un período de desaceleración económica.

Si necesitas preparar tu negocio de cara a posibles problemas económicos que puede deparar el futuro, no dudes en buscar la ayuda de un buen asesor.

Total
0
Shares
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like