¿Quién no sueña con dar con una idea de negocio exitosa, verdad? Aunque muchos emprendedores se embarcan en la aventura de crear un negocio de éxito, lo cierto es que es un tarea que requiere inteligencia y una gran capacidad de observación para detectar las oportunidades de negocio que surgen en el mercado. Hay algunas claves que nos pueden servir para identificar estas oportunidades de negocio.

Emprender. Una palabra que a finales del siglo XX y en lo que llevamos del XXI hemos oído infinidad de veces. El Estado nos anima emprender, la sociedad mira con respeto a esos emprendedores que han logrado el éxito y muchos se preguntan si ellos también podrían llegar a alcanzarlo si dieran con la idea de negocio adecuada.

Y ahí está el quid de la cuestión, encontrar esa idea de negocio que nos conduzca al éxito, siempre sin olvidar que es un proceso con sus riesgos y no exento de esfuerzo y dedicación. En un mercado en el que a algunos les puede parecer que está todo inventado, otros son capaces de encontrar e identificar oportunidades de negocio que explotar. Pero, ¿cómo saber si nuestra idea es buena?

Existen métodos para estudiar la viabilidad de una idea de negocio (estudios de mercado, análisis DAFO, análisis CAME…), pero antes de llegar ahí, la observación del entorno es el punto de partida para cualquier idea de negocio. Junto a ello, existen algunas claves que nos podrán ayudar a identificar oportunidades de negocio que podemos desarrollar.

▷ Encuentra a los clientes frustrados o descontentos

Es fácil pensar que toda necesidad está cubierta completamente, pero no es cierto, siempre existen parcelas en los sectores que no quedan cubiertas y por tanto, podemos encontrar clientes insatisfechos o frustrados. Cubrir las necesidades de estos nichos de mercado abre la puerta a la creación de un negocio dedicado a ello con una clientela prácticamente exclusiva.

▷ La importancia de escuchar

Muchas veces nuestros clientes o clientes potenciales nos darán la respuesta a preguntas que nos podemos hacer para mejorar los bienes o servicios que ofrecemos. Darles un carácter más personal y exclusivo puede hacerlos algo más caros, pero también puede asegurar el retorno de nuestros clientes, su fidelización y la entrada de nuevos clientes. Así que escucha sus quejas y sugerencias, porque es una información que puede resultar valiosa para desarrollar tu negocio.

▷ Modas y gustos

Presta atención a las modas y los gustos de los consumidores, estos cambian, a veces con mucha rapidez, y conviene estar preparado tanto para no quedarte atrás como para adelantarte y ser de los primeros en ofrecer un bien o servicio que se está poniendo de moda. Sigue el devenir de estos aspectos, para no perder el ritmo de lo que gusta y vende y lo que no.

▷ Cambios sociales

Los cambios sociales que se producen también afectan a la forma de consumir y qué se compra. En la actualidad, hay gente que presta atención al consumo sostenible y el comercio justo, por lo que conducir nuestra estrategia de negocio en esa línea puede abrirnos las puertas a nuevos clientes.

▷ Ojo con los cambios en las leyes

Los cambios legislativos pueden abrir la puerta a nuevas oportunidades de negocio en los sectores que afectan y hay que saber aprovecharlos. Por ejemplo, la entrada en vigor de la Ley de Protección de Datos hizo surgir empresas (sobre todo gestorias) que ofrecían sus servicios para llevar a cabo la aplicación de la ley en otras empresas.

▷ Los cambios demográficos

Tan importantes como los sociales o los de leyes, los cambios en la edad mayoritaria de la población también influyen respecto a las necesidades a cubrir de los consumidores. Un barrio nuevo y joven seguramente contará con familias con niños pequeños y necesitará guardarías, escuelas infantiles, locales de ocio infantil, tiendas de productos relacionados con la infancia… Mientras que un barrio de población envejecida hará surgir negocios dedicados a la tercer edad.

▷ Observa y analiza a la competencia

Observar y estudiar qué y cómo hace la competencia de nuestro sector las cosas es clave ya, no para determinar qué hacen bien y si nosotros necesitamos cambiar, sino también qué hacen mal o de manera insuficiente, ya que será eso lo que nos pueda ayudar a encontrar una nueva oportunidad de negocio.

▷ Mejorar lo que ya existe

Muchas veces no se trata de innovar y crear algo nuevo y revolucionario, a veces basta con mejorar lo que ya existe (como la fregona o el Chupachups, a alguien se le ocurrió poner un palo a una mopa y a un caramelo en su momento y aquí estamos). Habrá clientes frustrados o insatisfechos que prefieran pagar un poco más por un producto o servicio mejor o más completo o útil.

▷ ¿Qué funciona ahí fuera?

Conocer los negocios que triunfan en el extranjero también puede ser una fuente de inspiración. Quizás estas oportunidades de negocio no existan todavía aquí, pero comienza a haber cierta demanda e implementarlas solo necesite algunos ajustes para que triunfen también en nuestro entorno (un ejemplo serían los servicios de series y películas en streaming).

Estas son solo unas claves que te servirán para identificar oportunidades de negocio, para crear ideas cuya viabilidad puedas analizar antes de lanzarte a emprender. El otro elemento que te recomendamos es la imaginación; aunque a veces una idea pueda parecer imposible o poco factible, gracias al desarrollo de las nuevas tecnologías, quizás puedas desarrollarla y estudiar las posibilidades de éxito y factibilidad que ofrece.

Si ya tienes tu idea de negocio y has comenzado la aventura que supone emprender, te recomendamos que recurras a la ayuda de un buen asesor, que podrá aconsejarte cuáles son las mejores opciones y caminos que seguir para el desarrollo de tu negocio. Y si no, aquí te dejamos unas cuantas ideas de negocios rentables.

Total
0
Shares
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like