La amortización es uno de los conceptos que se manejan en contabilidad y puede suscitar dudas a la hora de calcularla. En esta entrada vamos a explicar qué es la amortización en contabilidad y cómo se amortiza inmovilizado con varios ejemplos.

¿Qué es la amortización contable?

La amortización contable es el reflejo de la pérdida de valor que sufren los elementos del inmovilizado de la empresa por el uso, la obsolescencia o el simple transcurso del tiempo. Esta pérdida de valor es sistemática e irreversible y se calcula en función de los porcentajes o del número de años de vida útil que establece la normativa contable.

Para dejarlo un poco más claro, si compramos para la empresa una impresora este mes, su valor no será el mismo dentro de tres años en nuestra contabilidad, porque se habrá deteriorado con el paso del tiempo.

La mayoría de elementos de inmovilizado sufren este deterioro y por lo tanto, el balance anual de la empresa debe reflejar esa pérdida de valor, para que el resultado refleje fielmente el patrimonio de la empresa.

Las amortizaciones contables se hacen al cierre de ejercicio, pero aparte, también se tiene que contabilizar la amortización contable cuando la empresa vende algún elemento de inmovilizado material o intangible.

La contabilidad ha establecido diferentes métodos para amortizar bienes, que generalmente están condicionados por el tipo de activo que se quiere amortizar, a lo largo de esta entrada veremos algunos de estos métodos.

¿Cómo se amortiza en contabilidad?

A la hora de realizar la amortización del inmovilizado debemos tener en cuenta dos claves:

  • El gasto que suponer adquirir inmovilizado no se repercute en la cuenta de pérdidas y ganancias en su totalidad al momento de la compra, sino de manera proporcional a lo largo de la vida útil del bien.
  • Cada año se reducirá el valor del elemento de inmovilizado, de manera que su valor contable en el balance reflejará la imagen fiel del patrimonio.

Esto es así porque la compra de inmovilizado no se considera gasto, sino una inversión que estará en nuestra empresa durante más de un año.

Así, el asiento contable para registrar la amortización reflejará dos cosas: la disminución del valor del inmovilizado y un aumento de gasto. De manera que la disminución del valor de los activos se anota al haber y los incrementos de gastos van al debe, quedando el siguiente asiento:

Importe(68)Amortización del inmovilizadoaAmortización acumulada del inmovilizado(28)Importe

La amortización del inmovilizado que se va dotando cada ejercicio va engrosando la correspondiente cuenta de “Amortización Acumulada”, que figura en el activo del balance restando al valor del inmovilizado, de manera que el valor contable de un elemento es el valor por el que figura en contabilidad menos su amortización acumulada.

Estas son las cuentas que intervienen en los asientos de amortización:

680Amortización del inmovilizado intangible280Amortización acumulada del inmovilizado intangible
681Amortización del inmovilizado material281Amortización acumulada del inmovilizado material
682Amortización de las inversiones inmobiliarias282Amortización acumulada de las inversiones inmobiliarias

En el Plan General Contable (PGC) estas cuentas están desglosadas, por lo que existe una para cada partida del inmovilizado (mobiliario, maquinaria, vehículos, aplicaciones informáticas, etc.), por lo que es recomendable usar la que corresponda a la naturaleza de cada elemento.

3 Ejemplos de amortización

Veamos algunos ejemplos de amortización contable sobre diferentes elementos de activo inmovilizado.

Maquinaria

La empresa ha adquirido una máquina por un valor de 50.000 euros más 10.500 euros de IVA el 1 de julio. Si aplicamos un porcentaje lineal del 10%, ¿cuál será la cuota de amortización contable?

Primero registramos la compra:

DEBEHABER
Maquinaria (213)50.000
H.P. IVA soportado (472)10.500
Bancos (572)60.500

La dotación anual para la amortización será todos los años la misma, un 10% del precio de adquisición de la máquina:

  • 50.000 x 10% = 5.000 euros

La máquina se compró en julio, por lo que la dotación para el primer año será la mitad, 5.000 / 2 = 2.500:

DEBEHABER
Amortización inmovilizado material (681)2.500
Amortización acumulada invdo. Material (281)2.500

Al finalizar el segundo año y durante el resto del período en que se utiliza la máquina anotaremos el siguiente asiento por la dotación de amortización contable:

DEBEHABER
Amortización inmovilizado material (681)5.000
Amortización acumulada invdo. Material (281)5.000

Mobiliario

La empresa compra mobiliario por un valor de 20.000 euros más 4.200 euros de IVA a comienzo de año, estima que la vida útil será de 6 años y un valor residual de 2.000 euros. Para calcular la cuota de amortización para este activo:

  • Cuota de amortización = 20.000 – 2.000 / 6 = 3.000 euros

La dotación anual para la amortización será de 3.000 euros todos los años.

Al comprar el activo a comienzos de año, anotaremos todos los años el siguiente asiento contable por la dotación contable:

DEBEHABER
Amortización inmovilizado material (681)3.000
Amortización acumulada invdo. Material (281)3.000

Ordenador

La empresa adquiere un ordenador por 2.000 euros más 420 euros de IVA a comienzos de año. Estima que la vida útil de este equipo será de 3 años y que tendrá un valor residual de 500 euros. Calcula la cuota de amortización del ordenador:

  • Cuota de amortización = 2.000 – 500 / 3 = 500 euros

La dotación anual para la amortización de este activo será de 500 euros todos los años.

Como se compró a comienzos de año, el apunte contable será así para la dotación contable ese primer año y los siguientes:

DEBEHABER
Amortización inmovilizado material (681)500
Amortización acumulada invdo. Material (281)500

¿Qué tipos de amortización existen en contabilidad?

Existen diferentes tipos de amortización en contabilidad en función de la naturaleza del valor. Veamos cada uno por separado.

De activos

Son las amortizaciones que se harán sobre los elementos de inmovilizado para reflejar como estos activos se van devaluando desde el momento en que se compran o adquieren y empiezan a usarse. Se realizan tanto sobre el inmovilizado material como sobre el inmaterial.

La amortización acumulada es una cuenta de compensación, puesto que año tras año se va reduciendo el valor del inmovilizado.

De pasivos

En este caso las amortizaciones se realizan sobre los préstamos o créditos que la empresa tiene con terceros. Con cada pago se incluye una parte de intereses así como un parte de la deuda que se va cancelando.

La cantidad amortizable es ese dinero que se va cancelando, de manera que al amortización acumulada será la suma de las cuotas que se van pagando (es decir, desgatando los intereses).

La amortización acumulada será una cuenta de gasto, puesto que por parte del pasivo contempla el pago anual de las deudas de la empresa.

▷ Los sistemas amortizadores más comunes

Para los ejemplos anteriores hemos utilizado el método de amortización contable lineal, pero como dijimos al comienzo de esta entrada, existen métodos de amortización, aquí vamos a ver y explicar los más comunes. Pero antes, para poder realizar el cálculo de la amortización debemos tener en cuenta que intervienen tres variables:

  • Valor amortizable: precio de adquisición o producción.
  • Vida útil: el tiempo estimado durante el que bien podrá utilizarse o las unidades de producción que se esperan obtener de él.
  • Valor residual: es el valor remanente al final de la vida útil del bien y equivale al precio que la empresa esperaría obtener por su venta en el momento actual.

Amortización contable lineal o constante

En el método de amortización lineal o constante los costes de adquisición se amortizan en cuotas constantes. Es el método más simple y se calcula asignando un porcentaje anual fijo al coste histórico del activo. Evidentemente, este porcentaje no es arbitrario, sino que la Agencia Tributaria ha establecido el siguiente cuadro de amortización con los porcentajes permitidos según el tipo de inmovilizado.

Para calcular la cuota de amortización del inmovilizado intangible, se hace en función de su vida útil (si no fuera fácilmente estimable, se pueden aplicar los coeficientes del cuadro a amortización). La fórmula para calcular la amortización lineal es:

amortización contable

Ejemplo:

La cuota de amortización anual fija para una máquina que costón 50.000 euros, una vida útil de 10 años y un valor residual de 10.000 euros, sería:

  • 50.000 – 10.000 / 10 = 4.000 euros

De número de dígitos

En el método de amortización de número de dígitos se pueden genera cuotas crecientes (la amortización es más baja al principio y va aumentando) o decrecientes (la dotación disminuye en cada ejercicio). El método se basa en el periodo de amortización establecido en el cuadro oficial de amortizaciones y se calcula aplicando uno dígitos a cada uno de los años del período en que se va a amortizar el bien.

Vemos con un ejemplo como llevarlo a cabo: En un período de 5 años, se suman todos los años (1+2+3+4+5 = 15). Se divide entonces el coste de adquisición por 15, se obtiene una cuota por dígito que utiliza para aplicar, de forma creciente o decreciente, a cada uno de los dígitos (años) que componen la vida útil del activo (1, 2, 3, 4, 5).

Ejemplo:

Para un activo cuyo coste de adquisición fueron 30.000 euros y su vida útil son 5 años, sumamos los dígitos de la vida útil:

  • 5 +4 + 3 + 2 + 1 = 15
  • 30.000 / 15 = 2.000 euros

La cuota por dígito se obtiene aplicando la cuota por dígito a cada año para obtener la dotación contable anual para la amortización (este ejemplo es en forma decreciente y se amortiza más al principio):

  • 2.000 x 5 = 10.000 euros el primer año
  • 2.000 x 4 = 8.000 euros el segundo año
  • 2.000 x 3 = 6.000 euros el tercer año
  • 2.000 x 2 = 4.000 euros el cuarto año
  • 2.000 x 1 = 2.000 euros el último año

Por unidad producida

El método de amortización contable por unidad producida se basa en la estimación de las unidades que un activo tangible produce en un año en lugar de basarse en la vida útil. Para poder utilizarlo en la declaración de impuestos, debe estar aprobado previamente por la Agencia Tributaria. Además, se usará todos los años hasta alcanzar las unidades producidas estimadas. Y se debe justificar anualmente la actividad o la producción del activo.

Ejemplo:

Una empresa comprar una furgoneta por 140.000 euros, para el que se establece un plan de actividad prevista de unos 350.000 kilómetros. De estos datos resulta una cuota de amortización de 0,40 céntimos por quilómetro (140.000 euros / 350.000 km = 0,40 euros).

Cada año se considerarán los kilómetros recorridos para calcular la cuota anual de amortización. Así, el primer año recorre 25.000 kilómetros, por lo que la operación para calcular la cuota anual será:

  • 25.000 km x 0,40 = 10.000 euros.

Método del tanto fijo sobre un valor amortizable decreciente

Con este método de amortización se aplica un porcentaje fijo al valor que está pendiente amortizar. Para calcular el porcentaje debemos acudir al cuadro de amortizaciones oficiales y en función del bien cuyo valor queremos amortizar, se multiplica el coeficiente de amortización linean por uno de estos tres, según corresponda:

  • Para períodos de amortización inferiores a 5 años = 1,5
  • Para períodos igual o superiores a 5 años e inferior a 8 años = 2
  • Para períodos igual o superiores a 8 años = 2,5

Ejemplo:

Una empresa adquiere un activo por 50.000 euros a comienzos de año. Acudimos al cuadro de amortizaciones y vemos que para este activo el coeficiente máximo es del 25% en un período máximo de 8 años. La empresa quiere amortizar lo máximo, así que opta por amortizarlo en 4 años.

Así, el porcentaje de amortización anual sería:

  • 25% x 1,5 = 37,5%

Aplicado a los 4 años de amortización quedaría así:

AñoAmortizaciónValor pendiente de amortizar
118.750 € (= 50.000 x 37,5%)31.250 € (50.000 – 18.750)
211.718,75 € (= 31.250 x 37,5%)19.531,25 € (31.250 – 11.718,75)
37.324,21 € (= 19.531.25 x 37,5%)12.207,04 € (19.531,25 – 7.324,21)
412.207,04 €0

En el último año, la empresa deberá amortizar todo lo que quede pendiente.

¿Que es la amortización acumulada?

La amortización acumulada es la suma de todas las dotaciones periódicas y sistemáticas a la amortización de un activo determinado desde que se tiene hasta el momento en el que se cuantifica.

Es la amortización que haya tenido lugar en un ejercicio diferente y que se haba registrado en el debe de la cuenta 129 o en la cuenta de Pérdidas y Ganancias.

A nivel fiscal, la amortización acumulada es la suma de todas las amortizaciones que se hayan producido por el sujeto pasivo (en el Impuesto sobre Sociedades o en IRPF).

Esperamos que esta entrada sobre la amortización en contabilidad y los ejemplos que os hemos facilitado os hayan resultado de utilidad. Recordad que para llevar un correcta contabilidad lo mejor es acudir a un buen asesor contable o gestor contable (encuentra el más cercano en Asesorias.com).