Si nada cambia de aquí al próximo 18 de octubre, la administración Trump impondrá la subida de aranceles a varios productos europeos, lo que afectará directamente a un volumen de exportaciones españolas por valor de 1.000 millones de euros.

La guerra comercial abierta entre el gobierno norteamericano de Donald Trump y la Unión Europea entrará en una nueva fase este próximo 18 de octubre si no se consigue llegar a alguna clase de acuerdo antes, algo que parece del todo imposible actualmente. Y es que el próximo viernes entrarán en vigor los aranceles propuestos por la administración Trump contra la UE, tras recibir hace unas semanas el visto bueno de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Estos aranceles incluyen tasas de hasta el 25% sobre algunos de los productos agrícolas que la UE exporta a EE.UU., entre ellos varios productos españoles, que se verán afectados sobre un volumen de exportaciones por valor de 1.000 millones de euros.

La culpa es de los aviones

Detrás esta subida de aranceles que impondrá el gobierno de Trump se encuentra una guerra comercial que nada tiene que ver con el campo; se trata de una disputa entre el fabricante de aviones norteamericano Boeing y el gigante europeo Airbus, cuyo consorcio está formado por España, Francia, Alemania y Reino Unido. De acuerdo con la OMC, Boeing habría perdido 6.900 millones de euros en ventas potenciales debido a subsidios ilegales que los Gobiernos de la UE dieron a Airbus. Los cuatro países europeos citados habrían ofrecido a Airbus financiación a un tipo de interés más bajo que los del mercado, lo que habría permitido a la compañía desarrollar algunos de sus modelos más recientes y avanzados.

Para compensar esas pérdidas sufridas por Boeing, la administración Trump ha impulsado la imposición de estos aranceles, que gravarán con un 10% los componentes de aviación civil y con un 25% a toda una serie de productos agrícolas.

España, la gran perjudicada

Aunque los aranceles no afectarán solo a España, lo cierto es que algunos de sus productos se verán seriamente perjudicados por esta subida arancelaria que no tiene visos de cambiar. Concretamente, los productos españoles más afectados serán el queso fresco, las aceitunas (que vienen sufriendo otra subida arancelaria previa), el aceite de oliva, los productos porcinos, el vino (sin gas, con menos del 14% de alcohol y de menos de 2 litros) y los licores. También, con extensión a los otros países del consorcio de Airbus, se verán afectados los yogures, la mantequilla, las cerezas y los melocotones, entre otros muchos productos (la lista llega a los 300), entre ellos los berberechos o las navajas en conserva.

De estos productos, que tienen buena acogida en el mercado estadounidense, España exportó en 2018, por ejemplo, 405 millones de euros en aceite de oliva y 299 millones de euros en vino, quedando en cuarto y quinto lugar respectivamente en la lista de exportaciones.

De acuerdo con declaraciones de la secretaria de Estado de Comercio, Xiana Margarida Méndez, cerca de 1.200 empresas españolas podrían verse afectadas por esta inminente subida arancelaria. Empresas y productores que ven completamente injusto que una guerra comercial del sector aeronáutico tenga como mayores víctimas a agricultores y ganaderos. Por ello piden una solución rápida y equilibrada para que este conflicto no termine pasándoles factura a ellos.

Si eres productor o exportador y quieres saber cómo afectarán estas subidas de aranceles, recuerda que puedes recurrir a la ayuda de un buen asesor.

Total
0
Shares
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like