El Gobierno aplaza el pago de la tasa Google hasta finales de años para evitar posibles represalias de Estados Unidos, tal y como ha hecho Francia.

En recientes declaraciones de la vicepresidenta de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, a su llegada a la reunión de ministros de Economía y Finanzas de la eurozona, en Bruselas el pasado 17 de febrero, dijo que el Gobierno prevé adoptar un sistema parecido al que Francia ha aplicado para el pago de la tasa Google, congelando el mismo hasta diciembre para evitar posibles represalias de Estados Unidos.

De acuerdo a las declaraciones de Calviño, el Ejecutivo español prevé tener “un sistema similar para dar un poco de tiempo a ver cómo evoluciona la negociación en el ámbito internacional”.

Francia no habría suspendido la tasa Google, sino que habría suspendido los pagos a cuenta del impuesto, de modo que la liquidación se produciría a finales de año

Francia y España en espera de un acuerdo en la OCDE

En Francia se aplazan los pagos del impuesto correspondientes a abril y noviembre hasta diciembre, mientras se espera la llegada de un acuerdo en el seno de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico). En caso de que dicho acuerdo sobre la tasa de los servicios digitales no se llegará a producir, Francia procedería a la recaudación del impuesto en diciembre. Si, por el contrario, se alcanza dicho acuerdo, se pasaría a aplicar la nueva normativa.

El gobierno francés tomó esta decisión en enero dentro del marco de sus negociaciones con EE.UU., tras a la amenaza de la Administración Trump de imponer aranceles a los vinos franceses como respuesta a la imposición de un impuesto que el gobierno estadounidense ve como algo injusto, que perjudicará a sus empresas tecnológicas.

En cuanto a España, Calviño afirmó que “no tiene por qué haber ningún tipo de reacción negativa” a la introducción de la denominada tasa Google en España.

Estamos absolutamente alineados con las acciones que se han ido desarrollando en el ámbito comunitario, estamos siguiendo de cerca los debates internacionales. Todos estamos comprometidos con el desarrollo de un marco normativo adecuado para estos servicios digitales en los próximos meses y no tiene por qué haber ningún tipo de reacción negativa

Además, Calviño añadió que en España se trabaja de manera constructiva a nivel internacional, pero sin dejar de lado la necesidad de seguir avanzando en el ámbito internacional “dada la importancia de tener cuanto antes un sistema que sea justo” a nivel impositivo, subrayando que varios países europeo ya tienen su propia tasa digital.

En el último Consejo de Ministros

Si todo va cómo estaba previsto, en el último Consejo de Ministros, celebrado el martes 18 de febrero, el Gobierno habrá aprobado los proyectos de ley de la tasa Google y el impuesto a las transacciones financieras, la llamada tasa Tobin, y que forman parte de la Ley ATAD, con el objetivo de que sean aprobados lo antes posible por las Cortes y puedan entrar en vigor cuanto antes.

Total
0
Shares
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like