En un informe realizado por Adecco sobre las condiciones laborales postpandemia, para el 81% de los trabajadores españoles retener o tener flexibilidad horaria en el trabajo es una de las cuestiones más importantes.

El confinamiento obligatorio, las diferentes fases de la desescalada y finalmente la llegada de la «nueva normalidad» en una sociedad que todavía sigue lidiando con el Covid-19, han empezado a cambiar parte de las relaciones laborales. Si antes de la pandemia, ya habíamos comenzado discutir sobre teletrabajo, flexibilidad horaria y la reducción de la jornada laboral, ahora, después de que empresas y trabajadores tuviesen que adaptarse a nuevas condiciones prácticamente de la noche a la mañana, está por ver si estos conceptos salen reforzados o no.

Para conocer dónde se encuentran las expectativas de los trabajadores al respecto, el Grupo Adecco ha realizado el estudio «Resetting Normal: redefiniendo la nueva era del trabajo», en el que se recogen datos sobre percepciones laborales de ocho países, EE.UU., Alemania, Italia, España, Reino Unido, Francia, Australia y Japón, donde han realizado 1.000 encuestas por cada país. El informe resultante nos ofrece una fotografía de cómo quieren los trabajadores que sea el futuro laboral tras la crisis del Covid-19.

La revisión de la jornada laboral, donde los resultados se midan por alcanzar objetivos y no por horas trabajadas forma parte de esa visión de futuro

Jornada laboral más corta y flexibilidad horaria

En el mundo laboral pre-Covid-19 ya se había comenzado a discutir sobre jornadas laborales más cortas, como la semana de laboral de 4 días, incluso había empresas que habían «experimentado» con semanas laborales más cortas (es el caso de Microsfot Japón, que en el verano de 2019 adoptó la semana de 4 días durante mes).

De acuerdo con el informe de Adecco, «las consecuencias de la pandemia hacen factible la implantación de unos horarios flexibles y tanto empresas como empleados son conscientes de las ventajas que puede traer consigo este tipo de organización del trabajo».

En ese sentido, el 72% de los trabajadores españoles cree que las empresas deberían revisar la duración de la semana laboral, así como las horas que se espera que trabajen sus empleados. Es decir, se empieza a discutir sobre la posibilidad de revisar la estructura de los contratos y el horario tradicional establecido, para apostar por un modelo basado en los resultados, es decir, en la productividad sobre el presentismo.

Concepto duración semana laboral

Junto a la duración de la jornada laboral, también se ha inquirido sobre la flexibilidad horaria. Durante la pandemia, la autonomía sobre los horarios de trabajo se triplicó en todos los países del estudio y, como resultado, los trabajadores no quieren perder dicha autonomía, puesto que ha supuesto una mejora en cuanto a la conciliación de la vida laboral y familiar.

Para el 84% de los españoles, poder seguir manteniendo ese equilibrio entre lo personal y lo laboral tras la pandemia es un punto clave. Y es que mientras en países como Alemania y Japón vieron aumentar aún más la flexibilidad horaria que ya tenían antes, en España, solo el 21% de los encuestados marcó su propio horario de trabajo de manera autónoma, el 53% tuvo algo de flexibilidad para ajustarlo y el 26% siguió la estructura horaria marcada por su empresa.

Así, los trabajadores que pudieron disfrutar de una mayor flexibilidad horaria aspiran a mantenerla. En la totalidad de los países del estudio, «3 de cada 4 trabajadores consideran que es importante mantener la flexibilidad horario, mientras que el 77% quiere implementar más flexibilidad sobre cómo y dónde puede trabajar el personal».

El contrato por objetivos

Junto a la revisión de la jornada laboral y una mayor autonomía para decidir los horarios, los trabajadores encuestados también consideran que la estructura de los contratos debe revisarse, apostando por la productividad y no por las horas que dura la jornada. Así, el 75% de los trabajadores españoles cree que los contratos deberían centrarse en satisfacer las necesidades del puesto y no tanto en la cantidad de horas trabajadas.

En ese sentido, el informe de Adecco concluye que es necesario redefinir la medición de la productividad, algo que afectará a las relaciones laborales y la legislación laboral, para lo que será necesario un enfoque individualizado en el futuro. «En una era de trabajo muy diferente a la actual, basada en un esquema industrial de 9 a 17, es inevitable que se revise el modelo de medición de la productividad según las horas».

Total
0
Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like

¿Qué servicios ofrece una gestoría?

Si tienes una empresa o negocio, necesitas un gestor. Si eres autónomo, probablemente también. ¿Qué servicios ofrece una gestoría? ¿A qué tipos de asesorías debes acudir en función de tus…
View Post