La tasa Google sigue dando que hablar en el marco internacional, ya que parece que toda la polémica y desencuentros que giran en torno a este impuesto a las empresas estadounidenses de servicios digitales que operan en España, regresa a la actualidad cada pocos meses.

En esta ocasión y siguiendo con la imposición de aranceles por parte de EE. UU. a productos españoles como respuesta a la ‘tasa Google’, por considerar esta como discriminatoria y perjudicial para los intereses comerciales estadounidenses, la actual Administración Biden anunció a principios de semana la imposición de un arancel adicional del 25% para una serie de productos españoles.

Sin embargo, dicho anuncio fue inmediatamente seguido por la suspensión de su aplicación durante un período de 180 días, con el objetivo de dar tiempo a las negociaciones sobre fiscalidad internacional que se están llevando a cabo actualmente en la OCDE y el G20.

EE. UU. vuelve a responder a la tasa Google con la imposición de nuevos aranceles para productos españoles. Aunque suspende su aplicación temporalmente

No solo a España

Además de a España, EE. UU. también tiene planeado imponer nuevos aranceles a productos procedentes de Austria, India, Italia, Reino Unido y Turquía, puesto que estos países también han introducido en las obligaciones fiscales un impuesto sobre los servicios digitales que empresas estadounidenses llevan a cabo en ellos.

En declaraciones de la Oficina de la Representante Comercial de EE. UU., Katherine Tai, ha dicho que «el impuesto a los servicios digitales de España no es razonable, es discriminatorio y grava o restringe el comercio de Estados Unidos».

Recordamos que el impuesto sobre determinados servicios digitales (la tasa Google) grava con un 3% los ingresos que las multinacionales tecnológicas obtienen de los servicios de publicidad dirigida en línea, los servicios de intermediación en línea y la venta de datos obtenidos de información proporcionada por el usuario.

180 días para negociar

Como hemos dicho, aunque este nuevo gravamen arancelario a España y otros países ya ha sido anunciado, también se ha comunicado la suspensión del mismo durante un período de 180 días (hasta finales de noviembre de 2021), para que los países puedan completar las negociaciones que hay en curso respecto a tributación internacional.

Según Katherine Tai, «Estados Unidos está enfocado en encontrar una solución multilateral a una variedad de problemas clave relacionados con la tributación internacional, incluidas nuestras preocupaciones sobre impuestos a los servicios digitales».

Estas declaraciones y los nuevos aranceles siguen la línea que el gobierno norteamericano ya venía defendiendo desde antes del cambio de Administración, para responder a la ‘tasa Google’, aunque ahora se deja la puerta abierta a la negociación y a la posible suspensión definitiva de estos aranceles.

En esa línea, de la lista inicial de 36 productos españoles afectados por estos nuevos aranceles, ya se habría negociado la supresión de nueve de ellos. Y en palabras de la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, «El anuncio de la inmediata suspensión constata que Estados Unidos mantiene su compromiso de alcanzar un consenso sobre cuestiones fiscales internacionales a través de los procesos de la OCDE, compromiso que desde el Gobierno español también compartimos».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like