Cada vez más empresas incorporan coches eléctricos a su flota de vehículos desde que la normativa europea exige una reducción de emisiones. Cambios que afectan a la industria del automóvil.

En pleno conflicto con Madrid Central y su reciente suspensión de la moratoria de multas en el centro de la capital por dos juzgados distintos, los usuarios tanto particulares como empresas, buscan el vehículo más ecológico que se adapte a sus necesidades.

El Gobierno ha marcado el año 2050 como fecha de caducidad de los coches de combustión, según refleja el anteproyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética que apuesta por una movilidad sostenible.

Para incentivar la movilidad sostenible, las administraciones han lanzado planes de ayuda como el Programa MOVES, que ayuda a obtener vehículos de mecánica alternativa a la de combustión, y del que se pueden beneficiar particulares, empresas, ayuntamientos y comunidades.

Para beneficiarse del programa MOVES hay que tener en posesión un coche de más de diez años de antigüedad si es un turismo, o de siete si hablamos de un vehículo industrial ligero, que habrá que darlo de baja definitiva.

También hay ayudas regionales que las administraciones autonómicas y municipales han lanzado con el objetivo de que se renueve el parque de vehículos actual. De momento, solo tres comunidades: Castilla La Mancha, Madrid y País Vasco, han puesto su grano de arena para ayudar a la compra de coches eléctricos.

Otras entidades han mostrado interés en fomentar el uso del coche eléctrico, sin embargo de momento se queda en intención como es el caso de Murcia con su Estrategia Local del Vehículo Eléctrico, o Asturias, que planea emitir ayudas para la adquisición de vehículos de mecánicas alternativas, pero de momento se queda en eso, en un plan.

Otras regiones sí ofrecen planes de incentivos como la región de Navarra, que ofrece deducciones fiscales de coches los coches 100% eléctricos de hasta el 30% y del 5% en híbridos. Además de Navarra, Castilla y León, Canarias y La Rioja, también ofrecen deducciones fiscales por la obtención de coches de mecánica alternativa.

¿Cuáles son las ventajas fiscales por tener coche eléctrico?

Además de los planes de ayuda para su compra, una vez en posesión, los vehículos eléctricos proporcionan las siguientes ventajas fiscales:

  • Impuesto de matriculación: el coste por matricular un coche eléctrico es 0 €, cuantas menos emisiones de dióxido de carbono, menor impuesto.
  • Impuesto sobre vehículos de tracción mecánica: el también conocido como impuesto de circulación es recaudado y liquidado por el Ayuntamiento. Según la ordenanza de cada organismo municipal, el impuesto pude quedar bonificado hasta un máximo del 75%, dependiendo del tipo de carburante del que se alimente el vehículo.

Desgraciadamente, el coche eléctrico no ofrece ninguna ventaja sobre el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA). En este caso, los vehículos tributan a un 21% al igual que uno de combustión. Sin embargo, hay numerosas solicitudes al Ministerio de Industria para que considere reducir el tipo impositivo aplicable del 21% al 10%.

¿Necesitas asesoramiento sobre normativa fiscal? En asesorias.com te ofrecemos hasta cuatro presupuestos de los mejores profesionales de tu zona gratis y sin compromiso.

Total
0
Shares
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like