¿Qué es un asesor legal y qué hace? Funciones, sueldo…

Si tienes un negocio, te interesa un asesor que ofrezca asesoramiento en temas jurídicos. Pero, ¿qué es realmente un asesor legal? ¿Qué funciones realiza dentro de una empresa? Descubre cómo puede ayudarte en el cumplimiento de la normativa.

asesor legal

En el día a día de una empresa pueden surgir problemas legales o jurídicos. La normativa laboral, mercantil o tributaria es exigente y su incumplimiento puede llevar a la empresa a graves sanciones. Para evitarlo, se recurre a los asesores legales.

Un asesor legal se define como el profesional encargado de asesorar a empresas en temas jurídicos. Es una figura clave a la hora de encontrar soluciones a problemas legales y al cumplimiento de la normativa.

Como vemos en el siguiente punto, el asesor legal o jurídico desempeña unas tareas fundamentales para garantizar que la empresa opera dentro de la legalidad.

Las principales funciones de los asesores legales o jurídicos son las siguientes:

  • Proponer a la empresa políticas legales que ayuden al cumplimiento de la normativa.
  • Asesorar a la dirección sobre las disposiciones legales que rigen el sector de actividad de la compañía.
  • Asistir al cliente en procesos judiciales.
  • Estar al tanto de la entrada en vigor de nuevas normativas.
  • Negociar y redactar contratos, convenios colectivos u otros documentos relacionados con negociaciones laborales internas.
  • Emitir informes sobre el cumplimiento de la ley en diferentes departamentos.
  • Ofrecer asesoramiento con los trámites para crear, gestionar o disolver empresas.
  • Orientar en temas administrativos y fiscales.
  • Responder ante los requerimientos de las autoridades en materia legal, fiscal o administrativa.
  • Aconsejar sobre el procedimiento a seguir en casos de propiedad intelectual.

Las funciones concretas de un asesor legal pueden variar. Algunos se centran en la representación y defensa de la empresa en juicios. Otros, también dan soporte y asesoramiento en temas mercantiles o tributarios. Por eso, se puede hablar de diferentes clases de asesorías legales.

Tipos de asesorías legales

Existen diferentes tipos de asesores legales, dependiendo de las funciones en las que se hayan especializado. Así, podemos encontrar asesorías mercantiles, laborales, familiares e incluso asesores legales inmobiliarios.

Mercantiles

Un asesor legal mercantil es aquel que asesora a la empresa en la toma de decisiones relativas a la creación o gestión de la empresa.

Los trámites para crear y gestionar una sociedad mercantil pueden ser complejos. Además, hay que cumplir una serie de obligaciones legales. Por ello, se necesita un asesor que pueda asesorar en todas las decisiones que puedan afectar a la actividad empresarial de la empresa.

Este tipo de asesores legales se encargan de trámites de formación de empresas, ampliaciones de capital, procesos de fusión, disoluciones, nombramientos o cese de socios o cobro de los pagos por la realización de actividades mercantiles.

Laborales

Por su parte, el asesor legal laboral es el profesional cuya tarea consiste en conseguir que la empresa cumpla con la normativa laboral.

En este caso, los asesores legales laborales se encargan de problemáticas relacionadas con empleados y trabajadores:

  • Firma y redacción de contratos
  • Vacaciones, permisos y bajas laborales
  • Despidos de trabajadores
  • Denuncias por acoso o discriminación laboral.
  • Prestaciones por desempleo
  • Derechos de mujeres embarazadas

Familiares

En este caso, el asesor legal familiar se encarga de interceder por el cliente en los tribunales de familia. En estos tribunales se suelen tratar casos relacionados con:

  • Divorcios
  • Custodias de hijos
  • Herencias
  • Testamentos
  • Patrimonios familiares
  • Reparto de bienes
  • Nulidad matrimonial

Online

Por último, un asesor legal online es aquel que ofrece sus servicios a través de internet. En la actualidad están muy de moda gracias a sus precios económicos (más baratos que las  asesorías tradicionales). Además, puedes encontrar asesorías legales online de cualquiera de los tipos mencionados.

Cabe destacar que este tipo de asesorías legales o jurídicas no son las únicas-En realidad, existen muchos más tipos dependiendo de los servicios que ofrezcan. Por ejemplo, si necesita ayuda con tu vivienda, lo mejor es recurrir a un asesor legal inmobiliario.

Ahora que sabes qué hace un asesor legal, es importante que conozcas los requisitos necesarios para ejercer como tal. En términos generales, deben reunir una serie de características:

  • Formación en materia legal y jurídica.
  • Amplias nociones de derecho empresarial o normativa laboral.
  • Habilidades comunicativas.
  • Profesional cercano, empático, capaz de escuchar al cliente
  • Proactivo, capaz de ofrecer soluciones inmediatas y problemas legales.
  • Ordenado y metódico al organizar y gestionar información relativa a la empresa.
  • Interesado por las novedades y actualizaciones en la normativa.
  • Capacidad para actuar como mediador en negociaciones colectivas con varias partes implicadas.
  • Contar con una red de contactos profesionales que puedan ofrecer soporte en el ejercicio de sus funciones.
  • Garantizar la disponibilidad y máxima implicación en cada caso..
  • Ofrecer un servicio personalizado a las empresas de acuerdo a sus necesidades.

Estas son algunas de las habilidades requeridas para ser asesor laboral. Pero, ¿qué hay de la formación? ¿Hace falta tener titulación universitaria para ejercer?

Estudios y formación

En primer lugar, hay que destacar que la ley distingue entre asesores y abogados. Para ser abogado hace falta tener la titulación de Derecho y para representar clientes en procedimientos judiciales también debe estar adscrito a un Colegio Profesional. Para ser asesor, no.

Como asesor legal no es obligatorio tener una formación específica. Muchos profesionales se quejan de que esto aumenta el intrusismo laboral. Pero la realidad es que no hay ninguna traba legal a que dos partes establezcan un contrato, si la parte contratante (el cliente) conoce de antemano la formación o experiencia de la parte contratada (asesor), siempre y cuando esta última no haya actuado de mala fe.

Ahora, otra cuestión distinta sería: ¿es recomendable tener formación universitaria para trabajar de asesor legal? En este caso la respuesta es sí. Hoy en día, con la gran competencia laboral que existe, es imprescindible estar preparado. Como cliente, no deberías fiarte demasiado de un asesor sin apenas estudios.

Las opciones de formación más interesantes para ejercer como asesor legal son:

  • Titulación universitaria: Derecho, Economía, Relaciones laborales, Administración y Dirección de Empresas, etc.
  • Masters y estudios de postgrado: puedes consultar en Udima, IE Law School o UC3M.
  • Cursos de Formación Profesional: encuéntralos en instituciones como Emagister, CEF o Lectiva. También puedes estar atento a los cursos de formación gratuitos del SEPE o que organicen en tu ayuntamiento.

Hace años, el sueldo mínimo de un abogado estaba fijado por el Colegio Profesional al que perteneciera. Sin embargo, esta obligación ya ha sido eliminada, por lo que cada despacho es libre de imponer sus propios sueldos.

En el caso de los asesores legales, el salario que pueden cobra también es libre, y depende de diversos factores:

  • Relación contractual que le une a la empresa (¿es un asesor legal externo o trabaja permanentemente en la compañía?).
  • Servicios ofrecidos.
  • Sueldos acordados en la redacción de estatutos sociales.
  • Tarifas propias.

Asimismo, el precio de los servicios de un asesor legal puede variar en función de otros factores: ubicación geográfica, grado de formación y experiencia de los asesores, reputación, o modo de trabajo (online o presencial).

Tarifas de asesores legales

El sueldo de un asesor legal está determinado en cierta medida por sus tarifas. Cada profesional o despacho de asesores es libre de poner sus propios precios. Por tanto, el presupuesto para contratar un asesor legal puede variar mucho.

Las tarifas se suelen cobrar de diferentes formas:

  • Pago mensual o trimestral por servicios previamente acordados.
  • Precio unitario por cada servicio.
  • Tarifa por hora.
  • *Si quieres comparar tarifas te recomendamos utilizar nuestro buscador. En él encontrarás la asesoría legal perfecta para ti

La diferencia básica es que una asesoría se encarga de apoyar y aconsejar en materia jurídica y legal. Por su parte, la función de la consultoría legal es analizar la situación interna de la empresa y ofrecer soluciones para problemas legales concretos. La consultoría señala dónde está el problema, y la asesoría aconseja cómo resolverlo.

Departamento de legales

¿Y qué es el departamento de legales? ¿Es lo mismo que una consultoría jurídica o que una asesoría legal? Pues lo cierto que es no, es distinto a ambas. El despacho de legales es el departamento interno de una empresa en el que figuran los abogados especializados en diferentes ámbitos. Son especialistas jurídicos que asesoran y también ofrecen representación legal a la compañía..

Como consejo final, antes de contratar un asesor legal te recomendamos fijarte en más cosas aparte de su precio: formación, experiencia, clientes, satisfechos, reputación online, disponibilidad, etc. Eso es todo por nuestra parte, esperamos haberte ayudado, ¡y gracias por leernos!

¿Qué es un asesor legal y qué hace? Funciones, sueldo…
4.6 (92%) 5 votes