Todo sistema contable se compone de dos columnas, la del debe y el haber. En esta guía vamos a explicaros de manera fácil qué son el debe y el haber, en qué se diferencian y cómo anotarlos.

¿Que es el Debe y haber?

Cuando nos enfrentamos a la contabilidad de nuestra empresa o nuestro negocio y a la hora de realizar los asientos contables en el libro diario y el libro mayor, lo primero que debemos comprender es en qué consisten los términos “debe” y “haber” y lo segundo, qué debemos anotar en debe y en el haber.

En toda cuenta contable hay que anotar los valores que representan los movimientos que se van realizando en esa cuenta. Esos valores se representan en forma de T, dando lugar a dos columnas.

Así, podríamos decir de manera muy simplificada que:

  • El debe es la parte de la izquierda de la columna
  • El haber es la parte de la derecha de la columna

Además, las partidas de contabilidad en las que se reflejan debe y haber se clasifican en dos grupos:

  • Balance de Situación, en el que se refleja lo que tiene y debe la empresa. Este grupo se divide en cuentas de activo y cuentas de pasivo.
  • Cuenta de Resultados o de Pérdidas y Ganancias. Son operaciones que modifican cuentas patrimoniales y se dividen en cuentas de gastos y de ingresos.

En lo que se refiere a las cuentas de activo y cuentas de pasivo:

  • Cuentas de activo: son bienes y derechos (dinero en el banco, en caja, las cuentas a cobrar, el mobiliario…).
  • Cuentas pasivo: son obligaciones y deudas (los impuestos a pagar, las deudas a proveedores, préstamos bancarios…). Aquí se recoge el patrimonio neto, que son las participaciones de los socios, las reservas de capital, los resultados pendientes de asignación y el resultado del ejercicio en curso.

En cuanto a las de gastos e ingresos:

  • Cuentas de gastos: son las que engloban distintos tipos de gastos de la empresa (salarios, seguridad social, alquileres, suministros…).
  • Cuenta de ingresos: son las que contabilizan operaciones que aumentan el patrimonio de la empresa (ventas de mercancías, prestaciones de servicios…).

Vistas las diferentes cuentas en las que hacen acto de presencia el debe y haber, también aparecerán otros dos términos que deberemos tener en cuenta a la hora de realizar un asiento contable: cargar y abonar; cargar una cuenta es cuando se registra una operación en el debe, y abonar hace referencia a cuando registramos una transacción en el haber.

Cualquier asiento contable que lleve una anotación en el debe de una cuenta, implica que también debe realizarse una anotación en el haber de otra cuenta (lo que se entiende por doble partida), ambas cantidades deben ser iguales, de manera que al final el asiento contable quede cuadrado.

En cuanto a los apuntes de ingresos, se anotan los aumentos en el haber y las disminuciones en el debe. En cambio, los aumentos de gastos se registran en el debe y las disminuciones en el haber. Además:

  • Las cuentas de activo aumentarán su valor por medio de anotaciones en el debe y reducirán su valor por medio de anotaciones en el haber.
  • Las cuentas de pasivo incrementarán su valor a través de anotaciones en el haber y disminuirá su valor por medio de anotaciones en el debe.

Las cuentas de pasivo, patrimonio neto y cuentas de ingresos se suman en el Haber y restan en el debe.

¿Qué es el debe y qué es el haber?

Para poder entender mejor ambos conceptos y ver la diferencia entre debe y haber, veámoslos antes por separado:

  • El objetivo del debe es registrar en términos monetarios todas aquellas transacciones que impliquen que una empresa o una cuenta ingrese o reciba (entrada).
  • El objetivo del haber es registrar aquellas operaciones que representen la salida o entrega de una cuenta o de la compañía. Se compone por los pasivos de la empresa, tratándose de obligaciones que tiene vigentes la entidad y que suponen una reducción de los beneficios económicos del futuro.

Como veis, ambos términos  hacen referencia a transacciones monetarias expresadas en montos realizadas por la empresa o el profesional, recogiendo la fecha específica de cuando se realizaron y una pequeña descripción de la operación.

¿En qué se diferencian el debe y el haber?

Visto lo anterior, podemos decir que el debe y el haber se diferencian en todo.

La gran diferencia entre debe y haber es el saldo:

  • Si el debe es mayor al haber: la diferencia entre ambos se denomina deudor.
  • Si el haber es mayor al debe: se denomina acreedor. Si son iguales, se le denomina saldo nulo.

Cuando anotamos una operación:

  • Si anotamos la operación en el debe de la cuenta: estamos reflejando un cargo.
  • Si anotamos la operación en el haber: reflejamos  un abono en la cuenta.

Debe y haber: ingresos y gastos

Para las anotaciones en el debe y en el haber de los ingresos y los gastos deberemos tener en cuenta que a los efectos de cargar o abonar:

  • Las cuentas de gastos funcionan igual que las de activo (es decir, aumentarán su valor por medio de anotaciones en el debe y reducirán su valor por medio de anotaciones en el haber).
  • Las cuentas de ingresos funcionan igual que las pasivo y neto patrimonial (es decir, incrementarán su valor a través de anotaciones en el haber y disminuirá su valor por medio de anotaciones en el debe).

El ingreso se produce cuando la empresa aumenta su patrimonio (pero sin que se deba a las aportaciones de los socios).

El gasto se produce cuando la empresa disminuye su patrimonio.

Así, pérdidas y beneficios se determinan en función de los ingresos y los gastos producidos en un período determinado de tiempo.

¡No esperes más!

Encuentra ya un buen asesor cerca de ti.

Cargo y abono: Diferencias

Visto todo lo anterior tenemos que la cuenta de cargo es aquella en la que se hace una anotación en el debe, es decir, la que se carga. Mientras que la cuenta de abono es aquella en la que se hace una anotación en el haber, es decir, la que se abona.

Todas las cuentas se cargan y se abonan cuando corresponde, ya que se utilizan en el debe o en el haber en función del hecho económico que se quiera reflejar contablemente. Es decir, en cada apunte en particular habrá una cuenta que se carga y otra que se abona.

A modo de ejemplo, en el asiento contable de ingreso en el banco de dinero de la caja de la empresa, la cuenta a cargo será la del banco (anotándose en el debe) y la cuenta de abono será la de la caja (anotándose en el haber).

Mientras que en el asiento que refleja la entrada de dinero en caja proveniente del banco, la cuenta a cargo será la de la caja (anotándose en el debe) y la cuenta de abono será la del banco (será la del haber).

En el Plan General contable (PGC) podréis ver cuenta por cuenta cuándo hay que cargarla y cuándo hay que abonarla, además de si la cuenta es de activo, pasivo o neto. En cualquier caso, para poder llevar las cuentas de manera correcta, el plan recoge una tabla de contabilidad en la que se agrupan en familias todos los recursos de la empresa.

Debe y haber activo y pasivo

Cuando nos referimos al debe y haber de las cuentas de activo y pasivo, podemos decir que:

Las cuentas de activo nacen y crecen por el debe y disminuyen por el haber. Las cuentas de pasivo y neto patrimonial nacen y crecen por el haber y disminuyen por el debe”.

Es decir, las cuentas de activo aumentarán su valor mediante anotaciones en el debe y lo disminuirán mediante anotaciones en el haber.

Y las cuentas de pasivo disminuyen su valor en el debe (aumenta la obligación o deuda), e incrementan su valor mediante anotaciones en el haber (disminuye la obligación o la deuda).

Saldo deudor y Saldo acreedor

El saldo de una cuenta se obtiene como resultado de restar los importes anotados al debe, los anotados al haber. De manera que si el resultado sale en la parte del debe (porque el importe de este es superior), decimos que el saldo es deudor. Mientras que si el resultado está en la parte del haber (porque el importe de este es superior), decimos que el saldo es acreedor.

Es decir, cuando el sumatorio del debe supere al haber, hablaremos de saldo deudor. Cuando el sumatorio del haber supera al del debe, hablaremos de saldo acreedor.

Cabe señalar aquí, que normalmente, las cuentas de activo y gasto tienen saldo deudor, mientras que las cuentas de pasivo, neto e ingreso tienen saldo acreedor.

Ejemplos de debe, haber y saldo en la contabilidad

Ejemplo 1   Ejemplo 2
Debe Haber   Debe Haber
2.100 7.500 8.300 4.300
400 1.600 750 5.000
1.600 1.250
5.000 1.000
Saldo acreedor Saldo deudor

 

El saldo acreedor en el mayor de la primera cuenta (ejemplo 1) es de 5.000:

  • La columna del debe suma 4.100€
  • La columna del haber suma 9.100€
  • La diferencia entre ambos es de 5.000€
  • El saldo es acreedor porque el total del haber es superior al del debe en 5.000€

El saldo deudor en el mayor de la segunda cuenta (ejemplo 2) es de 1.000€:

  • La columna del debe es de 10.300€
  • Las columna del haber es de 9.300€
  • La diferencia entre ambos es de 1.000€
  • El saldo es deudor porque el total del debe es superior al del haber en 1.000€.

¿Qué es un asiento contable cuadrado?

Un asiento contable cuadrado es cuando las cantidades que aparecen anotadas en el debe suman el mismo importe que la suma de las anotadas en el haber. Si el total de cada columna fuese distinto, entonces tendríamos un asiento descuadrado y habría que corregirlo.

Los asientos contables para ser correctos tienen que estar cuadrados, es decir, las cantidades del debe tienen que sumar lo mismo que las cantidades del haber. Si no es así, no serán válidos.

EN RESUMEN:

“De manera muy simplificada, el debe registra las entradas y el haber registra las salidas en las cuentas de la empresa. O más simplificado aún, el debe es la parte izquierda de la columna y el haber es la parte derecha de la columna”

Ejemplos prácticos del uso del debe y el haber

A continuación vamos a ver cómo se usan el debe y el haber en la contabilidad en varios ejemplos.

Ejemplos de movimiento de una cuenta de activo

Ejemplo 1:

Compramos para nuestra empresa un ordenador por 600€.

El ordenador es un activo, ya que es un bien que pasa a formar parte del patrimonio de la empresa. El asiento contable (en el que, para simplificar, no hemos incluido impuestos) reflejará la adquisición del ordenador se la siguiente forma:

Asiento de la compra pagado por caja:

Debe Cuenta     Cuenta   Haber
600€ 216 Mobiliario (ordenador) a 570 Caja efectivo 600€

 

En este ejemplo, el Mayor 216 Mobiliario reflejará en el Debe 600€. Mientras que en el Mayor 570 Caja reflejará en el Haber 600€.

Mayor 216 Mobiliario
Debe Haber
600€

 

Mayor 570 Caja
Debe Haber
600€

 

Ejemplo 2:

Nuestra empresa se dedica a la venta de móviles y vendemos un terminal por 300€.

El terminal vendido es un activo porque es una existencia que tenemos en la empresa y procedemos a venderla. El apunte que haremos será el siguiente:

Asiento de venta:

Debe Cuenta     Cuenta   Haber
300€ 570 Caja efectivo a 700 Venta mercaderías (terminal móvil) 300€

 

En este ejemplo, el Mayor 700 Venta de mercadería reflejará en el haber 300€. Mientras que el Mayor 570 Caja reflejará en el debe 300€.

Mayor 700 Venta mercaderías
Debe Haber
300€

 

Mayor 570 Caja
Debe Haber
300€

 

Ejemplos de movimiento de cuenta de pasivo

Ejemplo 1:

Tomando el ordenador del ejemplo anterior, si este no lo pagamos en el momento, habremos adquirido un compromiso de pago (c/p), es decir, una obligación con el vendedor de abonarle el importe debido. Esta obligación pasará a engrosar el pasivo de la empresa.

Reflejaremos esta operación realizando una anotación en el haber de la cuenta, de manera que el asiento contable quedará así:

Debe Cuenta     Cuenta   Haber
600€ 216 Mobiliario (ordenador) a 511 Proveedores Inmovilizado a c/p 600€

 

En este caso, el Mayor 216 Mobiliario refleja los 600€ en el debe. Mientras que el Mayor 511 Proveedores Inmovilizados a c/p reflejará en el haber 600€.

Mayor 216 Mobiliario
Debe Haber
600€

 

Mayor 511 Proveedores Inmovilizado c/p
Debe Haber
600€

 

Una vez que paguemos al proveedor la compra del ordenador, desaparecerá el compromiso de pago y el pasivo creado en el haber con el importe de 600€ deberá aminorarse por el debe por el mismo importe. Así quedará reflejado en la contabilidad que se ha producido una obligación de pago y que posteriormente se ha liquidado.

Debe Cuenta     Cuenta   Haber
600€ 511 Proveedores Inmovilizado a c/p a 572 Banco cuenta corriente 600€

 

Así, en Mayor 511 Proveedores Inmovilizado a c/p reflejará por un lado en el debe 600€ y por otro en el haber 600€ (que son el pago de dicha compra, la cantidad en negrita, al restar ambas cantidades, el resultado será cero).

Y el Mayor 572 Banco reflejará en el haber los 600€.

Mayor 511 Proveedores Inmovilizado c/p
Debe Haber
600€ 600€

 

Mayor 572 Banco
Debe Haber
300€

Esperamos que esta guía os haya servido para aclarar un poco más los conceptos de debe y haber en la contabilidad. En cualquier caso, para asegurarte de que llevas las cuentas de tu empresa o negocio de forma adecuada, te recomendamos que contrates a un gestor o un buen asesor contable.