Si tienes una empresa, puede que a la hora de buscar a un nuevo trabajador, este te haya pedido firmar antes un precontrato de trabajo o, que siendo un trabajador, la empresa que tiene intención de contratarte en un futuro concreto y cercano, te haya ofrecido la firma de este documento. Si no sabes qué es, cómo funciona o a qué compromete a las partes, en este artículo respondemos a esas preguntas y, además, te dejamos un modelo de precontrato de trabajo para que te los descargues gratis.

▷ Modelo precontrato de trabajo en PDF y Word para descargar

Si necesitas un modelo de precontrato para firmar, puedes descargarte este modelo de contrato de trabajo en Word, que podrás rellenar y editar según las necesidades y estipulaciones que necesites incluir o quitar del mismo.

O, si lo prefieres, descárgate el modelo de precontrato en PDF.

modelo precontrato de trabajo

¿Qué es un precontrato de trabajo? ¿Es una promesa de contratación?

El precontrato de trabajo es un tipo de documento que se firma entre una empresa o empresario y un trabajador, mediante el que se pacta que en un futuro concreto se firmará un contrato laboral entre ambas partes.

No podemos dejar de señalar que un precontrato de trabajo no es un contrato de trabajo en sí, mismo, pero sí el compromiso legal de que se producirá la contratación del trabajador dentro del plazo que se haya podido estipular en las condiciones del propio documento. Por lo tanto, el precontrato de trabajo sí es una promesa de contratación, cuyo incumplimiento puede conllevar responsabilidades civiles para ambas partes, como veremos más adelante (siempre y cuando se haya estampado por escrito y no se trata de un precontrato de trabajo verbal).

Así, la firma del precontrato sirve para que ambas partes puedan asegurar sus intereses, de manera que el trabajador que, por ejemplo, vaya a abandonar su puesto de trabajo en una empresa para irse a otra, tenga la tranquilidad de que el contrato se va a producir.

En España, la firma del precontrato de trabajo no es muy habitual y de hecho, ni siquiera figuran en la página de contratos del SEPE.

¡No esperes más!

Encuentra ya un buen asesor cerca de ti.

Contenido de un Modelo de precontrato

Un precontrato de trabajo debe incluir de manera imprescindible la voluntad de ambas partes de formalizar el contrato de trabajo en el futuro. También podrá incluir los siguientes elementos:

  • La fecha en las que se firmará el contrato
  • Pueden añadirse condiciones que deben cumplirse para que se produzca el contrato de trabajo, como la finalización de unos estudios, conseguir la licencia o autorización para trabajar, etc.
  • Indicación del tipo de contrato que se ofrece (indefinido, temporal, etc.)
  • El salario que se haya pactado.
  • El horario que se haya podido pactar.
  • Si se pactan, las cláusulas de no competencia o exclusividad o un aumento de la indemnización en caso de que se rompa en el futuro el contrato por parte de la empresa.
  • El puesto concreto y las funciones a desempeñar.
  • Las indemnizaciones en caso de que no se formalice el contrato por alguna de las partes
  • Y cualquier otra circunstancia que sea necesario incluir.

¿Qué ocurre en el caso de los precontratos de trabajo para extranjeros?

Antes de nada, si una empresa o empresario quieren contrata un trabajador extranjero, debe saber que en España no se puede contratar a personas en situación irregular, es decir, que de acuerdo con la Ley Orgánica 4/2000, de 11 de enero, que recoge las infracciones y sanciones en materia de extranjería, el trabajador a contratar no puede residir en España de manera irregular.

Por lo tanto, esto también debe tenerse en cuenta a la hora de firmar un precontrato de trabajo, ya que estamos ante un documento con carácter legal. Es posible que, en el caso de un precontrato laboral para extranjeros de carácter verbal se puede dar como condición la obtención del permiso de residencia, pero al estar ante un contrato verbal, en caso de incumplimiento por parte de la empresa o empresario, sería muy difícil que el trabajador extranjero pudiera demostrar su existencia.

Así, para que se pueda elaborar un precontrato de trabajo entre un trabajador extranjero (entiéndase extracomunitario) y una empresa o empresario español o, como es un caso bastante habitual, entre una empleada del hogar extranjera y su contratador persona física, será necesario que el trabajador tenga vigente su visado o su permiso de residencia temporal (el primero tiene una validez de 3 meses y el segundo de un año).

En cuanto a un modelo de precontrato de trabajo para extranjeros, no existe como tal, pudiendo utilizar el mismo modelo que os hemos dejado al comienzo de este artículo, pero cambiando donde pone DNI por número de visado o permiso de residencia temporal.

Hemos dicho que no se puede contratar a nadie en situación irregular en España, sin embargo, existe la posibilidad de que si esa persona lleva residiendo al menos 3 años en España y cuenta con una oferta de trabajo, pueda solicitar la residencia por arraigo social (una de las causas excepcionales que recoge la Ley Orgánica de Extranjería) y que es bastante habitual entre las empleadas del hogar extranjeras, de manera que también podremos emplear este modelo de precontrato para las empleadas del hogar sin papeles que quieran regularizar su situación.

¿Qué pasa si el trabajador o la empresa no cumple el precontrato?

El incumplimiento de un precontrato de trabajo, es decir, cuando finalmente no se formaliza el contrato de trabajo pactado entre la empresa y el trabajador, puede producirse tanto por una parte como por la otra. Antes de tomar alguna posible medida legal (recordamos que este tipo de documento tiene validez legal y vinculante), habrá que revisar si el incumplimiento se debe a la no realización de algunas de las cláusulas que se hayan podido redactar en el precontrato.

En el caso de que no se haya vulnerado ninguna de las cláusulas, tanto si es la empresa como si es el trabajador quienes incumplen lo firmado en el precontrato de trabajo, podrán derivarse consecuencias legales y ambas partes podrían reclamar una indemnización por daños y perjuicios a través de la presentación de una demanda en los Juzgados de lo Social. En cualquier caso, solo se podrá pedir una indemnización económica y en ningún caso la incorporación al puesto de trabajo.

La indemnización a recibir por el incumplimiento del precontrato de trabajo suele venir indicada en el propio documento, pero si no lo hiciera, la cuantía dependería de los daños y perjuicios ocasionados a la parte demandante y que deberán ser probados en el juzgado.

Esperamos que esta entrada y el modelo de precontrato de trabajo os resulten de utilidad si necesitáis firmar este tipo de documento, bien como empleador bien como futuro empleado, aunque en ambos casos, os contamos que contéis con la ayuda de un buen asesor laboral para aseguraros de que no hay ninguna cláusula abusiva u os dejáis nada en el tintero. Y si necesitáis algún otro tipo de modelo, en nuestra sección de Recursos encontraréis más modelos y plantillas para descargar.

Otros tipos de contrato