Cómo traspasar una clínica dental

¿Tienes una clínica dental, se acerca la jubilación y no sabes qué hacer con tu negocio? ¿O no te está dando la rentabilidad que esperabas? Quizás puedas plantearte traspasarlo. En esta guía te contamos cómo traspasar una clínica dental paso a paso y alguna alternativa que puedes tener en cuenta.

Quiero traspasar una clínica dental ¿Cómo lo hago?

Son muchos los dentistas que llegado el momento de dejar su negocio, se preguntan qué hacer con su clínica; aparte de cerrarla y vender el equipo y el local o alquilarlo (si se es propietario del mismo), también existe la opción de traspasar la clínica dental. Esta opción le da la posibilidad al futuro adquiriente de hacerse con un negocio ya en marcha y con una cartera de pacientes.

Para traspasar una clínica dental debemos estar seguros de que es el paso que queremos dar y entender que el traspaso es la cesión del contrato de arrendamiento de un local y de los activos comerciales tangibles e intangibles del mismo. Deberemos valorar el precio real de la clínica de la manera más objetiva posible, teniendo en cuenta el equipo, mobiliario, el estado de las instalaciones, el stock y la cartera de pacientes, que suele ser el valor al que más importancia se le da.

Licencias

Para el traspaso deberemos tener las licencias vigentes. La licencia del ayuntamiento (licencia de apertura) no es necesario renovarla, pero cuando firmemos el contrato de traspaso, tendremos que actualizarla.

Al tratarse de una clínica, deberemos tener actualizada la licencia de sanidad (se renueva cada cinco años). Y cambiar los contratos de recogida de residuos y de rayos X.

Documentación al día

Como en todo traspaso de negocio, cuando vayamos a poner a la venta la clínica dental, debemos tener toda la documentación al día, ya que será una forma de agilizar el proceso de traspaso y nos ayudará también a valorar el precio real del negocio, así como prepararnos para responder las preguntas del futuro adquiriente.

Esta es la documentación que deberíamos tener lista. Para su reunión puede ser recomendable contar la ayuda de un profesional en este tipo de operaciones:

  • Contrato de arrendamiento
  • Permisos y licencias de actividad
  • Equipos
  • Stock
  • La cuenta de explotación más actualizada
  • Certificado de estar al corriente de pago de la Seguridad Social
  • Certificado de estar al corriente de pago con Hacienda
  • Extintores
  • Seguro del local
  • Seguro de Responsabilidad Civil
  • Seguro de los empleados
  • Informe de estar al corriente de pagos de la comunidad de vecinos
  • Escrituras de la sociedad mercantil
  • En caso de tener algún expediente abierto con la administración, deberemos comunicarlo, ya que son de carácter público
  • Cargas económicas sobre la propiedad

¿Cuánto vale mi clínica? ¿Y mis pacientes?

Lo más importante a la hora de valorar la clínica dental es ser honestos con nosotros mismos y tener en cuenta el valor del local, de los equipos, el mobiliario y los materiales que podamos tener en stock. Respecto a los equipos, debemos tener en cuenta también su antigüedad, ya que con el paso de los años y la amortización de los mismos, su valor irá decreciendo.

También deberemos analizar la tipología de nuestros pacientes, el mercado, la competencia que puede haber en la zona y que afectaría a la decisión de un posible adquiriente, nuevas tecnologías, la ubicación, la calidad de gestión y asistencial, organización interna, la normativa, los empleados si los tenemos, la situación financiera actual. Todo esto debería ayudarnos a determinar la capacidad de generar beneficios de la clínica para poder presentarlo a futuros compradores.

En cuanto a los pacientes, es un elemento completamente subjetivo y del que debemos ser conscientes de que muchas veces, la cartera de pacientes viene ligada al propio profesional que esté ejerciendo, por lo que a la hora de cambiar de manos la clínica, es muy probable que el nuevo profesional pierda clientela. Es difícil determinar el valor real de la cartera de pacientes, pero puede hacerse manera aproximada teniendo en cuenta aspectos como:

  • Cuántos pacientes van con regularidad a la clínica
  • Cuántos pacientes seguirán dispuestos a ir a la clínica cuando esté al frente otro profesional
  • Cuánto facturamos a los pacientes actuales

Para minimizar la pérdida de clientes, puede resultar interesante que el futuro propietario trabaje unos meses previos al cambio de titularidad en la clínica, para que los pacientes tengan oportunidad de conocerlo. Pero existe otra alternativa.

Alternativa: asociarnos

Desde el año 2007 existe la Ley de Sociedades Profesionales, esta ley permite incorporar a empleados-colaboradores y futuros socios a la titularidad de la sociedad. Con esta forma jurídica, el comprador al que vayamos a traspasar la clínica podría asociarse “de manera temporal” a la clínica, donde trabajaría durante un periodo recomendado de unos 3 a 5 años antes de hacerse con la titularidad total, tiempo para que los pacientes lo conozcan, el propietario actual pueda ir bajando su ritmo de trabajo y no perder pacientes, sino mantenerlos o incluso aumentarlos, al ser una transición larga en el tiempo.

Para que este modelo funcione bien, lo mejor es que las partes lleguen a un acuerdo y planifiquen los plazos a seguir para la incorporación del “asociado”. Una forma de hacerlo podría ser esta:

  • Primer año:
    • Incorporación laboral.
    • Definición de roles y hoja de ruta.
  • Segundo, tercer y cuarto años:
    • Desarrollo del plan de carrera.
    • Transferencia gradual de acciones y/o participaciones.
    • Distribución de las cargas de trabajo.
  • Quinto año:
    • Plena incorporación del asociado.

Si vamos a optar por esta alternativa, lo mejor será contar con la ayuda de un buen asesor para ver cómo planificarlo y el modelo a seguir.

Tasación de la clínica dental

  • A la hora de tasar la clínica dental, lo mejor será contar con un profesional que lo lleve a cabo, además, de esa manera no se nos podrá “acusar” de sobrevalorar el negocio por nuestra cuenta.En general, para realizar una tasación se tienen en cuenta:
    • Valoración de los activos y pasivos de la clínica, realizando un estudio del balance de negocio.
    • Estudio financiero del negocio, con perspectivas de evolución en los próximos años según la situación real del sector.
    • Relaciones laborales del negocio.
    • Análisis del entorno y del mercado.
    • Perspectivas de futuro para la clínica dental.

    En cualquier caso, de cara a estar preparados para negociar y calcular el precio del traspaso de la clínica dental, no es mala idea preparar un dossier de traspaso, invertir en un lavado de cara de la clínica, hacer tangible el fondo de comercio (en este caso la cartera de pacientes) y demostrar la facturación y argumentarla.

¡No esperes más!

Encuentra ya un buen asesor cerca de ti.

El contrato de traspaso de clínica dental

El contrato de traspaso de la clínica dental no es muy diferente al de cualquier otro tipo de traspaso de negocio, ya que no hay un modelo específico para una profesión médica en concreto, de hecho recurriremos al contrato mercantil para ello (se trata de un documento judicial en el que se define la relación bilateral entre dos personas físicas o jurídicas, en el que ambas acceden a intercambiar unos servicios determinados durante un tiempo concreto). Lo que sí que es conveniente es incluir en el contrato todo lo que tiene la clínica y que de hecho se va a traspasar al adquiriente, incluyendo la cartera de pacientes si así lo deseamos y posibles clausulas que tengan que ver con la situación de los empleados que podamos tener en la clínica (si seguirán trabajando en ella y en qué condiciones).

Si el local donde tenemos la clínica nos pertenece, haremos otro contrato de alquiler del mismo, ya que nos asegura una renta recurrente (aunque también podemos venderlo). Si no, tendremos que informar a nuestro arrendatario del acuerdo de traspaso.

Tengo empleados, ¿qué hago con ellos?

Si tenemos un equipo clínico a nuestro cargo, decidir qué ocurrirá con ellos cuando traspasemos la clínica será importante. Dado el tipo de negocio ante el que nos encontramos, donde la clientela tiene muy en cuenta el trato del personal, es normal que el nuevo titular de la clínica se planteé mantener al equipo de empleados, ya que puede suponer una ventaja a la hora de mantener a los pacientes habituales. En este caso, lo más lógico es que se mantengan las mismas condiciones de los contratos vigentes, antigüedad y derechos adquiridos de los trabajadores.

En el caso de que el nuevo titular no quiera quedarse con la plantilla actual, puede que tengamos que negociar cómo serán los despidos e indemnizaciones correspondientes, aunque lo suyo es que el nuevo titular lleve a cabo dichos despidos.

¿Cómo y dónde puedo anunciarlo?

Podremos anunciar el traspaso de nuestra clínica dental de manera tradicional, poniendo el cartel de traspaso en la ventana del local (aunque si no queremos perder clientes o que el futuro adquiriente los pierda, no es lo más recomendado), poniendo un anuncio en prensa o en los tablones de los diferentes Colegios de Dentistas.

También podemos optar por anunciarlo a través de Internet en las páginas de anuncios generales más conocidas o en las especializadas en clínicas dentales:

Trámites tras el traspaso de la clínica dental

Con el contrato de traspaso ya formalizado y firmado, deberemos acudir al ayuntamiento para cambiar la titularidad de la licencia de apertura del local. Con carácter general, se pide la siguiente documentación:

  • DNI del cedente y del adquiriente. Si el adquiriente es una sociedad, hay que aportar la fotocopia de la escritura de constitución y de los poderes de quien firme. En caso de que el adquiriente se una comunidad de bienes, contrato constitutivo de la comunidad.
  • Fotocopia de la licencia anterior.
  • En caso de fallecimiento del anterior, aportar la escritura de partición de herencia.
  • En caso de que no haya testamento, se aportará declaración notarial o judicial de herederos. También servirá la renuncia de los herederos a favor del nuevo titular.

Así mismo, también deberemos actualizar la licencia de la actividad en el Impuesto de Actividades Económicas y la licencia de apertura.

Además, el nuevo titular de la clínica deberá cambiar el titular del fichero de la Agencia Española de Protección de Datos.

CONSEJO DE ASESORIAS.COM

“Para valorar nuestra clínica dental deberemos tener en cuenta el estados de las instalaciones, la antigüedad de los equipos, la posible competencia y la cartera de pacientes”

¿Qué debo tener en cuenta para traspasar una clínica dental?

  • Seguridad en el paso que vas a dar (la decisión de traspasar un negocio, sobre todo si llevamos mucho tiempo en él, no es fácil, pero debemos ser conscientes de su valor real y de poder contestar todas las preguntas que nos puedan hacer sobre él).
  • Valora todos los activos de la clínica (“vendemos” el presente de la clínica, el estado actual de las instalaciones, los equipos y el stock).
  • Recopila toda la información posible. Ayúdate del gestor (cuanta más información tengamos recopilada, más fácil podremos llevar a cabo las negociaciones: facturación anual, beneficios del último año, cartera de pacientes, gastos de energía, precio del alquiler si no es nuestro local, etc.).
  • El equipo de la clínica ¿Qué va a pasar con ellos? (En caso de tener empleados, lo mejor será contar con la ayuda un asesor laboral para crear una estrategia que favorezca a nuestros empleados).
  • Trámites administrativos (cambio de titularidad de la licencia, contrato de cesión del negocio, contratos de arrendamiento y los cambios de titularidad de los servicios de agua, gas y electricidad, además de tener actualizada la licencia de sanidad).
  • Costes fiscales (¿cuánto nos va “costar” el traspaso en los impuestos de la próxima declaración del IRPF?).
  • Propiedad del local (si tenemos alquilado el local, deberemos informar cuanto antes al propietario para saber si mantendrá o no las condiciones del alquiler para el futuro dueño. Si es nuestro, nos convertiremos en arrendatarios del adquiriente de la clínica).
  • Trazar unas estrategias para la negociación (sin pasarnos demasiado, puede resultar apropiado poner un precio superior al que tenemos pensado traspasar la clínica, para tener oportunidad de negociar a la baja. Pero es importante tener muy claro a qué precio queremos cerrar el trato y cuál es el mínimo que estamos dispuestos a aceptar).
  • Anunciar el traspaso (la mejor opción y la más rápida es hacerlo a través de los portales de anuncios más usados en Internet).

Recomendaciones finales

  • Ser honestos con nosotros mismo y valorar la clínica en su justa medida, teniendo en cuanta el estado del local, la antigüedad de los equipos y una cartera de pacientes que puede estar más vinculada a nosotros que a la clínica y que descenderá una vez nos vayamos.
  • Pensar en alternativas para no perder pacientes, como la posibilidad de que el futuro adquiriente se asocie con nosotros antes de hacer totalmente efectivo el traspaso y tenga ocasión de conocer y trabajar con pacientes y empleados.
  • Tener toda la documentación y licencias de la clínica al día.
  • Si podemos, invertir en reformar aquellos aspectos de local que sean necesarios, para poder ofrecer un mejor aspecto a futuros compradores.
  • Optar porque un abogado experto en este tipo de operaciones lleve a cabo las negociaciones por nosotros.
  • Revisar el contrato de arrendamiento para no incumplir ninguna clausula que pueda contener contra el traspaso del negocio.
  • El traspaso de negocios está exento de IVA siempre que el adquiriente continúe con la misma actividad económica.
  • Busca el asesoramiento de profesionales para llevar a cabo el traspaso de tu clínica dental para que te ayuden con tus dudas, el papeleo y cualquier otro aspecto que se te escape.

Esperamos que esta guía de cómo traspasar una clínica dental os resulte de utilidad. Os recordamos en Asesorías.com podréis encontrar diferentes asesores que podrán ayudaros a la hora de gestionar todo lo que hemos visto en los apartados anteriores.