Existen diferentes métodos que permiten evaluar las opiniones de los encuestados sobre un tema en concreto. Uno de ellos es la Escala Guttman. ¿En qué consiste este modelo? ¿Qué tipo de actitudes o comportamientos es capaz de medir? Te lo contamos en este artículo.

¿Qué es una escala Guttman?

La Escala Guttman es un modelo de cuestionario en el que las opciones de respuesta se ordenan de manera jerárquica. Forma parte de las llamadas escalas unidimensionales, junto con la Escala Likert y la Escala Thurstone.

Esta escala acumulativa mide la actitud de los encuestados respecto a un determinado tema de investigación, y busca detectar actitudes extremas, tanto a favor como en contra.

Los investigadores emplean la Escala Guttman o análisis de escalograma en estudios donde se requiere una escala de una sola dimensión para opiniones continuas. En este tipo de escalas las respuestas solo se miden mediante un parámetro, por tanto se puede asociar un rango de números a cada respuesta.

Del mismo modo, la Escala Guttman ofrece respuestas acumulativas. Cada opción de respuesta se inclina de forma paulatina en un sentido o en otro, por lo que la aceptación de una respuesta suele implicar también la aceptación de las anteriores.

Es decir, imaginemos que las opciones de respuesta se ordenan del 1 al 10. La puntuación 1 significa que el encuestado tiene una posición extrema en contra de las afirmaciones. La puntuación 10 indica que el encuestado tiene una posición extrema a favor de las afirmaciones.

Si el usuario ha marcado la respuesta número 1, significa que solo está de acuerdo con esta afirmación. Si ha marcado la opción 4, lo más habitual es que también esté de acuerdo con las tres anteriores. Y si ha marcado la opción 10, debería estar de acuerdo con todas las opciones de respuesta.

Un ejemplo de escala Guttman es la Escala Bogardus. En este caso, es una variante de esta escala acumulativa que se emplea para medir la distancia social en función del sexo, etnia, nacionalidad o poder adquisitivo.

Características

Las principales características de la Escala Guttman son las siguientes:

Es unidimensional: Cada respuesta se ordena según su nivel de aceptación o rechazo sobre la cuestión planteada. A estas respuestas se les asigna un valor ascendente o descendente.

Es acumulativa: Si el encuestado está de acuerdo con la respuesta de un valor determinado, implica que también lo estará con los valores anteriores.

  • *Por ejemplo, en una escala Guttman con puntuaciones del 1 al 7, si el encuestado señala la respuesta 5, indicará que también está de acuerdo con las cuatro anteriores.

Las respuestas son escalables: solo se pueden incluir preguntas reproducibles y que sirvan para preservar la escalabilidad de las respuestas.

Se asignan valores ordinales: cada respuesta tiene asignado un valor ordinal creciente o decreciente, desde las opciones más extremas en un sentido hasta las más extremas en sentido contrario, pasando gradualmente por las opciones intermedias.

¿Cómo realizar una escala Guttman?

Los pasos para hacer una escala Guttman son los siguientes:

  1. Definir el objetivo: la escala debe tener una finalidad definida. Puede ser cualquier tema, desde conocer la implicación de los encuestados en la vida política, hasta las opiniones sobre compañeros de trabajo, pasando por encuestas de opinión sobre la legalidad/ilegalidad de la venta de armas.
  2. Crear una lista de frases o afirmaciones que tengan que ver con el objetivo del estudio.
  3. Asignar un determinado valor a cada frase y organizarlas de forma gradual.
  4. Diseñar la estructura de la escala para que los encuestados puedan marcar sus opciones fácilmente y la recogida de los datos sea más sencilla.
  5. Analizar las respuestas, teniendo en cuenta la suma de los valores acumulativos de las mismas.

Ventajas y desventajas de la escala Guttman

La Escala Guttman ha sido (y todavía es) ampliamente usada para conocer la postura de un determinado grupo de población sobre un tema concreto. Sin embargo, no es un método infalible y, como todo, tiene sus pros y contras.

Ventajas

Las ventajas de la Escala Guttman se resumen en las siguientes:

  • Al ser una escala de naturaleza jerárquica y unidimensional resulta muy útil a la hora de analizar cuestiones relacionadas con la distancia social, entorno laboral y para otros cuestionarios cortos.
  • Es muy intuitiva, ya que las opciones graduales de respuesta suelen cubrir todas las opciones de respuesta o posibles posturas de los encuestados.
  • Cada respuesta tiene asociado un valor, por lo que el análisis de la encuesta resulta más sencillo.
  • Es muy útil a la hora de medir el grado de identificación que una persona o un grupo de personas tienen sobre un tema en concreto.

Desventajas

Por otra parte, las desventajas de la Escala Guttman se pueden resumir en:

  • El proceso de elaboración puede llegar a ser complejo, sobre todo por la dificultad de encontrar afirmaciones graduales con la misma distancia entre unas y otras.
  • Es una escala que arroja valores cuantitativos sobre opiniones cualitativas. Esto puede resultar una pequeña paradoja y complica el análisis de las causas que provocan los resultados.

Ejemplo de escala Guttman

A continuación vemos un ejemplo simple de una Escala Guttman. En ella el objetivo es medir el grado de implicación de las personas en política.

1Me considero informado políticamente
2Me agrada mantener discusiones sobre temas políticos
3He intentado convencer a amigos o familiares para que voten a un partido político
4Suelo asistir a mítines de partidos políticos
5Milito en un partido político

Como vemos, las opciones de respuesta van variando desde una menor a una mayor implicación en la vida política.

La elección del usuario de la respuesta número 5, implica que también acepta las afirmaciones anteriores. Hay que decir que esto hay que cogerlo con pinzas, ya que no siempre sucede. Por ejemplo, una persona puede militar en un partido político, pero no haber intentado convencer nunca a un amigo para que vote a ese partido.

En definitiva, la escala Guttman es un método que se utiliza para valorar la aceptación o rechazo de las personas sobre determinados temas. No es un modelo perfecto ni infalible, pero resulta interesante a la hora de evaluar posiciones sobre temas polémicos o que arrojan resultados con una alta dualidad.