Delegado de Igualdad

Los trabajadores tienen un derecho esencial que es ser tratados de igual manera y disponer de las mismas oportunidades, ya sean mujeres u hombres.

Este derecho supone la inexistencia de cualquier tipo de discriminación por motivos de sexo, ya sea directa o indirecta. Esta igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres implica una igualdad de sus derechos y sus obligaciones en el trabajo.

Con todo esto ha surgido la propuesta de crear un puesto de Delegado de Igualdad en las empresas que garantice ese derecho básico.

A continuación te explico en qué consiste esta figura y cuáles son sus principales funciones.

Delegado de Igualdad, ¿qué es?

El Delegado de Igualdad es una nueva figura aún no implantada pero propuesta por los sindicatos para nombrarlo en las empresas.

Esta persona tendrá la función de asegurar que la empresa cumple el derecho de igualdad de oportunidades en el trabajo entre hombres y mujeres, según lo establecido en el Real Decreto-Ley 6/2019, de 1 de marzo, de medidas urgentes para la garantía de la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo y la ocupación.

Es decir, es la persona encargada de velar por el estricto cumplimiento de la normativa sobre igualdad, tanto en asuntos de identidad sexual como de género.

Se considera que con esta figura se produciría una mejora en los pésimos resultados existentes hasta la fecha en el cumplimiento de las leyes de igualdad en las empresas.

No obstante, debe evitarse que el nombramiento de ese Delegado de Igualdad se convierta en una mera formalidad, como sucede muchas veces con los planes de igualdad.

Al igual que existen Delegados de prevención de riesgos laborales debería haber Delegados de igualdad.

Regulación

La figura del Delegado de Igualdad aún no está regulada expresamente en ninguna norma pero se basaría en el cumplimiento del Real Decreto-Ley 6/2019 que establece la igualdad de oportunidades en el trabajo entre hombres y mujeres.

También en el último año se han enviado al Congreso de los Diputados cuatro propuestas de ley por los partidos políticos. Con ellas se pretende conseguir la igualdad en las empresas, sobre todo en lo referente a la brecha salarial existente entre hombres y mujeres.

La primera proposición de ley de Igualdad retributiva entre hombres y mujeres se presentó por Podemos y en febrero ya se aprobó su tramitación.

Después, Ciudadanos presentó la propuesta de ley de Conciliación, igualdad y apoyo a las familias. En esta propuesta también hacen referencia a la brecha salarial, indicando que es mayor a partir de los 30 años y se reduce a partir de los 40 años pero esos salarios nunca llegan a igualarse.

Posteriormente se registra por el PSOE la proposición de ley para garantizar la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo.

Finalmente, el PP presentó su proposición de ley integral de igualdad y transparencia retributiva entre mujeres y hombres. Esta propuesta pretende modificar el Estatuto de los trabajadores y la Ley sobre Infracciones y Sanciones en el Orden Social. Y proponen la obligación de nombrar Delegados de igualdad.

En un curso organizado en Asturias por CC.OO., UGT y el Instituto asturiano de la Mujer ya se aludió al carácter imprescindible de esta figura del Delegado de igualdad.

Posibles empresas obligadas

Se prevé que el Delegado de Igualdad deba designarse por aquellas empresas que tengan más de 50 empleados por los miembros del comité de empresa entre cualquiera de ellos.

El Delegado de igualdad será el representante de los trabajadores con competencias específicas en materia de igualdad de género.

Un ejemplo es la industria química, que en el convenio colectivo aprobado en julio del año pasado ya incluyen el Delegado de Igualdad como figura de nombramiento obligatorio. También se establece la necesidad de considerar la perspectiva de género en las medidas sobre prevención de riesgos laborales adoptadas en la empresa. Y establece la obligación de aplicar medidas antiacoso y que eviten cualquier tipo de discriminación laboral. Este sector industrial genera más de 650.000 empleos e implica casi un 13% del PIB.

Empresas recomendadas

El Delegado de Igualdad será obligatorio en todas aquellas empresas que tengan 50 o más trabajadores. Sin embargo, será recomendable contar también con esta figura en empresas de menos de 50 empleados.

Lo recomendable sería, al igual que en el caso de los Delegados de prevención de riesgos laborales, que las empresas dispongan de un Delegado de igualdad a partir de los 30 trabajadores.

La necesidad de nombrar un Delegado de igualdad debe establecerse en el convenio colectivo, donde se especificará también el número de delegados de igualdad según el número de trabajadores de la empresa.

Funciones

Dentro de las funciones atribuidas a los Delegados de Igualdad están las siguientes:

  • Conseguir la información sobre los salarios abonados a cada uno de los trabajadores desglosada por sexos.
  • Obtener información y realizar un seguimiento y análisis de las medidas aplicadas por la empresa para garantizar la igualdad entre mujeres y hombres.
  • Verificación de la aplicación en la empresa de los planes de igualdad, en caso de haberlo establecido.
  • Participar en los protocolos antiacoso elaborados por la empresa para prevenir situaciones de acoso por razón de sexo y establecer procedimientos para denunciar este tipo de situaciones. También realizará un seguimiento del cumplimiento de este protocolo.
  • Participar junto con la dirección de la empresa en la elaboración y aplicación de las medidas de conciliación laboral.
  • Realizar funciones de control y vigilancia en el cumplimiento de las normas existentes en materia de igualdad de oportunidades y trato entre hombres y mujeres.

Plan de igualdad

El plan de igualdad es el conjunto de normas que la empresa impone para alcanzar la igualdad de oportunidades y de tratamiento entre hombres y mujeres y evitar cualquier tipo de discriminación por razón de sexo.

En estos planes se indicarán los objetivos que deben conseguirse en materia de igualdad, las acciones y estrategias a aplicar para conseguirlos y los sistemas adecuados de control y análisis de cumplimiento de los mismos.

Están obligadas a disponer de un plan de igualdad las siguientes empresas:

  • Las que tengan 50 o más trabajadores
  • Si se ha establecido esa obligación en el convenio colectivo
  • Cuando la autoridad laboral acuerde sustituir una sanción a esa empresa por la implantación de un plan de igualdad.

Contenido

Los representantes de los trabajadores elaborarán un diagnóstico de la situación de la empresa previamente a la elaboración del plan de igualdad. Ese diagnóstico debe contener:

  • Procedimiento para seleccionar y contratar a los empleados.
  • Categoría profesional.
  • Conocimientos necesarios.
  • Sistemas de ascenso en el trabajo.
  • Requisitos laborales, incluido un examen del salario existente para mujeres y hombres.
  • Garantía de los derechos de conciliación de la vida laboral, personal y familiar.
  • Porcentajes de representación femenina de los trabajadores.
  • Sueldos.
  • Medidas para evitar el acoso sexual y por razón de sexo.

Requisitos para ser Delegado de igualdad

El principal requisito para ser nombrado Delegado de igual es tener conocimientos en materia de igualdad entre hombres y mujeres, en temas de prevención del acoso sexual y en igualdad en la gestión de la responsabilidad social corporativa.

Este Delegado de igualdad debe tener acceso a la información básica de la empresa en esta materia, como los salarios, planes de igualdad o protocolos antiacoso.

También es necesario que esa persona forme parte del Comité de empresa.

La persona designada como Delegado de igualdad debe tener capacidades comunicativas para informar y aconsejar a directivos y trabajadores sobre las medidas adecuadas para garantizar esa igualdad.

Preguntas frecuentes

¿Qué ocurre si no nombro un Delegado de Igualdad estando obligado a hacerlo?

En este caso puedes ser sancionado por parte de la Inspección de trabajo, de acuerdo con la Ley de Infracciones y Sanciones en el Orden Social.

De momento no es obligatorio ya que no se ha aprobado la norma que lo regula, pero en el momento de que se establezca esta obligación, deberás designar a una persona dentro de la empresa que realice esas funciones.

¿Cómo puede colaborar el Delegado de igualdad con la empresa para mejorar las condiciones de igualdad en el trabajo?

Los Delegados de Igualdad deben ayudar al fomento, la promoción y la implantación de la cultura preventiva en la Empresa. Debe ser una colaboración activa, que conlleve buenas prácticas y comportamientos seguros entre los trabajadores, pero que también permita el traslado a la Empresa de las sugerencias de los trabajadores sobre la forma de optimizar los procedimientos y métodos de trabajo para mejorar las condiciones de igualdad en la empresa.

¿Cómo se deben hacer llegar a la empresa las deficiencias detectadas en materia de igualdad?

Las deficiencias que el Delegado de igualdad detecte en los controles realizados deben comunicarse a la empresa por escrito y con acuse de recibo. La negativa por parte de la empresa a tener en cuenta la comunicación realizada deberá ser razonada y motivada.

¿Quién tiene la obligación de formar a los Delegados de igualdad?

El empresario deberá proporcionar a los Delegados de Igualdad los medios y la formación en la materia que resulten necesarios para el ejercicio de sus funciones. Esta formación deberá adaptarse a la evolución de los riesgos o a la aparición de otros nuevos; además no puede suponer ningún coste para los Delegados de Igualdad y será considerada tiempo efectivo de trabajo.