La jornada laboral y las horas extraordinarias

¿Cuánto dura una jornada laboral? ¿Qué pasa con las vacaciones y períodos de descanso? ¿Tengo derecho a trabajar horas extraordinarias? En esta guía tienes las respuestas a estas y muchas otras preguntas.

Qué es la jornada laboral

Se define la jornada laboral como el número de horas que un trabajador realiza en su puesto de trabajo a lo largo de un determinado período de tiempo.

No se debe confundir la jornada laboral con el horario de trabajo. La primera hace referencia al cómputo total de horas trabajadas, mientras que el horario refleja las horas de entrada, salida y descansos.

Tipos de jornada laboral

Se considera una jornada laboral ordinaria aquella por tiempo completo, con un cómputo total de 40 horas a la semana. En función del número de horas o la distribución de las mismas, se pueden citar distintos tipos de jornadas laborales.

Jornada a tiempo completo

La jornada laboral a tiempo completo es aquella en la que el empleado trabaja un total de 8 horas al día o 40 horas semanales.

La distribución de las horas en una jornada completa puede variar, dando lugar así a horarios intensivos, turnos partidos o rotativos.

Más adelante veremos la normativa para la jornada laboral a tiempo completo y todo lo referente a las horas extraordinarias.

A tiempo parcial

La jornada a tiempo parcial es aquella que no llega a las 40 horas semanales que realiza un trabajador a tiempo completo. Suelen ser de unas 30 horas, aunque también existen trabajadores a media jornada que hacen 4 horas al día (20 semanales).

Los trabajadores a tiempo parcial tienen algunas desventajas respecto a los full-time. Por ejemplo, no pueden hacer horas extras.

Parcial por horas

Los trabajadores por horas no tienen ninguna jornada parcial asignada. Trabajan horas por horas según las necesidades del negocio, pudiendo ser éstas consecutivas o no.

Jornada continua

La jornada laboral intensiva o continua es aquella en la que el empleado a tiempo completo está en su puesto de trabajo de forma continuada, sin tomar descanso a mitad del día laboral.

  • *Por ejemplo, una oficina en la que los trabajadores entran a las 7 de la mañana y salen a las 3 de la tarde.

Jornada partida

Es una de las modalidades de trabajo a jornada completa más extendidas. La jornada laboral se realiza en dos turnos entre mañana, tarde y noche.

  • *Una oficina en la que los trabajadores entran de 09:00 a 13:00, se van a comer y vuelven de 16:00 a 20:00.

Turnos rotativos

La jornada laboral con turnos rotativos se suele emplear en negocios con horarios amplios o que tienen que estar permanentemente abiertos. Los trabajadores tienen un horario de entrada y salida fijo, pero que se va modificando en el tiempo.

  • *Un trabajador del sector hostelería que una semana tiene turno de mañana y la semana siguiente por la tarde/noche.

Jornada reducida

La jornada laboral reducida permite, en determinados supuestos, disminuir el número de horas trabajadas al día pero seguir cotizando el 100% durante los primeros dos años. Es un modelo de conciliación familiar al que se pueden acoger, por ejemplo, las madres al cuidado de menores de 12 años.

La reducción de la jornada laboral no debe ser menor a ⅛ de la jornada diaria, ni superior a un 50%.

Jornada laboral a la carta

La nueva jornada laboral a la carta o adaptación de jornada laboral, está pensada para que todos los trabajadores puedan conciliar su vida en el puesto de trabajo y fuera de él. En asesorias.com hemos elaborado una guía sobre cómo solicitar a tu empresa las horas extras a la carta.

Normativa sobre jornada laboral

Ya sabes cuales son los principales tipos de jornadas de trabajo que existen. Ahora veremos la normativa laboral general que se aplica a la hora de establecer una jornada laboral.

Duración de la jornada

La duración de una jornada laboral ordinaria en España son 40 horas semanales (en cómputo anual). El empresario, tras haber alcanzado un acuerdo con el trabajador o sus representantes, puede realizar una distribución irregular de las horas del empleado. En caso de no llegar a ningún acuerdo con sus representantes, podrá modificar tan solo un 5% de las horas semanales.

Un empleado no puede trabajar más de 9 horas al día, salvo convenio o pacto entre el empresario y el trabajador o sus representantes.

Vacaciones

Los trabajadores a tiempo completo tienen derecho a 2,5 días de vacaciones por mes trabajado. O lo que es lo mismo, un mínimo de 30 días naturales de vacaciones al año. Algunas empresas lo indican en días laborales (en este caso serían 22).

Los días de vacaciones se pueden modificar por convenio, pero en ningún caso deben ser inferiores a 30 días naturales o 22 laborables.

El período de vacaciones se elegirá de acuerdo con el empresario. Es recomendable que el acuerdo quede fijado por escrito.

Por ley, el trabajador debe saber con dos meses de antelación cuándo va a poder disfrutar de sus vacaciones.

Descansos

Cuando hablamos de descensos en el trabajo, nos referimos a distintos tipos:

  • En la propia jornada laboral: si la jornada laboral supera las 6 horas, se debe realizar un descanso de 15 minutos (30 para los menores de 18 años).
  • Entre jornadas: entre el término de una jornada y el comienzo de la siguiente deben pasar 12 horas como mínimo.
  • Descansos semanales: serán de, al menos, un día y medio (dos días para los menores de 18 años). Algunos sectores establecen otros descansos semanales por convenio, como en hostelería, donde se puede descansar un día a la semana.

Días festivos

Los trabajadores a tiempo completo tienen derecho a disfrutar de 14 días festivos al año, de los cuales 2 deben corresponder a festividades locales. Estos días de descanso deben ser íntegramente remunerados.

Calendario laboral

El calendario laboral ha de ser elaborado de forma anual por la empresa y debe colocarse en un lugar accesible para los trabajadores. Los representantes pueden elaborar un informe previo al diseño del calendario, y el empresario está obligado a solicitarlo.

En el calendario laboral se incluye:

  • Cómputo de horas anual y/o la jornada laboral diaria
  • Horario de trabajo
  • Domingos
  • Festivos
  • Puentes
  • Vacaciones

Trabajo nocturno

Se considera una jornada laboral nocturna aquella en la que el trabajador desarrolla su actividad entre las 10 de la noche y las 6 de la mañana. Para que un trabajador sea considerado nocturno debe realizar un mínimo de 3 horas comprendidas entre ese horario.

  • *Los trabajadores nocturnos no pueden trabajar más de 8 horas diarias (haciendo la media de los últimos 15 días). Tampoco pueden realizar horas extraordinarias.

La remuneración del trabajo nocturno es especial y se establece por convenio colectivo o por negociación entre el empresario y el trabajador o sus representantes.

Los trabajadores nocturnos pueden solicitar una evaluación gratuita inicial de su estado de salud, además de otras periódicas según lo establecido por la ley, para garantizar que se encuentra en condiciones de realizar el trabajo.

Menores de 18 años

Los menores de 18 años y mayores de 16 pueden ejercer de trabajadores siempre y cuando cuenten con el consentimiento de sus padres o tutores. En cualquier caso, su jornada laboral está sometida a ciertas restricciones.

Por ejemplo, las menores de 18 años no pueden trabajar más de 8 horas al día en ningún caso, y tampoco pueden hacer horas extraordinarias. Además, si la jornada laboral es superior a 6 horas diarios tienen derecho como mínimo a 30 minutos de descanso en vez de 15.

Qué son las horas extraordinarias

Las horas extraordinarias son aquellas que el trabajador realiza fuera de su horario laboral y excediendo su jornada de trabajo. En España, las horas extras se contarían a partir de las 40 horas semanales.

El empresario y el trabajador puede solicitar, de común acuerdo o de forma unilateral, la realización de horas extras. El límite se establece en 80 horas extras al año.

Tipos de horas extras

En función de quién las haya solicitado o de la causa para pedirlas, se pueden diferenciar diferentes tipos de horas extraordinarias.

Horas extraordinarias voluntarias

Las horas extraordinarias estructurales son aquellas que el trabajador realiza para ayudar a la empresa en tareas o momentos puntuales: aumento temporal de los pedidos, bajas de trabajadores no previstas, vacíos en los cambios de turno o cualquier otra actividad que se considere estructural para la empresa.

Son horas extra voluntarias y no se pueden superar las 80 al año.

Horas extraordinarias por fuerza mayor

En la mayor parte de ocasiones las horas extra se realizan de forma voluntaria, pero hay dos casos en los que el empresario las puede exigir de forma obligatoria.

  • Si en el convenio o en el contrato firmado figura la obligación de realizar determinadas horas extra.
  • En caso de necesidad de fuerza mayor para la empresa, como accidentes, siniestros o reparaciones urgentes de daños graves. En este caso se denominan horas extra no estructurales.

Normativa sobre horas extraordinarias

La jornada laboral de un trabajador no puede superar las 9 horas, y debe existir una diferencia de 12 horas entre el término de una jornada y el inicio de la siguiente. Todas las horas de trabajo que superen este horario se consideran horas extras.

El Estatuto de Trabajadores establece en 80 el número máximo de horas extraordinarias que un trabajador a jornada completa puede hacer al año. En estas horas no se cuentan las horas extraordinarias por fuerza mayor, o aquellas que el trabajador haya convalidado por días de descanso en los 4 meses siguientes a su realización.

Por otro lado, ¿puede hacer cualquier trabajador horas extraordinarias? La respuestas es no. Existen las siguientes excepciones:

  • Trabajadores nocturnos.
  • Menores de 18 años.
  • Trabajadores a tiempo parcial (pueden hacer horas complementarias, pero no extra).
  • Personal que trabaja en el interior de minas (salvo en casos por fuerza mayor).

¿Cómo se calculan las horas extra?

La retribución de las horas extras se establece por convenio o por negociación entre el empresario y el trabajador o sus representantes durante la firma del contrato.

En caso de no existir convenio o acuerdo entre las partes, la forma más habitual para calcular las horas extra es multiplicar x 1.75 el precio de la hora normal.

Para ello se divide el salario bruto anual del trabajador entre el número de horas que hace al año, y se multiplica por 1.75.

  • *Un trabajador que cobra 1.200 euros y hace 160 horas semanales cobra 7,5 euros/hora. Si lo multiplicas por 1.75 sale el precio de la hora extraordinaria: 13,12 euros.

¿Cómo se pagan las horas extra?

La norma general establece que el trabajador puede cobrar las horas extra de dos formas:

  • Cambiar las horas extras por días libres. El período de descanso es igual a las horas extra trabajadas.
  • Incluyendo en la nómina una partida que incluya las horas extra (sobresueldo).

En ningún caso las horas extras pueden ser retribuidas a un precio por hora menor que las horas convencionales.

¿Cómo se indican las horas extras en nómina?

Para elaborar una nómina con horas extras hay que tener en cuenta que estas horas se computan en las bases adicionales y se cotizan al 2% por parte del trabajador. En el caso de la empresa, debe cotizar un 23,6% (solo un 12% si se trata de horas por fuerza mayor)

En la nómina, las horas extras deben aparecer en la parte de percepciones salariales, en concreto en devengos. La cotización de las horas extra quedará reflejada en el apartado Bases de la nómina, mientras que en las deducciones se indica lo que el empleado debe pagar a la S. Social.

Preguntas frecuentes

¿En qué se diferencian las horas extraordinarias y las horas complementarias?

Las horas complementarias son para los trabajadores a tiempo parcial, que no pueden hacer horas extras.

Los trabajadores a tiempo parcial pueden hacer horas complementarias, pero siempre sin exceder las 40 horas semanales que marcan la jornada completa.

Además, las horas complementarias se pagan al mismo precio que las horas ordinarias, mientras que las horas extras se suelen pagar mejor.

¿Se puede hacer horas extras nocturnas?

El Estatuto de Trabajadores señala que las horas extraordinarias nocturnas están prohibidas en España. Pero como siempre, existen una serie de excepciones.

  • Causas de fuerza mayor como siniestros, accidentes o averías que ponen en peligro la viabilidad de la empresa.
  • Para hacer frente a irregularidades en los turnos que no han sido provocadas por la empresa.
  • Sectores que cuentan con ampliación de jornada.

En todo caso, los trabajadores no pueden hacer más de 8 horas al día en un período de referencia de un mes (en los dos primeros casos) o cuatro meses (en el último).

¿Cuáles son las diferencias entre horas extraordinarias estructurales y horas extras no estructurales?

Las horas extras estructurales tienen por objetivo ofrecer un servicio a la empresa en momentos puntuales de necesidad. Suelen ser tareas estructurales, relacionadas con la actividad de la propia empresa. Por ejemplo, hacer frente a un aumento de los pedidos o a la baja inesperada de un compañero.

Por su parte, las horas extraordinarias no estructurales se realizan con otros fines, generalmente para subsanar errores, averías o accidentes que ponen en riesgo a la empresa o sus trabajadores.

Por otro lado, las horas extraordinarias estructurales son voluntarias, mientras que las horas extras no estructurales también pueden ser obligatorias.

¿Se puede ampliar el límite de 80 horas extra al año?

Solo en el caso de que se realicen por causas de fuerza mayor (no estructurales) o si se han canjeado las horas de descenso por días libres en los últimos 4 meses.

¿Dónde puede encontrar ayuda para calcular las horas extras?

En la red puedes encontrar algún simulador de cálculo de horas extra, como el que te puedes descargar en la web de CC.OO.

En cualquier caso, antes que ponerte frente a una calculadora de horas extra, la mejor solución es pedir ayuda a una asesoría laboral experta en estas cuestiones. En nuestra web tienes un buscador donde puede ponerte en contacto con los mejores especialistas de España.